viernes, 3 de agosto de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (X)


El Rito de Llegada: la Custodia y la Antigua Persuasión 

Llegas a la colina, el campo o el bosque, y por eso esto se llama el Rito de Llegada, el Rito de Custodia. Viajas a tu lugar de trabajo... dejando atrás lo que te es familiar. Este rito es para comunicarse con el Genius Loci, el espíritu de un lugar. 

Cada uno de nosotros es en última instancia un Misterio, un poder inmortal enraizado e inseparable de Ella, la Fuente Oscura. Cada individuo deriva de Ella su sentido y la base del verdadero “yo”, incluso la voluntad de ser... y los lugares no son diferentes. Aquí está el Misterio dentro del cuerpo del Manto Verde: más allá de la Madre Tierra está la misteriosa Reina del Destino. Este es el “Misterio de lo verde”. 

Cada lugar es también un reflejo de Ella, una parte del tejido del Manto Verde. Cada lugar también está empapado de Su consciencia y vida. 

Por ello, la verdad del animismo ha funcionado desde un principio lejano, primero pronunciada por los labios del primer sabio, aquellos chamanes primigenios y videntes... todas las cosas están “vivas”, todos los lugares y las cosas tienen un “espíritu”. Esto lo podemos ver y experimentar. El secreto está en la realidad de la participación esencial de tu ser con la Naturaleza y con cada colina y vado. No puedes separar la consciencia humana, la mente y el ser de la cadena de fuerzas que dan lugar a aquello que es. 

Después de siglos de contacto con hombres, animales y la flora local, el espíritu del lugar crea un carácter, su propio ser se involucra con los seres humanos, se ve influenciado por las mentes, los sueños y eventos que lo saturan, al igual que las personalidades, sentimientos y pensamientos se ven afectados en un nivel profundo por el clima espiritual y los poderes que llenan los lugares donde ellos habitan. Este “poder del lugar” a menudo aparece en la mitología como una mujer (la Dama Blanca), o la Diosa protectora del clan o de la aldea que cohabita la Tierra en la que aparece, estas son manifestaciones del Misterio en la misma Tierra, del guardián de ese lugar. A veces, hay más de uno. Otras, el guardián es la presencia de una gran extensión de la Tierra. 


Algunas veces este guardián puede parecer masculino, pero esto es una cuestión de la propia intuición de la persona que ve. Un espíritu al que conocí y que a sí mismo se llamaba el “espíritu de esta tierra”, parecía abarcar casi todo un municipio y las Tierras que nuestro río drenó. Era poderoso, paciente e inquisitivo. En verdad, nunca he “hablado” con un espíritu más curioso con respecto a quién era yo y qué estaba haciendo. Vi cómo un roble muy viejo caía por completo y destruía dos postes de telefonía, una hora después de que le pidiera algún signo visible de su presencia, para convencerme de que no estaba soñando mi contacto con él, así que ten cuidado en tus tratos 

A los espíritus de la Tierra se les llama el Pueblo Oculto, los Extraños o Huldafolk1. Los poderes en la Tierra fueron los primeros dioses que los hombres adoraron, cuando los pueblos antiguos estaban más cerca de las potencias de la Naturaleza, y tenían respeto reverencial y verdadero por ellos. Vivían por sus bendiciones de maíz, salud y juego. El corazón y alma del antiguo arte trata de la relación sacramental del hombre con la Naturaleza, que es una realidad divina en sí misma. Los poderes blancos todavía existen en la Tierra, y existen sobre nosotros. Pueden ser peligrosos para los hombres, a veces aparentemente sin motivo; otras pueden causar daños al provocar accidentes en un lugar, o pesadillas, o ahuyentar a los intrusos con sentimientos de temor inexplicables. A los Extraños verdaderamente malvados o maliciosos se les llama a veces “Hombres Rojos”, son los gigantes del antiguo saber, los poderes caóticos que luchan contra el orden del mundo. La lección es clara: no todos los lugares quieren a las personas. 

Los Feeorin, o esa gente escondida que habita debajo de la Tierra (los poderes post mortem y prenatales de hombres y animales), pueden emerger en lugares naturales, y a menudo lo hacen, pero no se les debe confundir con espíritus puros de la Tierra. A veces, la superposición entre ellos es enorme, lo suficiente como para hacerlos parecer uno y lo mismo. En muchos sentidos, los Feeorin son una parte tan importante de la realidad interna de la Tierra que se los ve como espíritus de la Tierra. A veces, los Feeorin protegen incluso un lugar. Pero la actividad manifiesta de los Feeorin en lugares naturales, casi siempre está ligada a ciclos temporales; los espíritus de un lugar son los poderes no humanos que se manifiestan siempre allí. Al final, no hay reglas claras para las fuerzas espirituales en el cuerpo de la Naturaleza, los límites entre los poderes de la Tierra y los Feeorin son siempre vagos. 

El siguiente ritual está diseñado para ayudar a establecer contacto con los guardianes de los Lugares. Si están allí con una gran consciencia y no se les molesta, generalmente son omniscientes y casi todopoderosos en lo que respecta a sus áreas, y tienden a ser muy protectores. 

Si alguna vez has estado solo en el bosque en alguna parte, y sin ningún motivo experimentaste un sentimiento de temor que te hizo abandonar o querer marcharte, es posible que un guardián o los poderes locales te hayan “echado” del lugar. En nuestra práctica, no realizaremos rituales de ningún tipo en una zona sin ir primero a un gran Árbol (preferiblemente roble o espino: el árbol actúa como una interfaz entre el mundo de la Tierra de arriba y la dimensión invisible de abajo y de dentro de la Tierra) en dicha área, con un cuenco de madera con leche, ofreciendo la leche así como haciendo un fuego de vigilancia (descrito en este libro ritual). Diciendo al guardián(es): 

“A los Ocultos (o poderes ocultos) de esta Tierra, 
Que vigilan desde Abajo: 
A los Custodios de este lugar, 
Hacemos esta ofrenda, os honramos y damos buena fe, 
A vosotros hacemos un llamamiento para la unión 
En la adoración a las Antiguas Maneras 
Que hay en nuestra sangre. 
Sabéis de nosotros por nuestros juramentos 
Y por aquello que amamos, 
Buscamos aquí la Sabiduría” 

El Festín Rojo se puede utilizar, usando solo la leche, para este fin. Durante un rato, esperaremos y observaremos cualquier señal de aceptación o rechazo del guardián. Observaremos atentamente a los animales, ya que los animales locales, especialmente las aves, están a menudo vinculados con los guardianes y actúan como un producto de su poder. 

Escucharemos los vientos, cualquier ruido repentino o extraña visión. Ningún signo es una buena señal, en caso de que no veas nada. Pero tus posibilidades de no ver “nada” en una zona natural no son buenas, todos los lugares están llenos de movimiento y vida. Más que nada, debes sentir la presencia en el lugar. Si “sientes” el lugar, este te hablará mucho, pero no debes tener expectativas de una manera u otra en cuanto a lo que experimentarás. Ve abierto y libre. A veces, a la gente le gusta hacer un Compás y recorrer su círculo tomando el camino a la izquierda en un lugar para reunirse con los poderes que hay en el mismo, esa es una forma más compleja, pero igual de poderosa, si no más. 

Ten en cuenta que los guardianes no siempre son solo el espíritu del lugar natural: los poderes de las personas difuntas pueden convertirse en guardianes si lo eligen o se ven obligados a fusionarse con un lugar, como lo hacen los animales, que en el pasado a veces eran matados ritualmente o enterrados con dicho propósito. Esto es especialmente cierto para casas y pueblos. Otros espíritus y poderes pueden convertirse en guardianes por muchas razones. Te sugiero que estudies “Underworld Initiation” de Stewart para obtener una mejor comprensión sobre el concepto de Custodia. 

Una Nota sobre los Guardianes 

¿Por qué están “guardando” un lugar? “Custodiar” no significa que un espíritu o poder esté parado allí como un centinela. “Custodiar” indica un estado del ser en el que una entidad, ya sea viva o muerta, ya sea humano, animal o deidad, se “fusiona” con la realidad interna de ese lugar, convirtiéndose en intermediaria del mundo interior, asegurando que la transferencia apropiada del poder se mantiene en un sitio (la transferencia de poder de la vida a la muerte, de una forma a otra, de un mundo a otro) y que nada lo interrumpe de manera errónea o radical. 


También se aseguran de que la forma del lugar solo cambia de manera natural o de acuerdo con el respeto, y que el medio ambiente y aquellos que dependen del mismo permanecen también intactos. 

Finalmente, existe un deber de custodia que asegura que la desfiguración del lugar y el comportamiento irreverente no tengan lugar en su interior. Los guardianes o Custodios, como se les llama, pueden provocar “accidentes”, pueden causar incendios o saturar los lugares con sentimientos de temor; estas son sus herramientas de defensa habituales. Además, aquellos que interrumpen con malicia el poder unificado de una zona, pueden encontrarse atrapados en una secuencia de eventos que conduzca a su propia desgracia: una secuencia de poderes creada por ellos mismos que los impulse a fusionarse con las fuerzas perturbadas antes y después de su propia muerte corporal. Podrían verse transformados en un poder o espíritu, destinados a proteger un lugar hasta que el poder fluya armoniosamente de nuevo. 

La vida es una gran participación de causa y efecto, un tejido de muchos tipos de intercambio de poder, de innumerables cambios y eventos interrelacionados. Nunca olvides que la existencia antes, dentro y más allá de lo que llamamos “vida” es exactamente la misma, aunque expresada en diferentes niveles de consciencia. Las consecuencias, en el sentido más amplio, son algo que el sabio siempre debe considerar. Hubo momentos en el pasado remoto, en los que ciertas personas o familias fueron designadas como guardianes de lugares especiales o lugares sagrados. En la actualidad, aún podemos unirnos a esta tradición adoptando lugares y asegurándonos de que permanezcan sin contaminación y limpios, y tratándolos con reverencia. 

Con el tiempo y con la aceptación de los guardianes de dichos lugares, los mismos pueden convertirse en sitios poderosos para las prácticas de la antigua fe. Pero ten cuidado: esto no es una tarea a la que lanzarse a la ligera. Cuando te dedicas a un lugar, se supone que no es solo por un par de meses o incluso años. Intenta convertirlo en un compromiso de por vida, o incluso en un compromiso para después de la vida, porque los poderes con los que te involucres pueden requerirlo. En dicho momento, empezarás a entender la seriedad de la custodia. 

El Rito de Llegada 

Hacer solo una pequeña y molesta ofrenda y comprometerse a respetar el sitio de trabajo no es suficiente. Se requiere que los miembros del grupo de trabajo (particularmente el líder o las personas dotadas para experimentar conscientemente la realidad extrasensorial) dediquen tiempo a conocer a los guardianes o Custodios de su zona. Una vez, en la que tuve que vivir en una ciudad, empecé este proceso desde mi patio delantero, haciendo finalmente un fuerte contacto en un parque de la ciudad, por lo que vivir en una ciudad no es excusa para no intentarlo. El espíritu Custodio aquí tiene una ciudad sobre su “espalda”, pero eso no significa que no esté allí. Recuerda, las ciudades también son lugares naturales. 

¿Cómo hacer para “conocerlos”? Déjame advertirte: en muchos casos, no estamos en el suelo de nuestros ancestros. Sé respetuoso. Si te encuentras en los EE. UU., y eres de descendencia estadounidense no nativa, probablemente te encuentres en el suelo que tus ancestros tomaron por la fuerza o por otros métodos menos honorables. 

Los espíritus locales pueden rechazarte directamente, o si eres educado, pueden aceptarte. Puede llevar semanas o meses establecer una buena relación con ellos. Una cosa es cierta: tu efectividad en los rituales y ritos se reducirá si los guardianes locales o los espíritus de la Tierra se resisten. Así que ponte de su lado, si es posible. Si planeas trabajar cerca de antiguos lugares sagrados de nativos americanos, sé especialmente cuidadoso. Te sugeriría que no lo hicieras. 

El Rito de Llegada puede hacerse como quieras, siempre y cuando tengas los siguientes “ingredientes”: 

1.) Una libación de leche o cerveza, para verter en el suelo o en el lugar. 

2.) Un fuego de vigilancia. Esto puede ser un pequeño fuego, o incluso una vela. Pero, cuando lo enciendas, debes encenderlo con voluntad e intención... debes tener la intención de encenderlo, como una señal de que “estoy aquí, listo para hablar, que esta llama me ilumine, me haga visible, os guíe hacia mí, y nos mantenga calientes”. Encender un fuego con voluntad y templanza “alimenta a los Custodios y levanta a los Feeorin”. Este fuego-señal, cuando se enciende con intención, es la clave para comunicarse con los poderes de una Tierra. Cuando enciendas cualquier fuego ritual, tienes que hacerlo con la expectativa de poder, tienes que encenderlo reverentemente, sabiendo que al hacerlo ESTÁS creando un espacio y un faro al que los poderes pueden ser atraídos y lo serán. Debes sentir que estás creando y entrando en un lugar místico. Sin este conocimiento y aceptación, no puedes consagrar ningún fuego ni otra cosa. 

3.) Un vínculo emocional con el lugar y el guardián. Tienes que desear la comunión, desear aprender sobre el lugar, para obtener una visión del Otro Mundo en el mismo. Necesitas el deseo de ser aceptado en dicho lugar. Los poderes allí actúan como mediadores, y tienes que desear conocer la naturaleza interna del lugar, experimentarla y demostrarla, que es lo que el “ritual” en un lugar natural (particularmente en un lugar sagrado) realmente es. 

4.) Desnudez Simbólica. Debes aprender a estar simbólicamente “desnudo”, es decir, a tener la confianza, sencillez, apertura y disposición para ser receptivo y aprender, que un niño pequeño posee. Tu autoconfiado y educado yo adulto no puede hacerlo. Conviértete de nuevo en el niño “desnudo”, confrontando el Misterio del ancho mundo y escucha realmente. 

5.) Las Palabras de Poder. Estas palabras son “Aquí estoy, seres Ocultos que crecéis, atestiguad mi arte. Venid al fuego de vigilancia. Rezo para que me enseñéis”. Concluye tus invocaciones a los guardianes con esas palabras, preséntate por tu nombre y por el nombre de tu madre. Una vez más, puedes usar el camino hacia la izquierda para hacer el contacto; esta era la forma más antigua, y sigue siendo igual de apropiada. 

Nunca olvides que la clave de las experiencias auténticas y genuinas cuando uno se comunica con estos poderes, es tener una buena pasividad con respecto a lo que “verás”, no abrigar expectativas y mantener la claridad y la apertura a lo que haya. 

* * * 

En cuanto al Rito de Llegada, eso es todo. Aparte de eso, asegúrate únicamente de hacer este rito solo y de noche. Ve a ellos. Por lo general, no vendrán a ti, es decir, hasta que te conozcan. 

Y, un consejo más: todos los espíritus/guardianes de la Tierra en todo el mundo tienen una cosa en común, y ocurre que nosotros también la compartimos con ellos: tenemos la misma madre y la misma Reina. La verdadera Reina de abajo y adentro, la Velada - Ella es la Reina de los poderes de la Tierra, así como de los seres humanos. Si la amas, la sigues, la respetas, ellos lo sabrán y probablemente te respondan mejor. Además, los guardianes/espíritus de la Tierra responderán a Su nombre y al nombre de la Anciana del Destino, y reaccionarán ante tu uso de él. Ellos saben cuál es el poder real, ellos existen en él. Es difícil separar a los dos, al uno del otro. 

Ella es esencialmente “el ser supremo” para ellos, como lo es para todas las cosas. Uno puede ver fácilmente cuán estrechamente relacionados deben estar los “espíritus de la Tierra” y el concepto de “Madre Tierra”. Muchos poderes de la Tierra son manifestaciones directas de Ella, especialmente los que aparecen como mujeres oscuras y majestuosas, o mujeres vestidas de blanco o a caballo. 


1 Huldufólk (pueblo oculto en islandés y feroés, de huldu- “perteneciente al secreto” y fólk “gente o pueblo”) son wights (la manifestación de las energías de un lugar dado, de forma individualizada) en el folclore islandés y feroés (Nota del Traductor). 


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:






sábado, 28 de julio de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (IX)


El Trabajo de los “Dos Árboles” para Entrar 
en el Mundo de los Espíritus 
(la Puerta del Árbol de Espinas) 


Este rito llegó a mí a partir de dos fuentes: una era un caballero con el que trabajé en 1994, que me lo demostró en persona, en una experiencia que realmente me hizo entender cuán efectivo es este rito cuando se hace correctamente. 

La segunda fuente proviene de un ser espiritual no identificado que me guió a través de él en un sueño, solo hace poco tiempo, en respuesta a un cambio que ocurrió en mi propia vida. 

Este rito es para crear una “puerta” y, de hecho, entrar físicamente en el Otro Mundo. 

Muchos métodos para visitar o contactar con el Otro Mundo implican “viajes internos” a través de la meditación o la visualización; esta es la única técnica que he encontrado para viajar realmente de forma física, o moverme por el entorno del mundo físico y acabar en una condición del “Otro Mundo”. 

Debería ser justo y decir que este rito es para crear un estado interno ampliamente definido, un estado en el que físicamente caminas hacia una transición o “entrada”, y de ese modo te vuelves mental y espiritualmente abierto a la presencia y contacto con presencias o seres invisibles. 

A diferencia de las visualizaciones “internas”, este rito te mantiene en pie, despierto y moviéndote, corriendo o caminando todo el tiempo, y en una condición muy diferente a la que estás acostumbrado. El carácter de toda la “otra” realidad tiene la oportunidad de manifestarse. Es una experiencia conmovedora si se hace completamente a la letra. 

Hay un toque de peligro involucrado en este proceso, lo admito, aunque no es el tipo de peligro de “robo del alma” del que los ocultistas menos experimentados y más inmaduros se quejan a menudo. El peligro en este trabajo proviene de una especie de desorientación o confusión que puede ocurrir, y el miedo o los errores que esto puede causar. 

Este rito solo se puede realizar al aire libre, y requiere la presencia de dos árboles, en cercana proximidad el uno del otro. Tradicionalmente, deberían ser árboles de espinas. Pero la primera vez que vi hacer esta técnica fue con robles, siendo bastante poderosa. 

Necesitarás un buen lugar, tranquilo, aislado o libre de interrupciones; un bosque o un campo abandonado es lo mejor. Esta técnica también funciona dentro de las ciudades (como en grandes campus o parques vacíos con muchos setos y árboles), pero no tan bien como en las zonas rurales. Además, este rito tiene que hacerse por la noche, y los parques de las ciudades por la noche no son realmente seguros. 


Los dos árboles actuarán como tu puerta, pero solo después de haber realizado el rito. Usar dos árboles como punto de “entrada” es algo aparentemente muy antiguo en la tradición británica. Me he topado con mención a ello en lugares tan distantes como la poesía de Yeats, la mitología relevante y los escritos de los Matthews, que mencionan una forma visionaria de esta técnica como “muy antigua”. 

Necesitarás un cuenco y una copa, un poco de agua y un poco de pan, y dos velas que estén a cubierto, como colocadas en copas transparentes o candelabros, para protegerlas del viento. También necesitarás una pluma de ganso. Si eres una de esas personas que se han identificado con su Fetch-animal, y ese animal resulta ser un pájaro, una pluma del ave de tu Fetch puede usarse en lugar de la pluma de ganso. 

Este rito solo puede hacerse de noche. Si esa noche resulta ser una de las noches de las festividades ocultas, o una noche sagrada, o una noche de luna llena, tanto mejor. Si la noche es muy nublada o brumosa, eso sería incluso más fuerte. Si coincidieran las tres cosas, este rito operaría en un nivel de fuerza puramente mítico, para la persona de astucia que se aplicara a él con verdadera dedicación y deseo. 

Fallando todos los casos anteriores, podría usarse cualquier noche. Pero descubrirás que la efectividad de este rito aumenta y disminuye a veces. Lo que más importa es que encuentres un lugar con dos árboles, que estén lejos de donde te puedan interrumpir y que sea de noche. 

Empezarás sentándote frente a tus dos árboles y bendiciendo el agua y el pan (en la copa y el cuenco) y consumiéndolos en un rito parcialmente modificado del Festín Rojo. Este rito debe ser simple y poderoso. Enciende una de las velas y úsala en el Festín Rojo; no tienes que hacer el hechizo del camino o la bendición del agua, ni hacer los cuatro caminos de agua. Solo tienes que sentarte frente a los árboles, encender la vela, bendecir el pan y el agua (con las bendiciones que se dan a continuación) y comer y beber la mitad de ambos. 

Esta vela que usas, debe encenderse con la firme intención de abrir los caminos entre los dos mundos con su calor y luz, pero hay más que eso. 

La llama de la vela tiene que ser considerada como un tipo de faro, para actuar como una guía para aquellos que son invisibles y para aquellos que están viajando de forma invisible, pero tienes que mirar la llama como si fuera una especie de “punto de encuentro” en el que ambos mundos se reúnen, y el medio por el cual se penetran entre sí. De alguna manera, la minúscula llama también es una puerta, una presencia del Otro Mundo cuya propia existencia hace que los “lugares” se fusionen, superpongan e interrelacionen de alguna manera. 

En resumen, estás encendiendo esta llama con la intención de “atravesar” la puerta que hay en el aire o entre los árboles, hacia el Otro Mundo. 

Bendiciones del Festín Rojo de la Puerta de Espinas 

Usa las siguientes invocaciones para encender la vela y bendecir el agua y el pan. 

1. “Ven fuego, visible e invisible 
Fuente de llama y fuego, ilumina el mundo oscuro: 
Revela el camino de más allá. 
(Encender aquí:) Sé la luz que marca el camino”. 

2. “Reina Élfica bajo la tierra 
He aquí un recipiente de agua 
Que sea un agua que divida lo vivo de lo muerto 
Bendícela con tu mano y la beberé, 
Y llévame a esa Tierra lejana”. 

3. “Dadora de Luz, libertadora del hombre 
Que recorres los caminos al Este y al Oeste 
Que vas por debajo y te elevas por encima 
Que haces que la encrucijada se abra 
Contempla el antiguo pacto, 
El cuerpo como pan y el pan como cuerpo 
Bendícelos con tu mano”. 

Ahora debes tomar lo que queda del agua y verterla, lentamente, desde el árbol derecho al izquierdo, creando una línea fronteriza. Mientras la viertes, haz una breve invocación al Pueblo Pálido fusionado con la Tierra, o a los muertos, seguida de una invocación a la Reina Hel o la Reina de Elfhame. 

Estas invocaciones deben formularse lenta y claramente, con toda consciencia. Ellas “dan vida” a la puerta. 

Luego enciende la segunda vela a partir de la llama de la primera, colocando una de las velas cerca del extremo izquierdo de la línea de agua que hiciste, y la otra cerca del extremo derecho de la misma, iluminando así tu entrada. Luego toma la otra mitad del pan que no comiste, guárdala en tu bolsillo o llévala contigo. Ahora debes alejarte de la puerta iluminada que acabas de hacer, y caminar una larga distancia. Tienes que caminar, con la puerta detrás de ti, lo suficientemente lejos como para que no puedas verla más. El truco aquí es caminar en un gran círculo en sentido antihorario, que por supuesto terminará en la puerta. 

Cuando te encuentres acercándote a la puerta iluminada nuevamente, debes sostener la pluma en tu mano derecha y el pan en la izquierda. Tienes que pensar en el hecho de que cuando cruces esa puerta que acabas de hacer, sobre ese agua, te dirigirás literalmente, al Otro Mundo. 

Cuando te acerques a la puerta, antes de cruzar, arroja el pan delante de ti. Eso debe hacerse antes de cruzar. Entonces, sigue adelante. 

Ahora, a partir de este punto, no debes soltar la pluma. Has pasado al Otro Mundo. Desde el momento en que pasas por la puerta de los Dos Árboles, hasta el momento en que regreses a nuestro mundo, debes ser totalmente consciente de cualquier cosa que te suceda, con plena consciencia sensorial. Lo que veas, oigas o encuentres ya no será solo un suceso cotidiano, es un encuentro con el Otro Mundo. 

Si encuentras algo en el suelo, algo inusual, puedes llevártelo o no. Pero no importa lo que hagas, siempre debes darte cuenta de que fue algo que trajiste de otro mundo. 

Mientras deambulas por el mundo al otro lado de la puerta, deberías hacerlo en un gran patrón en sentido horario. De la misma manera que hiciste una gran caminata en sentido antihorario para llegar a la puerta, mientras deambules por el entorno al otro lado de la puerta, deberías hacerlo en un gran semicírculo en sentido horario, antes de alcanzar la puerta y salir . 

Puedes estar todo el tiempo que necesites, pero deberías regresar antes de que se apaguen las velas. A algunas personas no les gusta alejarse demasiado de la luz de las velas y prefieren mantenerlas a la vista, incluso si están a cierta distancia. Ellas son la luz que guía a casa. 

Estás en una condición mental y física especial cuando te encuentras al otro lado de la puerta; te has abierto al Otro Mundo, y has entrado simbólica y realmente (en el nivel mental y espiritual) en él. 

Los animales o incluso las personas que conoces pueden no ser lo que parecen. El hombre que me mostró este rito en el 94 lo usó como rito iniciático, así como medio de adivinación. Si una persona es afortunada, este rito se puede utilizar para encontrar animales-Fetch, pero solo si se hace en un área muy remota. Personalmente, no sugiero este rito para descubrir la identidad del animal-Fetch, sin embargo, sugiero que este rito se puede realizar junto con otros para encontrarlo. 

Todo lo que experimentas al “otro lado” de estas puertas es significativo. Si los seres del Otro Mundo quisieran manifestarse ante ti, podrían hacerlo más fácilmente, de muchas maneras, mientras estés en el “lado más alejado” de los árboles. Los ritos que se realizan en el “otro lado” son igualmente más poderosos, como descubrirás si haces la prueba. 

Si las velas que marcan la entrada estuvieran apagadas cuando regreses, esa no sería una buena señal. Lo que debes hacer en dicha situación es recoger el pan que arrojaste a través de la entrada, cuando la atravesaste, y llevarlo contigo al otro lado del umbral. Eso será suficiente. 

Si las velas todavía están encendidas cuando llegues para regresar a nuestro mundo, todo está bien. Simplemente deja el pan donde está en el lado del Otro Mundo, sigue caminando, recoge las velas y vete. El rito ha terminado. 

Si las velas están apagadas, y el pan tampoco está, esa es una MUY mala señal, simplemente debes salir del Otro Mundo a través de la puerta, volver y repetir el ritual la noche siguiente, y en vez de deambular por el Otro Mundo la próxima vez que lo hagas, solo haz un círculo rápido en sentido horario y vuelve a salir. Hasta que lo hayas hecho, se considera que estás “todavía allí”, siendo al menos un poco peligroso. 

Si alguna vez dejas caer la pluma mientras estás en el “Otro Mundo”, esa tampoco es una buena señal. Debes repetir el ritual la noche siguiente, de la misma manera que si hubieras regresado y encontrado las velas apagadas y que faltaba el pan. 

Ya que pasar a través de esta “puerta” te pone en contacto más cercano (algunos dirían directo) con la realidad del Otro Mundo, el uso más impactante de este rito que he visto fue necromántico: un querido amigo había muerto recientemente (solo una semana antes), y una persona que yo conocía hizo este rito, entró en la condición del Otro Mundo y se sentó allí, abriéndose en meditación al fallecido, para contactar con él. No pasó mucho tiempo antes de que experimentara la presencia de dicha persona difunta. Este rito es excelente para acercarte a ellos. 

Seré el primero en decir que en todos los años que he practicado el arte, pocas experiencias han sido tan extrañas como las que he tenido al usar este rito de noche, en algunos lugares muy solitarios. Este tipo de ritos son útiles para ponerse en el estado apropiado de contacto, a través de los extraños espacios que nos mantienen tan perceptualmente separados de la realidad extrasensorial. 

Creo que este rito puede usarse con gran efecto, en ciertos momentos, en lugares poderosos, como túmulos funerarios y similares: las historias de “puertas” que se abren en ciertas noches no son meras supersticiones folclóricas. Naturalmente, una persona necesita tener cuidado y protección cuando hace tales cosas. 

Notas: 

1. Si quieres puedes usar solo una vela para “marcar la puerta”, la que usaste en el Housle o Festín Rojo. Colócala justo en el centro de la puerta. Sugiero que uses dos. 

2. Si no deseas llevar la pluma todo el tiempo, puedes pegarla al extremo de un cordón que rodee tu cuello. De esa forma, incluso si se te cae, no caerá al suelo, simplemente colócala alrededor de tu cuello.

------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



domingo, 22 de julio de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (VIII)


El Santuario de Cuatro Lados y el Pozo de Ofrendas 

Este rito a Vindonus, el Rey Ciervo Blanco, está inspirado en ritos antiguos hechos en el Norte de Inglaterra. Este trabajo idealmente crearía un lugar de trabajo o santuario permanente, pero se puede hacer para crear uno que no lo sea, aunque si puedes, deberías hacerlo. Este trabajo está fuertemente ligado a la creación de un lugar sagrado del tipo “santuario de cuatro lados”. 
Traza un círculo de buen tamaño en la tierra desnuda, dejando una “abertura” en el borde Este del mismo, y cuando lo termines, marca un rectángulo dentro. El rectángulo debe tener sus dos lados largos orientados al Este y al Oeste. No uses implementos de metal para hacerlo. 
Clava una estaca blanca en medio del “lado Oeste” del rectángulo. Clava una estaca blanca en el suelo en el borde Este del círculo, en medio del espacio de entrada que dejaste. Clávalas lo más profundo que puedas, hasta que la parte superior quede casi a ras del suelo. Estas estacas deben ser de madera, y deben ser de roble, fresno o avellano. 
Coge piedras blancas y empieza a colocarlas a lo largo del borde del círculo, formando si puedes, un círculo perfecto revestido con piedras, con una entrada hacia el este. 
Dentro del borde Sur del círculo, y fuera del lado “corto” del rectángulo, cava un pozo de ofrendas de bastante profundidad. Lo primero que deberías dejar caer en este pozo es un palo sobre el que hayas tallado la imagen de un ciervo, tan tosca o finamente como puedas. Tenlo preparado, para colocarlo en el pozo cuando esté cavado. Personalmente hago esta talla después de haber hecho un Festín Rojo a Vindonus, el Señor Blanco en la Tierra, un día antes del comienzo de la construcción de este santuario. 
Dentro del rectángulo, a lo largo del lado occidental del mismo, escribe la palabra DEO en el suelo y dibuja una serpiente delante de ella. Cada vez que uses este santuario, debes volver a dibujar el rectángulo y la palabra “DEO” y la serpiente, o cualquier otra cosa que sea fácilmente barrida por el viento y el tiempo. 
Crea un sitio en el centro del rectángulo para una fogata o para una vela. 
Para consagrar este “santuario” construido para su primer uso o para cualquier otro uso, empieza caminando desde el Este, a través de la entrada y hacia el centro del rectángulo, y siempre mirando hacia el Oeste. Al usar este “santuario” como área ritual, deberías siempre mirar hacia el Oeste. Debería haber un cuenco de barro o madera allí en el centro del rectángulo esperándote.
Toca el agua ligeramente y di: 

“Aquí está el agua, bendecida por Vindonus,
un fértil río de vida, un medio para los fantasmas,
un agua que es un puente de paso para todo espíritu,
un agua que nutre a todos los seres vivos;
un agua que domina sobre todos,
gran poder, gran visión,
siendo desde las alturas hasta las profundidades,
el camino para los hechizos del que guarda las fronteras
y al mismo tiempo las cruza”.

Luego úngete con ella y llévala alrededor del círculo en sentido antihorario, vertiéndola sobre las piedras y haciendo los cuatro caminos hacia las direcciones cardinales. 

Regresa al centro y enciende el fuego, diciendo:

“Aquí está el fuego,
bendecido por las Madres,
dado por la doncella,
lámpara y luz para lo visible e invisible,
veloz espíritu y lengua de serpiente,
calor de vida del Sol y de la Tierra,
una estrella caída del cielo,
viviendo en el cuerpo, la calidez de Su bendita bondad,
una luz en cada hogar y en las profundidades de la Tierra.” 

Si tienes un cráneo o cuernos de ciervo, puedes ponerlos al Oeste del círculo, dentro del círculo pero fuera del rectángulo. Di “Pongo esto en nombre de Vindonus, el Ciervo Blanco, con mi mano izquierda lo coloco”. Si tienes un cráneo o cráneos de perro, puede colocarse al Norte, diciendo “Coloco esto (estos) en  nombre de Vindonus, líder de la caza, con mi mano izquierda lo coloco (los coloco)”. Estos son realmente los únicos otros objetos que debes usar alrededor de este círculo. 

Cuando todo esté hecho, di: 

“Gran Vindonus, mira este lugar Sagrado,
rodeado de agua, rodeado de piedras,
una llanura consagrada, un campo, un prado,
como los sagrados campos de montículos y templos,
todo lo interno en contacto con todo lo externo,
aquí hay un asentamiento sagrado de fuego,
un lugar de paso entre el espíritu y el hombre,
el círculo indestructible del Destino”.

Luego inclínate una vez hacia el Oeste. Después de eso, puedes trabajar. 
Este santuario puede usarse para cualquier trabajo, pero si es para un Festín Rojo debería usarse siempre la variante “asesina”. Deberían verterse los restos de todos los Festines Rojos que se hagan aquí en el pozo excavado en el Sur. Si haces peticiones con pergamino, debería quemarse y las cenizas echarse al pozo, después o durante la quema. 
Cualquier ofrenda traída a Vindonus aquí debería depositarse en ese pozo, y que NUNCA vuelva a ser tocada. Es útil tomar palos o piezas planas de madera, y tallar las solicitudes a Vindonus sobre ellos, con tu propio nombre, así como tu agradecimiento y promesa de hacer más Festines Rojos y ofrendas a él a cambio de que tus favores sean respondidos, siendo utilizados en los ritos de petición, arrojándolos también en el pozo, quemados o no. 
Una vez que hayas “establecido” el santuario, si deseas que sea un área permanente, puedes volver a él sin tener que hacer todos los demás movimientos rituales, solo entrar en él, asegurándote de que las palabras y las líneas en la tierra sigan siendo visibles (algunas personas simplemente hacen de tripas corazón y tallan la palabra DEO y la serpiente sobre una piedra y la ponen al Oeste del rectángulo, recubriendo también el rectángulo con piedras) y luego se ungen con un poco de agua y encienden un fuego, o descansan por un momento con la mano en la frente, como una invocación de fuego, continuando después con oraciones, invocaciones o lo que sea. Es muy flexible. Puedes combinarlo con los otros ritos y explicaciones dadas en este libro de rituales. 



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



martes, 17 de julio de 2018

International Online Congress of Witchcraft and Magic

Recientemente ha llegado a mí, de la mano de Ness Bosch, información sobre un interesantísimo simposio online de Magia y Brujería que se está gestando ahora, y quisiera recomendarlo desde aquí para que llegue al máximo de personas que puedan estar interesadas en el mismo. Por lo que se puede leer en la página de información, se podrá acceder a conferencias en audio, artículos, clases magistrales y un grimorio online repleto de trabajos de magia y brujería, así que seguramente no os lo querráis perder. Deseo a los organizadores el mayor éxito posible en este evento 



viernes, 13 de julio de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (VII)



El Hechizo de Inducción y la Iniciación
(Corriente de Iniciación I.) 

Esta iniciación es la clave para obtener el vínculo entre los Poderes y el brujo que desea acceder a los trabajos descritos en este libro en un nivel más profundo. 
Este es el “pacto” que debes tomar con los Antiguos Poderes, desde los Espíritus Maestros, hasta los Poderes de la Tierra, e incluso los guardianes espirituales de las plantas y los animales. No es difícil de realizar, pero es duradero y vinculante, y si hay algún indicio de falta de sinceridad en tu corazón cuando hagas este ritual, no funcionará. No hay “salida” de este juramento y pacto, y nunca debería tomarse a la ligera. 
Deberías hacerlo en uno de los antiguos días de las festividades sagradas u ocultas de las Antiguas Maneras, especialmente cerca de Hallows Eve o las Doce Noches de Yule. Pero la marea de Lammas también es un buen momento, puesto que subraya el sacrificio de una forma de vida y el nacimiento de una nueva. 
Debería hacerse por la noche o al atardecer, y su funcionamiento es simple: días antes, deberías haber estado haciendo varias devociones, trabajos de trance, comuniones internas, incluso la Caminata Levógira si puedes, para comunicar tus intenciones. Deberías entender las explicaciones dadas en toda esta obra; nada de lo escrito en cualquiera de las partes de este libro debe contener algún tipo de vaguedad para ti. Deberías haber realizado el “Rito de Llegada”, dado más adelante, si puedes. Realmente no debería haber un “si puedes” – el esfuerzo siempre se recompensa. Ábrete, simplemente ve, sé consciente, sé claro. El fuego del amor que arde en tu corazón por las Antiguas Maneras y la Tierra y los Antiguos Poderes, es lo que te lleva a este pacto. 
Empiezas dando una vuelta al Compás, tan bien hecha y tan perfectamente como puedas. Para la iniciación, deberías, si es posible, tener al menos un implemento en cada dirección. 
Luego invoca a la Madre Bruja y al Padre Brujo, y antes de hacer el juramento, te desnudarás y te pondrás ropa nueva. La ropa vieja debería ser ropa que hayas usado con frecuencia, que nunca volverás a ponerte y que debe quemarse más adelante. Después de haberte cambiado, pínchate en uno de los dedos de la mano izquierda, dejando caer varias gotas de sangre sobre la tierra desnuda. Esto es muy importante. 
Entonces dirás: 

“Anciana, Reina Velada, derramé mi sangre por ti. 
Un juramento sobre la Tierra,
Un juramento a la vida,
Un juramento a los Espíritus Maestros del mundo,
De fuego y entrelazamiento,
De bestias y bosques, pantanos, cielo,
Deseos y destinos humanos, 
Poderes del interior de la Tierra, 
Escuchad un juramento,
Sellado con sangre y con sangre llevado a la Tierra: 

En nombre de la Mujer Pálida debajo de la Colina, 
Juvenilmente muerta y siempre viva,
Estoy enlazado a vuestra Sabiduría y poder.

Gran roble, abedul, saúco, espino, acebo, fresno, 
Criaturas de crecimiento, de verde corteza y de raíz,
Espíritus que os protegen e impulsan vuestras vidas, 
Por pacto y juramento, estoy sellado a vosotros como amigo, 
Hermano (o hermana) y pupilo, guardián y receptor. 

Búho, sabueso, lobo y zorro, tejón y sapo y toro, 
Ganso y cuervo, serpiente y liebre,
Caballo, cerdo y ciervo, 
Animales de la Tierra y el aire,
Y de los lugares invisibles, 
Por pacto y juramento, estoy sellado a vosotros como amigo, 
Hermano (o hermana) y pupilo, guardián y receptor. 

Derramé mi sangre por vosotros, 
De mi mano izquierda la derramé, 
Me ato a la Tierra y a vuestros espíritus. 

Apoyadme, protegedme, 
Abrazadme en el camino brujeril,
El camino oculto a la Sabiduría. 
Que vuestro poder responda a mi voluntad, 
En el prado sagrado, en el Anillo del Arte, 
En mis días y noches, 
Así como mi poder responderá a vuestra voluntad 
Y confío en vosotros. 
Habladme en visión, 
No me abandonéis a la tumba, 
Ni me entreguéis por completo a un Duro Destino,  
Ni a aquellos a quienes mi amor protege. 

Concededme el nacimiento a la Maestría,
Nacer a los Inmortales, 
Y siempre vuestros caminos y voluntad guardaré y honraré. 
Me llamo______, el que encanta e invoca
A los poderes y a la Sabiduría”. 

Luego debes hacer inmediatamente el Festín Rojo. Después de eso, recorre el Compás una vez en sentido horario, y salta hacia afuera al este. Con esto renacerás a tu vida como brujo.

Análisis:

Hay algunas partes de este Hechizo de Inducción, que deben examinarse para entender las implicaciones de este juramento.
Empiezas invocando a los Espíritus Maestros de todas las cosas y al pueblo que está dentro de la Tierra, y les pides que “oid un juramento, sellado con sangre y con sangre llevado a la Tierra”, la sangre que derramaste está literalmente llevando tu  fuerza de vida y tu esencia espiritual a la Tierra, donde te unes físicamente con estos poderes, y la esencia de tu juramento va con ella. Ahora compartes sangre con estos poderes, no solo unidad espiritual. Te conviertes en un familiar sanguíneo de su “casa” del Otro Mundo. Por eso este juramento es tan serio e irrompible. 
En nombre de la Anciana del Destino, la “Mujer Pálida debajo de la colina”, invocas a todos los poderes de las cosas verdes que crecen y a los animales, y para ambos, dices esto: 

“Por pacto y juramento, estoy sellado a vosotros como amigo, 
Hermano (o hermana) y pupilo, guardián y receptor.”

Este es un fuerte contrato, ya que les estás diciendo a los poderes espirituales de todos los árboles y plantas, y todos los animales, que serás su amigo, su hermano o hermana, su pupilo (dispuesto a aprender de ellos) pero lo más importante, su “Guardián” y “receptor”. 
Ser un guardián de las plantas y los animales significa que no te mantendrás al margen mientras los animales, las plantas o los árboles son destruidos sin motivo o innecesariamente. No puedes esperar que sus poderes te respondan o que te den poder, si te haces llamar su amigo y guardián, pero no prestas atención a lo que les sucede en el mundo que te rodea. Significa hacer lo que sea posible: si ves niños pequeños arrancando plantas o flores innecesariamente, pídeles amablemente que no lo hagan y aliéntalos a admirar estas cosas y dejar que estas cosas bellas hagan lo que la Naturaleza ha querido que hagan. Si ves personas atormentando a un animal, pregúntales por qué y haz lo que puedas para detenerles. Informa a las autoridades si están siendo crueles con los animales. 
Ofrece la menor cantidad de dinero posible a las industrias que son crueles con los animales, y si puedes, deja de apoyar las granjas industriales. Haz donaciones a grupos ecologistas que tratan de salvar bosques o preservar los hábitats de los animales. Trata de encontrar hogares para animales sin hogar, y no lleves animales a  refugios “asesinos” donde los matan si no son adoptados dentro de una semana o dos: busca refugios humanos. 
Pero aparte del título “guardián”, también te has adjudicado el título de “receptor”, esto significa que estás en un contrato de dos vías: mientras das tu esfuerzo, estos animales también te darán y lo recibirás. “Lo que recibes” cubre todo, desde su carne como alimento cuando lo necesites, hasta su disfrute, guía y compañía. Este es un contrato de dos vías. Recibirás la carne y los cuerpos de plantas y animales para mantenerte; los espíritus te guiarán y protegerán; es un contrato completo 
Con tu sangre y tus palabras, te estás uniendo por juramento y pacto, sangre y Destino, a la Tierra y a todos los seres que hay en su interior, o sobre ella. Esto es importante, porque esta es la forma del poder: las criaturas vivientes y las plantas hacen de intermediarios del poder para nosotros todos los días, y con una consciencia más profunda, se abrirán a ti. 
Tu juramento también es para los “Poderes del interior de la Tierra”, refiriéndose tanto a la corriente ancestral de tus propios parientes fallecidos, como a los muertos en general, pero también a los espíritus de la Tierra, los poderes de los lugares naturales. Este es un “juramento feérico”, en el sentido más amplio de la palabra, un juramento que te impone tabúes. No contaminarás o llenarás conscientemente el mundo natural con algo que sabes que lo va a saquear, que destruirá la Tierra o la degradará; no destruirás ni moverás ni ayudarás a otros a destruir o mover menhires, restos de túmulos de la Edad de Piedra, u otros monumentos antiguos que son puertas de entrada a la Tierra, a lo invisible. 
No mancillarás ni destruirás ni desfigurarás los túmulos funerarios; no despojarás sepulcros, excepto para tomar un poco de tierra para cosas necesarias. Si tomas de la Tierra, o de cualquier lugar sagrado, tomarás solo pequeñas cantidades y dejarás algo de ti mismo: sangre, pelo, uñas, ofrendas de cerveza clara u oscura, o algo valioso para ti. No querrás destruir áreas naturales, en forma o función, ni alentar a otros a hacerlo, salvo para salvar una vida. Recuerda estas cosas, recuerda tu juramento a los poderes de las criaturas verdes que crecen y a los animales, porque romperlo puede significar el final de cualquier poder que hayas recibido “en respuesta” a tu contrato. 
Continuando, te diriges a los Poderes con los que estás haciendo este juramento: espíritus animales y plantas, aunque principalmente a la Gran Reina y al Anciano o el Rey Blanco, diciendo: 

“Apoyadme, protegedme, 
Abrazadme en el camino brujeril,
El camino oculto a la Sabiduría. 
Que vuestro poder responda a mi voluntad, 
En el prado sagrado, en el Anillo del Arte, 
En mis días y noches, 
Así como mi poder responderá a vuestra voluntad 
Y confío en vosotros.”

Aquí es donde entras en la parte vinculante del contrato, a cambio de su apoyo, protección y refugio en el camino brujeril de la Sabiduría, y a cambio de SU poder respondiendo a TU voluntad, durante las peticiones donde sea que estés, en el Compás o en cualquier lugar en tus “días y noches”, juras que TU poder responderá a SUS voluntades y confiarás en ellos. 
Esto es muy importante, porque es el equilibrio. Llegará un día, tal vez muchos días, cuando sus voluntades ordenen, y tu poder, tu poder esencial y tu vida como persona, tendrán que obedecer. Incluso tu muerte puede ser voluntad de ellos. Acuerdas de antemano que unirás voluntariamente tu poder a sus voluntades, cualquiera que sea. 
Además les pides que:

“Habladme en visión, 
No me abandonéis a la tumba, 
Ni me entreguéis por completo a un Duro Destino,  
Ni a aquellos a quienes mi amor protege.”

Esto es importante, porque sueños sobre ellos y sueños que vienen de ellos, empezarán generalmente en las noches siguientes a un rito de iniciación exitoso y “aceptado”. Pero vas más allá, considerando que la Sabiduría y la Verdad son la única “salvación” que vale la pena buscar, pides a tus nuevos patrones que nunca te abandonen a la tumba, lo que significa que confías que gracias a ellos, verás que has encontrado la Sabiduría que necesitas antes de ir debajo de la tierra, con la muerte. Si por alguna razón tuvieran que exigir tu muerte, confías en que no te abandonarán al “Duro Destino”, lo que significa que no te entregarán completamente a los poderes de la muerte y la disolución. Si mantienes tu parte del pacto, los poderes se encargarán de ti, en vida o en la muerte. 
Y al final de todo eso, pides que esta misma protección se extienda a “aquellos a quienes mi amor protege”: aquellos a quienes amas también se convierten en protegidos. Este es un gran regalo, y una razón más para que mantengas tu parte del pacto, sin reservas. En términos generales, lo que “defenderás” es una vida de protección hacia la Tierra con la que te has vuelto uno, y a las criaturas que habitan en ella y dentro de ella, defendiendo los valores expresados en la Tradición Oculta: la creencia en la sacralidad de la vida y la importancia central de la Verdad, principal entre ellos. 
Este conmovedor juramento, termina con el iniciado jurándose una vez más a sí mismo y a ellos, y tomando un nuevo nombre a ser usado en el camino brujeril, el nombre por el que los espíritus y los seres de lo invisible lo conocerán. 


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (II)


El Elemento Perdido

Todos los actos del arte tradicional son geománticos, es decir, basados en la Tierra. La Tierra es el misterioso elemento “perdido” que actúa como fuente de poder primario y fuerza en las operaciones y transformaciones del Antiguo Arte. Esto se debe a que la Tierra misma es la Gran Reina, la Dama, la presencia y manifestación de una suprema realidad divina, y un ser de poder y Sabiduría intemporales.

Las fuerzas emergen desde el interior de la Tierra, las fuerzas fluyen a través de ella. Es parte de nosotros y nosotros somos parte de ella, inseparables. La Tierra es el verdadero poder que el hombre posee, ya que posee su propia mano izquierda o corazón latente. Pero la Tierra es el estanque de su poder, la Tierra y sus espacios interiores son la manifestación física de lo que se ha llamado la mente “subconsciente” o el “inconsciente colectivo”. La Tierra y su oscuro interior es el gran pozo de la memoria, el poder y las fuerzas que son una parte de todo el mundo. Tu propia mente más profunda es una y la misma con la Tierra, y la Tierra está viva. Está llena de fuerzas vivas. Muchos se han preguntado dónde podrían encontrar sus recuerdos, pensamientos, sueños y la mente más profunda, y la respuesta siempre ha sido “justo debajo de tus pies”.


Cuando camines sobre la Tierra, debes atravesar la “puerta delantera”, la cual es un cambio en la consciencia de tu relación con la Tierra, tienes que dejar de verte a ti mismo en términos de estar separado de la Tierra, y en cambio ver la Tierra como depositaria de tu poder, tus sueños, tus recuerdos, tus pensamientos y tu vida. Es también el espacio que habitan los muertos, que se suma a los constantes murmullos y susurros que corren por el suelo, los espacios oscuros de más allá que serpentean por tu cabeza cuando estás medio dormido medio despierto en el crepúsculo.

Tú y la Tierra sois uno. Para realizar con éxito cualquier rito del arte tradicional, desde el Housle o Comida Roja, hasta las operaciones más elevadas de poder y Sabiduría, como llamar a los ancestros o los durmientes en la oscuridad, o simplemente convocar conscientemente al poder de los Antiguos, debes experimentar la Tierra de esta manera, debes aceptar la verdad de tu condición con ella, y dentro de ella.

Pero la geomancia es el término clave aquí. La geomancia (no la técnica de adivinación, sino un término más amplio que significa “arte basado en la tierra”) es el corazón y el alma de las Antiguas Maneras, ya que todos los poderes emergen de la Tierra.

Las fuerzas de la Tierra emergen en todas las formas imaginables. Las corrientes de fuerza en la Tierra emergen en el Paisaje y en los caminos invisibles que se entrecruzan en el Paisaje. Aprender a interactuar con las alineaciones y los poderosos flujos de poder y manifestación en el suelo, y sus reflejos en los cielos, así como las realidades invisibles dentro de las que se encapsulan, es la clave.


Suena complejo, pero no lo es, es un simple cambio para sentirte inseparable de la Tierra, de la Naturaleza, y dejar ir de forma pasiva, permitiendo que la sensación de paz y “plenitud” te llene. Lo único que se interpone en tu camino para hacer esto es tu propio sentido, profundamente arraigado, de que estás separado, renuncia a él, déjalo ir. Ríndete a una forma mayor de ser.

Ahora debemos hablar de los caminos. Los caminos son las Vías Rectas, los Caminos Fantasmas, las Líneas de la Lechuza. Son los flujos de la fuerza espectral que se manifiestan en formas naturales y, en ocasiones, artificiales, el límite entre estas dos puede ser fino. Aunque los llamemos “Vías Rectas”, debes entender algo muy importante: el poder de la tierra no “se desarrolla” en largos patrones de líneas entrecruzadas. Crece en patrones orgánicos, circulares, ondulados, en todas partes. Se concentra en ciertos lugares.

Las “líneas” entre ellos son en realidad símbolos o conceptos creados por los seres humanos que unen dos o más “afloramientos” de fuerza juntas, y en virtud del hecho de que estas “líneas” conectan, usando la distancia más corta posible, dos o más lugares de poder, las líneas mismas son “indicadores” útiles para que el yo interno y la mente profunda se “alineen” en los lugares de poder. Como las polillas (en sí mismas antiguos símbolos del alma) que se sienten atraídas por las luces y las llamas, una corriente mental se traslada de un lugar de poder a otro, como si fueran antorchas en la noche guiando la mente de un lugar a otro. Algunos lugares de poder conducen directamente al Inframundo, por lo que las almas de los difuntos humanos y animales finalmente se sienten atraídas por ellos, y encuentran acceso hacia abajo a la fuente de las fuentes. El viaje del alma siempre sigue la ruta más corta posible, una línea, entre los lugares de poder y así lo hacen las “líneas” entre los llamados “Caminos Fantasmas”.

Donde estas “líneas” se encuentran o confluyen también son siempre lugares especiales, porque estos puntos de unión tienen “grandes poderes” dispuestos a su alrededor, que pueden ser aprovechados por una persona que se oriente “entre medias”. Lo que empieza a suceder, de forma natural, en estas “líneas”, es que la fuerza del mundo interior empieza a tomar forma allí, influye en todo, desde el crecimiento de ciertos árboles hasta en la decisión por parte de los seres humanos, tanto en la antigüedad como ahora, de construir edificios, caminos, campamentos, iglesias, templos, menhires, túmulos funerarios y otras cosas similares. Estas así llamadas líneas “ley” se pueden encontrar a menudo mirando en mapas topográficos y buscando signos reveladores como estos, todos alineados. 


Los Caminos Fantasmas pueden estar indicados por varias características naturales, o la fuerza en la Tierra misma puede concentrarse y alinearse mediante el uso del agua y la mente consciente de un brujo u operador; este es un Misterio geomántico que debemos analizar ahora. Los espíritus recorren los caminos de agua. Los vivos pueden usar el agua para crear líneas de incidencia espiritual. Por supuesto, hay otros significados para “caminos de agua”, estos pueden referirse a los paisajes acuáticos naturales en el medio ambiente. 

El Housle, así como cualquier otra operación efectiva, utilizará el poder de la Tierra, a veces en la forma de los caminos. Donde estos caminos y su poder son fuertes, los Antiguos son, o pueden ser llamados con facilidad. Nunca olvides esto. El siguiente fenómeno y las características de la Tierra o de las creaciones artificiales deben considerarse y tenerse en cuenta cada vez que realices un trabajo del arte tradicional. 

I. Los Caminos Cruzados

Esto se refiere al cruce de dos caminos físicos en algún lugar solitario. Las encrucijadas eran lugares tradicionales para la realización de la Brujería, así como sagradas desde tiempos inmemoriales para varios espíritus y divinidades que eran patrones del arte y los poderes del Inframundo. Pocas personas se dan cuenta de ello, pero las “encrucijadas” del saber clásico no se referían a una cruz de “cuatro direcciones” donde se cruzan dos caminos, sino a una unión de “tres vías” donde se bifurca un solo camino. 


Cualquier lugar donde se cruzan dos caminos físicos, o donde un camino se bifurca, es un lugar con carga espiritual, pero el tipo de encrucijada que se busca para las tareas del arte son caminos más solitarios, más rurales, donde el tráfico en la noche es inexistente. 

Irónicamente, la realización de ritos en las encrucijadas no es el principal problema. El lugar donde se cruzan los caminos es a menudo, pero no siempre, un lugar de poder similar a las colinas, árboles o piedras o los otros lugares que trataremos. El conocimiento de dónde se cruzan los caminos (ya que tienen una extraña forma de cruce en o cerca de los Caminos Fantasmas) es necesario para saber dónde se pueden encontrar los Caminos Fantasmas dentro de una región determinada, en los que puedes planear embarcarte en el arte. Mira los mapas o presta atención a las encrucijadas rurales, particularmente a los caminos antiguos o apartados. 

II. Los Árboles 

Los árboles, especialmente los árboles más grandes y viejos con grandes sistemas de raíces, son interfaces de poder entre este mundo y el mundo que se encuentra debajo. Las “líneas” naturales o alineaciones de árboles a menudo indican un Camino Hollado o Camino Fantasma, pero un árbol en pie solitario de gran poder o espíritu es a menudo un signo de la presencia de una vía, o un “afloramiento”. Los hongos como las setas que forman círculos de forma natural, especialmente a menudo y en la misma región, tienen una fuerza similar. Pueden indicar la presencia de conjunciones de caminos invisibles, o simplemente la disposición de un Camino Fantasma. También se deben tener en cuenta las arboledas, así como los bosques. Los bosques enteros solían ser sagrados, los “Árboles Campana” todavía puede que existan. 


III. Las Piedras Antiguas 

Como los árboles, los menhires, sean piedras solitarias (Piedras del Dios o piedras de señalización) o disposiciones circulares de piedras, a menudo tienen la función de mostrar un camino, y todas las piedras solitarias, especialmente las Piedras del Dios, son puntos de interfaz con la realidad interna de la Tierra, el Inframundo o el Otro Mundo. Los arreglos circulares o de otro tipo de piedras, generalmente muestran otras complejidades. Todos deben tenerse en cuenta localmente, al igual que los árboles o encrucijadas, o cualquiera de las otras características mencionadas aquí. 


IV. Las Colinas 

Las elevaciones en la Tierra, especialmente las colinas o cadenas de colinas, son indicativas de puntos de interacción entre la realidad multifacética de la Tierra y otras fuerzas. Las colinas solitarias son principalmente representativas de los túmulos funerarios y de los pasadizos al interior de la tierra. Son sus propios puntos especiales de interacción. Los túmulos funerarios reales, construidos hace mucho tiempo (o incluso recientemente) son lo mismo, cualquier lugar en el que los huesos o restos humanos, o los restos de criaturas muertas, hayan sido enterrados, se vuelven “más tenues”, se convierten en un punto de interacción entre dos realidades. 


V. Las Campanas y las Tumbas 

Las iglesias, especialmente las antiguas y las tumbas, son poderosas ubicaciones geománticas por muchas razones. En el Viejo Mundo, las iglesias a menudo se colocaban en sitios sagrados paganos; los cementerios de todo el mundo son puntos de interacción entre los vivos y los muertos y estas dos realidades, por una variedad de razones. La razón principal para que los cementerios sean tan potentes es que contienen los restos de los muertos, siendo lugares donde parte de la esencia de los muertos se ha fusionado con el suelo. Se convierten en puntos de “interacción”. 


VI. Las Aguas

Los estanques naturales, lagos, ríos, pozos y arroyos pueden actuar como puntos de interacción con el Otro Mundo, y pueden darse en paralelo o sobre los Caminos Fantasmas. Los estanques, pozos y lagos en su mayoría actúan como entradas a la realidad más profunda debajo de la Tierra; los ríos y arroyos también lo hacen, pero principalmente en sus fuentes. Algunas de las entradas más antiguas y poderosas al Inframundo son antiguos lagos y pozos. 


VII. La Luz Fantasma o Luz Amable

Esta es la clave de la geomancia, la luz amable. Este es el fuego de vigilancia o fuego principal que construye el operador para potenciar e iluminar los Caminos Fantasmas. Cuando se deben potenciar o aprovechar los Caminos Fantasmas por sus flujos de fuerza, es el fuego de vigilancia lo que hace que los espíritus de la Tierra respondan. El fuego y su luz son inútiles sin la mente del místico o persona de astucia que permanece en pie, vertical respecto al suelo, creando la llama y haciendo las invocaciones. Son la mente y el cuerpo erguido del ser humano los que producen la verdadera “fuerza vertical” que invoca al poder. 

¡El fuego debe crearse en armonía con los Caminos Fantasmas de la región! Todo tiene que “alinearse”, esto quiere decir que la ubicación del fuego no la eliges al azar, sino que está determinada por las fuerzas naturalmente expresadas del campo circundante. La Tierra misma muestra los puntos de interacción, debemos simpatizar con ella, y podemos aprovechar su poder. 


Normalmente debes hacer un boceto de un mapa del campo circundante y sus características, y tratar de ver lo que las diversas características físicas están tratando de decir, ¿qué patrones ves? Imagina las líneas de los Caminos Fantasmas que corren de aquí para allá entre dichos varios sitios, ¿se cruzan las líneas en lugares donde no hay nada? Este puede que sea el lugar donde debe estar el fuego de vigilancia. Si se va a hacer el Housle, es allí donde se encenderá la llama o el fuego del mismo. Si se debe hacer un Compás, es allí donde debería hacerse. La fuerza está ahí, los Antiguos responderán. Tienes que hacer tu mejor esfuerzo para simpatizar con los lugares naturales y poderosos de la Tierra, si es posible. 

Mira las características del paisaje, mira las encrucijadas, mira las antiguas ubicaciones de iglesias y tumbas. ¿Hay un gran grupo de árboles alineados con una colina o una serie de colinas, y hay un lugar donde dos caminos se crucen más allá de todo ello, pero aún en una línea relativamente recta? Márcalo. Mira alrededor. Puedes empezar a ver símbolos extraños y alineamientos que se forman en cualquier Tierra. 


No puedes dejar de lado el elemento de la Tierra en ninguna operación. Comenté sobre la elaboración de los Caminos Fantasmas usando agua. Es posible crear sitios haciendo esto, pero lleva su tiempo hacerlo. 

Para empezar, debes trabajar en sábado, al anochecer o al amanecer, o en el momento más oscuro de la noche. Debes tomar agua de un río o manantial, o de alguna otra fuente natural y llenarla con fuerza usando las invocaciones del agua dadas más adelante. 

En el momento de tu trabajo, haz “caminos de goteo” o vierte el agua a lo largo del suelo entre los fenómenos naturales (árboles, colinas, etc.) que deseas “alinear” geománticamente. Si creas más de un “camino de goteo” o “camino de agua”, entonces deberías hacerlo para vincular los diversos sitios que dan inicio a los caminos y que están contenidos en ellos, debiendo los caminos de agua cruzarse, de modo que donde se crucen, puedas crear fuegos de vigilancia y Compases. 

Deberías usar el agua, una gran luna es un activo importante, aunque no es estrictamente necesario. Siempre sería mejor hacer este rito en la fase creciente o llena de la luna. También ayuda (un poco) trabajar este rito cerca del momento de una antigua festividad, en la que tradicionalmente los invisibles recorrían los Caminos Fantasmas, pero debes llevar algún tipo de protección para hacerlo, lo normal es vestir una camisa, abrigo o manto del revés mientras trabajas. La mejor protección, sin embargo, es estar en términos amistosos con los poderes en tu Tierra local, y con los poderes del Inframundo, algo que requiere tiempo, dedicación y “trabajo interior” con regularidad para lograrlo. Generalmente, el mejor curso de acción será derramar sangre de tu propia mano izquierda y hacer pactos de servicio a los poderes de tu Tierra, y al gran Rey y Reina del interior de la Tierra. 


Cuando hayas hecho los caminos de agua, dirígete a la ubicación donde planeabas tener tu fuego de vigilancia, por lo general, cerca de un gran árbol o piedra o en una colina; y si hiciste o encontraste una serie de caminos, entonces intenta hacerlo donde se encuentren, y de forma general cerca de un punto de interacción, y enciende el fuego de vigilancia. Esta es la oración que se recita sobre él para darle fuerza (y a los nuevos caminos). 

Primero, di la invocación de los fuegos, dada más adelante en esta sección. Luego di: 

“Condúceme, luz amable 
Mantente Recta en el camino: 
La Dama va como una liebre blanco pálido 
La Dama va como una cierva blanco pálido; 
¡La sabiduría camina por la Senda! 
Sé tú la llama que Le da luz en Su camino. 

Un Cazador Blanco hace sonar un cuerno, 
Con Carracas toda la noche; 
Él se mueve entre las colinas 
Robin de Rojo todo el día. 
¡El fuego llena la Senda! 
Sé tú la llama que Le da luz en Su camino ". 

Después de que la llama arda, se debe hacer un rito propiciatorio (1) para los guardianes de la Tierra o los poderes internos de esa área en la forma de una comida sagrada. El sutil arte de tratar con éxito con los poderes, custodios y guardianes de la Tierra, se trata extensamente en el ensayo titulado “Protección y Mengua: El Rito de Llegada”. A algunas personas les gusta quemar huesos dentro del fuego, el “fuego de huesos” no es algo inaudito y se piensa que es una ofrenda al Poder Superior. 


Este rito no necesita realizarse cada vez que haces un trabajo. Si los Caminos Fantasmas con los que te has conectado son naturales, es decir, no creados por los goteos de agua, rara vez es necesario repetirlos. Si creaste las alineaciones, deberías repetir este rito estacionalmente. Pero de lo contrario, puedes trabajar en el área, realizando cualquier operación del arte tradicional con una mayor fuerza. En cualquier caso, independientemente de lo que hagas, la Tierra es el elemento perdido en la mayoría de las operaciones, y el elemento más necesario en cualquier trabajo. No te olvides de esto. 


(1) Un rito propiciatorio es un ritual que tiene la virtud de hacer que una deidad o espíritu sea propicio o favorable para el que lo realiza (Nota del Traductor).
------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace: