viernes, 22 de julio de 2016

El Hechizo de los Travesaños de Roble



























Por Robin Artisson
(Traducido por Manon de The Horn of Evenwood)

Este trabajo ilustra una vez más el uso de la fuerza Jupiterina, de nuevo en su rol como protectora de las fuerzas hostiles. Este es un trabajo protector para el hogar, que implica la creación de cruces con travesaños de roble que serán colgadas encima de las puertas interiores de la casa. Funciona mejor después de que hayas fumigado la casa con un incienso de exorcismo, que expulsará los poderes o presencias malvadas que puedan ya residir en el hogar.

En una noche de jueves durante la luna creciente o llena, ayuna y lávate, después retírate al lugar donde tu hechicería será realizada. Forma el Anillo Brujeril de la manera usual. Sobre la Mesa del Arte, ten tu Triángulo de Manifestación, con tantas ramitas de roble como necesites para hacer tantas cruces de brazos iguales como te hagan falta, suficiente hilo rojo, cuerda o hilo para atar, un pequeño cuenco con un filtro Jupiterino o “agua rápida”, que deberías haber creado la noche anterior, hirviendo hojas frescas y trituradas de roble, bellotas machacadas y al menos alguna otra hierba Jupiterina, junto con una sola hierba Marcial. Esa operación, para hacer el agua rápida, debería hacerse como cualquier otra operación detallada en esta obra, conforme a los pilares de la hechicería y los trabajos del Arte. Mientras se crea el filtro, los cantos que enfoquen la fuerza Jupiterina, todos en el nombre del gran Padre protector, deberían ser especialmente fuertes. También deberías haber preparado un buen incienso de exorcismo, preferible y principalmente de hojas de Mandrágora y virutas y recortes de ajo fresco. Lo usarás para fumigar el hogar antes de que cuelgues la cruces de roble.

Una vez lo tengas todo preparado y estés en el Anillo Brujeril, trae a tu mente la Consciencia del Poder que Une, e invoca con fuerza al Maestro y a tus espíritus Familiares. Purifica todos los utensilios que usarás para este trabajo con tu agua, sal y fuego cargados. Deja el incienso de exorcismo para el momento en el que realmente coloques los travesaños, aunque si deseas que arda un incienso Jupiterino durante la operación, estaría bien de igual forma, habiéndolo creado antes de la misma manera.


Coloca las ramitas de roble en el Triángulo de Manifestación, poniendo unas sobre otras como si fueran cruces de brazos iguales. Pon tu mano sobre ellas y siente la fuerza protectora del gran poder del roble. Diles:

“Cruces de travesaños de roble, os pido vuestro poder protector.
Sed formadas en el signo de protección y prohibición,
Y no cedáis ante ningún poder maligno.
Donde estéis colgadas, que el lugar esté sellado y seguro,
Y no permitáis que ninguna cosa maligna pase
Por encima o por debajo,
Ni a través de ninguna pared o ventana cercana a vosotras.”

Sumerge las cuerdas o hilos rojos en el agua rápida, ponlos en el Triángulo por debajo o encima de los travesaños y canta sobre ellos:

“Hilos rojos, haceos fuertes por el gran poder del roble,
Haceos enérgicos por el relámpago y el fuego de la justicia,
Atad estos travesaños, y convertíos
En un amuleto de protección.”

Ata los travesaños, bien apretados. Mientras lo haces canta:

“Travesaños de seguridad y la más fuerte gracia,
Sois poderosos como el roble:
Mantendréis cerrados los caminos
Que llevan a cualquier hogar al que toquéis,
A todos los espíritus o poderes malignos
Que intenten entrar.”

Aprieta el nudo o lazo final con el hijo rojo tensado usando palabras tales como:

“¡Sellado y fuerte, en el nombre del Maestro!”

Recuerda que siempre ayuda transferir las palabras:

“¡No soy yo quien hace esta carga, sino el Maestro!”

Cuando hayas terminado de atarlos, tantos como hayas hecho, serán colgados sobre todas las puertas interiores o exteriores de la morada que estás intentando proteger. Es importante que el hogar o morada sea exorcizado desde dentro antes de que sean colgados.

viernes, 8 de julio de 2016

El Sendero de la Astucia

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


La Tierra, la Serpiente y el Devenir

El Arte de la bruja y el Pellar córnicos es magia práctica para 'conseguir que se hagan cosas', o lo que otros han llamado brujería 'operativa' o de 'resultados'. Sus practicantes, algunos especialistas en ciertas áreas, otros 'todo terreno', aprenden las artes prácticas de los encantamientos físicos y la creación de substancias para servir a una variedad de necesidades, los ritos mágicos para exorcizar espíritus malignos, curación, levantamiento de maldiciones, etc. Dichos caminos los aprenderán aquellos llamados, en solitario a través de la intuición, conocimiento de las prácticas tradicionales locales y el estudio de los textos mágicos, o a través de la asociación y una relación de 'aprendizaje' con otro practicante, sea un familiar consanguíneo o no. Pequeñas asociaciones, sociedades, 'logias' y 'hogares' de practicantes tradicionales de magia se sabe han existido a lo largo de todo el mundo, y por ello parecería razonable asumir que nuestra cultura no debería ser diferente. Sin embargo, donde el Arte Córnico está concernido, la pasada indisponibilidad de transporte y la vida de duro trabajo del pobre han hecho que la oportunidad y el tiempo libre para tales reuniones y asociaciones de hecho hayan sido muy escasos, y dichos grupos, si se dieron, habrán sido extremadamente raros, muy pequeños y estrechamente unidos. Ciertamente, las agrupaciones tradicionalistas en Cornualles a día de hoy, que existen sin ninguna de tales restricciones, pueden ser descritas de la misma forma.


Una vez aprendido, por cualquier medio, este Arte tradicional de servicio era casi siempre dado en intercambio por un pago o trueque; para el Arte tradicional del practicante de pueblo en Cornualles, como en otras áreas, era principalmente un negocio, muy en contra de lo que lo es para las modernas formas del Arte que son principalmente una búsqueda religiosa y una forma de autoayuda espiritual.

Todo esto no quiere decir que el camino del brujo tradicional córnico no tenga su lado espiritual, porque la relación entre el Pellar, el mundo de los espíritus y las fuerzas invisibles de la tierra era, y todavía lo es, una relación de trabajo muy importante.

Con el fin de ser capaz de hacer su trabajo con efectividad, para hacer magia, aportar sabiduría y adivinar la fortuna de las personas, el brujo necesita en primer lugar desarrollar esta relación y entonarse tanto con la realidad física como espiritual de la tierra en la que vive. El paso de las estaciones, las potentes fuerzas dentro de la tierra y el 'pueblo escondido' ofrecen virtudes, poderes y sabiduría útiles que ayudan y conforman el Arte del Pellar.


El Sendero de la Astucia se recorre en primer lugar en la tierra donde el 'Pellar novicio' es llamado a ir en búsqueda de las fuerzas naturales que tanto empoderan como conforman su Arte. Para el brujo córnico, una de las más potentes y útiles fuerzas es la conocida como Serpiente Roja o Sarf Rüth. Esta es la fuerza espiritual o 'sprowl' que fluye dentro de la tierra, anima a todas las cosas vivas y empodera al espíritu que hay dentro de todas las cosas naturales; porque la brujería tradicional córnica es un sendero animista que reconoce el espíritu que hay dentro de cosas tales como las piedras, los arroyos y los edificios. Detectar y aprovechar el flujo serpentino es de gran importancia para el Pellar, que debe conocer las maneras de hacerlo y los lugares donde esta fuerza se extraerá mejor. El deseo de buscar estas energías y atraerlas, y de hecho la habilidad para hacerlo, el verdadero brujo debería expresarlos de forma natural. Es algo 'profundamente conocido' en sus maneras, que no es fácilmente puesto en palabras. A menudo es solo un caso de afinar bien los sentidos familiares, deseos y habilidades dentro de aquellos que están empezando su camino a lo largo del sendero, más que tener que aprender algo extraño desde cero.

Es una práctica regular de los brujos de Cornualles caminar por el terreno para reunir sprowl para ayudar y empoderar su Arte, dichos viajes pueden ser conocidos como 'andar el sendero de la serpiente', un sendero de poder y gnosis ctónica. El Pellar es muy sensible al paisaje en el que vive y conoce bien los lugares de poder que le rodean, los mejores para poder extraer y almacenar el sprowl para un uso posterior; así es como el brujo córnico recoge poder. La extremadamente importante herramienta – el bastón del Pellar, es la compañera tradicional en el sendero de la serpiente, ya que el sprowl se puede atraer y almacenar en su interior así como dentro del cuerpo del Pellar. Los tortuosos senderos sepentinos que fluyen y serpentean a través de los campos y valles, junto y a través del mágico seto de espino, siguiendo los arroyos o a lo largo de los imponentes y dramáticos acantilados, son recorridos comúnmente por el brujo que 'recoge' sprowl a lo largo del camino. Estas serpenteantes vías también tienen usos mágicos y meditativos. Las colinas, los rápidos de agua y otros lugares de poder, donde la serpiente se enroscará como un cono en la tierra, también son lugares donde se puede acceder a esta potente fuerza en abundancia, así como dentro de los antiguos círculos de piedras donde la serpiente es bailada en vivo por las circunvalaciones del brujo. En Cornualles estos antiguos círculos son conocidos como 'piedras danzantes' y esta es la traducción literal del nombre córnico para el famoso círculo de piedra Merry Maidens: Dans Maen. Las piedras de granito de estos antiguos y potentes lugares contienen un alto contenido en cuarzo que según el Sabio atrae y 'acumula' el flujo serpentino del sprowl.


La 'serpiente de la tierra' puede ser una antigua prima del concepto moderno de las 'leys'. Otro, pariente más antiguo es quizá los 'senderos feéricos', los 'caminos de fantasmas', los 'senderos de espíritus' o los 'caminos de cadáveres'. Estas vías lineales enlazan antiguos túmulos, colinas fortificadas y lugares de enterramiento e incluso arbustos espinosos. Construir sobre ellos u obstruirlos era un tabú y aseguraba el infortunio a aquellos que se mantuvieran donde los espíritus de los muertos viajaban por todo el país, y en aquellos que conducían a los cementerios que eran rutas funerarias procesionales para llevar el cuerpo a enterrar. Estos caminos de los espíritus se remontan a las ancestrales rutas procesionales a través del antiguo paisaje ritual, y para el Pellar que recorre dichos senderos, o lleva a cabo vigilias en ellos, ofrecen comunión con los poderes, los espíritus y sabiduría de los lugares enlazados por sus caminos. En las 'noches elevadas', cuando las puertas entre los mundos pueden entreabrirse, el Pellar podría observar la antigua tradición de mantenerse en vigilia en los cementerios, para ver quién morirá en el pueblo en los siguientes meses mediante la búsqueda de su espíritu acercándose por el 'camino de cadáveres'. También fue práctica del brujo córnico conducir adivinaciones de espíritus, sentándose sobre una escalera de piedra en un conocido sendero feérico con el fin de interrogar buscando sabiduría, a los espíritus que pasaban.


Sabiduría también puede ser obtenida de la serpiente. A veces, especialmente en la luna llena cuando la serpiente es más potente y generadora, el Sabio es atraído a las aperturas de la tierra, abajo en las cuevas marinas, los fogous1 y los pozos sagrados, porque en estos húmedos y oscuros úteros de la tierra una fuerza hipnótica emana de la serpiente y se 'almacena' en abundancia, a esta se la conoce como el 'aliento de la serpiente'. En dichos lugares encantados por el 'aliento', el Sabio dormita en esta fuerza para comulgar con el 'espíritu de la tierra' y recibir visiones, oír voces, curar y hacer magia.

En el tiempo en que se acerca la luna nueva la Serpiente se convierte en una fuerza introspectiva y extenuante; el Pellar necesita tener gran cuidado con ella porque puede ser una fuerza destructiva, pero si se utiliza sabiamente, la serpiente puede ser una fuerza útil en la tradicional magia para 'desprenderse', en visiones introspectivas y encuentros en el inframundo con el pueblo de los espíritus.


La habilidad para trabajar con la 'fuerza espiritual' y la serpiente, y de hecho detectar y percibir mejor dichas cosas, requiere que el brujo entre en un estado mental que lleve ligeramente la consciencia 'entre los mundos', o, como dicen los brujos córnicos, 'entre los cuernos' o 'entre los Buccas'. Esto también se ha conocido dentro del Arte Tradicional como el 'misterio del Devenir'. El brujo se hace más adecuadamente consciente no solo de lo físico y su entorno, sino de la realidad espiritual o etérea de 'todo', junto con un fuerte sentido o toma de consciencia de que está conectado y es parte de 'todo', tanto en espíritu como en cuerpo, en sus más lejanos alcances – un estado de ser central para muchas tradiciones de la Astucia en las Islas Británicas. Para el brujo, este estado de consciencia entre los mundos y conexión a 'todo' no está restringido por la distancia. Esto es lo que le permite realizar actos de 'magia a distancia' o 'curación ausente' y dirigir su Voluntad y poder a dondequiera que sea necesario, para producir el deseado cambio mágico en un acto que se conoce como 'envío del espíritu'. Solo cuando el brujo ha logrado esta habilidad, puede entonces enfocar su intención sobre el blanco y utilizar y dirigir sus poderes, en conformidad con su Voluntad, para efectuar cambios en lugares, seres y objetos.


Así como eran conocidos por ser competentes con sus 'manos curativas', muchos de los Practicantes de la Astucia de Cornualles practican actos de curación ausente de esta forma a través del 'Devenir', de hecho uno puede oír de Encantadores en Cornualles que curan con éxito a clientes que están tan lejos como Australia. A menudo, durante un acto de magia a distancia, el practicante hará uso de cosas tales como cuerdas, piedras, velas y alfileres o 'muñecos' que representan al blanco mágico. Esto da al cuerpo físico, en concreto a las manos, algo que hacer en armonía con el trabajo, mientras la Voluntad y la intención mágicas son 'enviadas' al blanco real o recipiente del hechizo, a menudo con la ayuda de un espíritu familiar.

Tratar de perfeccionar y mantener esta habilidad natural debería ser al principio el único trabajo del brujo novicio, porque sin esta habilidad ningún trabajo de magia o adivinatorio es posible. Cada practicante tendrá su propia forma de Devenir que se habrá convertido en una función rápida e instintiva para el brujo experimentado, pudiendo solo el individuo saber cuando se ha logrado la misma. Hay técnicas tradicionales que pueden ayudar a conseguir el Devenir, usando herramientas, movimientos rituales y la quema de ciertas hierbas. Para algunos, estar simplemente y sentir una conexión con la tierra de más abajo y el cielo de más arriba, permitiendo que la mente se deslice a un lugar entremedias, puede inducir el Devenir. Otra forma es hacer lo mismo, pero a diferencia de permanecer estático, uno podría andar lentamente haciendo un círculo en sentido antihorario, porque todas las tareas y movimientos repetitivos son de ayuda, alejando la consciencia del mundo racional de todos los días, hacia un lugar entre los mundos. Este método también puede tener el beneficio, si se hace bien, de agitar y reunir el sprowl, al que se puede recurrir cuando se alcanza el deseado estado mental.

Una herramienta de los brujos córnicos útil para inducir trances y el estado de Devenir es la Piedra Troy, también conocida como 'Piedra Mazey', del córnico 'mazed' que significa estar en un estado enloquecido, en trance o intoxicado. Esta tradicionalmente es una laja de pizarra grabada con un laberinto realizado de un solo trazo. Un método de uso es sentarse con la piedra sobre el regazo, o sobre una mesa a una altura cómoda en una habitación tenuemente iluminada con una sola vela, y seguir lentamente el sendero del laberinto repetidamente de dentro a fuera con el dedo índice izquierdo mientras uno se mece o balancea ligeramente y se tararea de forma rítmica.


Sin embargo, con diferencia la mejor manera de lograr los estados mentales y la sabiduría natural útiles para el brujo, es estar simplemente en la tierra, caminar, encontrar un lugar para asentarse, quizá un lugar de transición – 'lugares entremedias' vistos por el Sabio como intersecciones útiles entre los mundos, tales como una grieta en un cerco, unos escalones que atraviesen una cerca, sobre un acantilado o junto a un arroyo y simplemente sentarse, observar, sentir y escuchar, ¡pero intentando no pensar demasiado! Se debe aquietar el cuerpo y el pensamiento para ser receptivo a la sabiduría que la profunda observación de las idas y venidas de la naturaleza puede aportar, y de las potentes fuerzas del paisaje tan vitales para el trabajo del Arte. Es difícil poner dichas cosas en palabras, porque el camino del Sabio es instintivo e intuitivo. Es la marca del verdadero brujo porque tales cosas se dan de forma natural y porque parte de la propia conducta natural de uno es buscar esta relación con la tierra.


1Fogou es una palabra que deriva del celta ifócw y que significa cueva. Los fogous tienen ciertas similitudes con los subterráneos, el nombre designa unas estructuras de la Edad del Hierro encontradas en diferentes lugares de Francia, Escocia o Irlanda. La diferencia es que los fogous no fueron simplemente excavados, fueron construidos. Tuvieron que cavar profundas zanjas en el suelo, luego las pavimentaron con losas de piedra y recubrieron igualmente con piedras todas las paredes y el techo (Nota del Traductor).

sábado, 2 de julio de 2016

Las Herramientas de la Astucia

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


Estar fuera en la tierra, escuchando... observando... deviniendo... no solo aporta acceso a las herramientas más útiles de todas, la sabiduría y fuerzas naturales de la serpiente, de las aguas y los vientos, sino también equipa al brujo con muchas herramientas físicas que son prácticas ayudas para el trabajo de la magia y las artes de la Astucia.



Muchas de las herramientas de trabajo de la gente sabia del pueblo son bastante diferentes de las inmaculadas, grandes y caras herramientas ceremoniales encontradas en los modernos cultos de la Wicca, con las que la mayoría de las personas están familiarizadas. Las herramientas del brujo tradicional a menudo se encontrarán mientras se pasea alrededor del cerco, o se topa con ellas mientras se recorre la tierra. Las herramientas de construcción más 'elaborada' serán hechas por la propia mano del brujo donde sea posible, y serán preferiblemente manufacturadas a partir de artículos naturales encontrados en el paisaje, resultando en implementos con una apariencia a menudo 'primitiva' o 'rústica' pero siempre adecuados para el propósito. Los materiales naturales no solo contienen el espíritu o sprowl(1) del paisaje en el que fueron encontrados, también pueden convertirse con más facilidad en un recipiente y conducto para las fuerzas mágicas empleadas y dirigidas, y el sprowl del trabajo del practicante. Tales herramientas se convierten en una extensión mágica del propio ser del practicante y son vistas como regalos directos de la tierra y los Antiguos. Otras son legadas o entregadas como regalos por otros practicantes y son muy apreciadas. Muchos brujos de esta persuasión se refieren a sus herramientas como sus 'amigos' y como a tales se les tiene mucho afecto.

Hay muchos implementos, materiales y substancias, usados en la creación de talismanes y trabajos de magia, y todos estos podrían argumentarse que son herramientas de la práctica, no obstante más abajo se explorarán solo los implementos de trabajo más prominentes que tienden a presentarse dentro del Arte Córnico, incluyendo las herramientas para el ritual:

Palos

Cierta cantidad de herramientas formadas a partir de un palo son usadas dentro del Arte Tradicional y la más importante, podría argumentarse, es la vara personal que casi toda la gente de la Astucia tiene. Es conocida en Cornualles como el gwelen, y a menudo se presenta con forma de horquilla en su parte superior para representar al Astado, las dualidades de la naturaleza y el poder que fluye desde las profundidades hacia las alturas. Es una herramienta de multipropósito muy útil, llevada por muchos practicantes dondequiera que van. En cierta manera, la vara es el equivalente en el Arte Tradicional del athame en la Wicca, aunque más en el nivel de la importancia dada a ella que en los métodos de uso. Es una compañera cuando se anda por la tierra, donde puede ser una útil herramienta para recolectar y almacenar el sprowl de la tierra, y un arma de mano ¡contra la atención no deseada! Como la verdadera vara del brujo, puede ser usada para dirigir la energía, desterrar influencias y espíritus no deseados y conjurar a los aliados. Se usa para marcar y conjurar el círculo de trabajo y puesta en el suelo forma el altar y un puente entre los mundos.  Situada dentro del centro del círculo, la vara del brujo conecta la tierra y el cielo, dando al brujo acceso a las virtudes de los mundos superior e inferior y a las de los cuatro caminos de la cruz. A las virtudes, poderes, espíritus e influencias de las direcciones cardinales específicas se accede cuando la vara está situada en ciertos puntos del borde del círculo. A algunos practicantes les gusta tener una cierta cantidad de bastones de ciertas maderas para diferentes usos, pero la mayoría tendrá una vara principal.



Las Virtudes de las Maderas para los Bastones de Trabajo:

Aliso: De virtud ardiente, el Aliso es la madera de Bran de ardiente y divina visión oracular. También ayuda en trabajos de magia y fuerza defensiva.

Fresno: El Fresno es de virtud aérea. Está fuertemente asociado en la tradición Córnica y del West Country con la curación y la magia regenerativa. Como Yggdrasil, el Fresno también ayuda en trabajos del espíritu, paso entre los mundos y atracción de las virtudes de los seis caminos. Por ello es a menudo la madera de elección para la vara principal del Pellar.

Abedul: También de virtud aérea y de la tierra, particularmente cuando es empleado como el cepillo de la tradicional escoba del Arte. El Abedul ofrece una madera que ayuda a la purificación, la iniciación del principio, nacimiento y fertilidad.

Endrino: El temido y formidable Endrino es de virtud ardiente. Asociado dentro del Arte Córnico con Bucca Dhu, es empleado para ayudar en trabajos de destrucción, magia defensiva, puesta de fuertes fronteras, magia del sapo y ritos de la luna nueva.

Saúco: De virtud acuática, el Saúco es de ayuda en trabajos de protección, para exorcizar enfermedades y conjuración de espíritus.

Tojo: El Ulex es de virtud ardiente, provee una madera que ayuda en trabajos de purificación, en la conjuración de buen tiempo y para el descubrimiento de información útil.

Espino: El Espino es de virtud ardiente y está asociado con los ritos de la Víspera de Mayo y de Bucca Gwidder. También ayuda en los tratos con el pueblo de los espíritus y en trabajos de fertilidad, pero no se emplea como una vara para andar porque puede invitar al infortunio en los viajes.

Avellano: De virtud ardiente, el Avellano tradicionalmente es de ayuda para las prácticas de la adivinación y la adquisición de sabiduría, inspiración y visiones.

Acebo: El oscuro Acebo es de virtud ardiente, es de ayuda para ritos y trabajos de muerte y renacimiento, de exorcismo, de magia defensiva, para la superación de malhechores, y para la potencia ardiente.

Roble: De virtud ardiente, el Roble es de ayuda para ritos y magia solar y para trabajos de fuerza, firmeza, sabiduría, poder y potencia. Para el viejo córnico el Roble es sagrado para Taraner the Thunderer (Taraner el Atronador).

Pino: De virtud tanto ardiente como aérea, de ayuda en trabajos de curación, prosperidad, exorcismo, protección, sabiduría, progreso y aumento de poder.

Serbal: El Serbal es de virtud ardiente y de ayuda en los ritos de Candlemas (Candelaria) y para trabajos de aceleración, conjuración de visiones, levantamiento de maldiciones y de la influencia de malos deseos sobre las personas y el ganado. Una vara de Serbal para andar aporta protección del mal mientras se viaja.

Sauce: De virtud acuática, el Sauce es de ayuda en ritos y trabajos de la luna, de curación emocional, amor, fertilidad e intuición.

Tejo: El reverenciado Tejo es de virtud acuática, es de ayuda en todos los ritos de los misterios de la muerte, sabiduría atávica, transformación, cambio y renovación.



Mientras que las diferentes maderas tienen sus propias virtudes mágicas asociadas, lo importante es que el practicante seleccione una vara que se las evoque. Ellas pueden tener formas de hacerse a sí mismas conocidas que van desde lo sutil a lo completamente dramático. He conocido gente que elige las ramas con las que ha tropezado, que se les ha enredado en el pelo, o enganchado a la ropa, o que ¡les ha golpeado literalmente en la cara! A menudo he usado madera 'muerta' o caída que todavía es fuerte. Esto para mí se siente 'completo', porque ha surgido de la tierra, vivido, muerto y caído de vuelta a la tierra una vez más. La madera verde o viva sin embargo, es seguramente más fuerte. Cuando se decide cosechar dicha madera, es una buena práctica permitir al árbol saber que pretendes tomar esta rama particular, atar un trozo de cuerda a su alrededor donde pretendas hacer el corte y dejarla ahí durante una semana o así, dejando que el árbol se acostumbre a la idea. No cojas más de lo que necesitas y nunca intentes romper la rama; usa una afilada sierra de poda para hacer un corte limpio. Es mejor cosechar madera verde en invierno ya que habrá menos savia, haciendo que la madera se agriete con menos probabilidad mientras se seque. El secado puede tomar alrdedor de un año para hacerlo de forma apropiada, y los extremos deberían sellarse sumergiéndolos en una olla de caliente cera fundida ya que de otro modo se agrietarán rápidamente. La madera muerta por supuesto no sufrirá mucho el agrietamiento y es más rápida de secar. Una práctica receta, dada por el Pellar Córnico JackDaw, podría reducir el tiempo de secado de los palos de 'madera verde' a tres meses: Mezcla 1 parte de aceite de oliva con 5 partes de trementina y frota el palo con la mezcla una vez a la semana.

Cuando vayas a terminar tu vara, es mejor recubrir la madera varias veces con aceite de linaza hervido. Esto saca a relucir la riqueza de la madera y se puede pulir a placer. Los esmaltes de cera de abeja también son buenos. Si se deja o no la corteza depende mucho del tipo de madera y del proceso de secado, en el que puede empezar a separarse de la madera con lo que tendría que ser pelada de todas formas, de lo contrario, puede que sea mejor dejarla.

La vara personal de un Pellar no tiende a ser demasiado dramática, ni de apariencia abiertamente oculta. Dicha vara tiende por el contrario a parecerse mucho más a cualquier otro bastón de horquilla o de paseo, aunque un ejemplo particularmente fino y atractivo, con el que su portador  no parecería fuera de lugar andando por el campo, o dentro de cualquier pub del país. Sin embargo, dentro de lo que le puede parecer a otros nada más que un diseño decorativo, varios signos brujeriles pertinentes pueden estar escondidos y ocultos a simple vista. Patrones grabados e inscritos conteniendo anillos, formas de 'X', zigzags y espirales, comunicarán al ojo del brujo los antiguos signos de unidad con todo, las virtudes de los cuatro caminos, los mundos superior e inferior, el 'caldero y el fuego', la unificación de la forma y la fuerza y las serpientes ascendente y descendente.


El 'Bastón Parlante' es una vara bifurcada usada por los Artesanos del West Country para obtener visiones a través de la fuerza serpentina. Puede ser la vara personal del brujo, o una especial de avellano por ejemplo, guardada solo para este propósito. El mejor momento de usarla es durante la luna llena, y en un lugar de poder conocido donde el 'pulso' serpentino sea fuerte. El brujo se arrodillará y apoyará el bastón en el suelo en ángulo, para que los extremos redondeados de la horquilla descansen suavemente contra los ojos cerrados. Se acometerá el Devenir(2), y después el brujo tanteará el flujo de la Serpiente Roja en la tierra, conducida a lo largo del bastón. El ritmo de este flujo finalmente traerá visiones de previsión y las respuestas a preguntas, tales como el paradero de algo que se ha perdido o ha sido robado.

Otra herramienta de palo para hacer descubrimientos es, por supuesto, la muy conocida varilla de adivinación en forma de Y, cortada también de avellano. La gente sabia la empleaba tradicionalmente cuando los granjeros y propietarios de tierras la llamaba para buscar agua, un servicio ampliamente ofrecido todavía a día de hoy. La varilla del adivino puede ser usada, por supuesto, para localizar otras cosas. Las dos horquillas de la varilla son sostenidas en las manos, con las palmas hacia arriba y tirando hacia afuera, aplicando así tensión a la varilla hasta que se asemeje al signo de Aries, con el punto inferior mirando hacia afuera, en dirección opuesta al cuerpo y todo a nivel con el sueño. El adivino entonces caminará, manteniendo en la mente lo que se busca sin pensar demasiado. El 'cuerpo sabe' cuando se ha encontrado la cosa, y las varillas de adivinación, péndulos y cosas semejantes, dan indicaciones externas que permiten al adivino saber cuando su cuerpo ha hecho el descubrimiento.


La 'Vara de Gancho' es otro tipo de bastón muy útil empleado en el Arte Córnico. Es un simple bastón con un extremo en forma de gancho, formado por una rama lateral pequeña, con un punto al que se le da forma de extremo inferior del eje principal. Este bastón es usado en ritos mágicos para 'recoger' virtudes deseadas, al gesticular repetidamente el brujo con él para 'enganchar' y atraer lo que se requiera, mientras se mira a una dirección pertinente dentro del círculo. Cuando se ha recogido suficiente de la virtud requerida, es enviada, a través del extremo en punta, en la dirección del lugar, persona, animal o artículo que se pretenda que la reciba.


La 'Vara de Destrucción' es la famosa y temida vara de endrino, empleada por los brujos en Cornualles y otras áreas para dirigir maldiciones y castigos sobre malhechores, mandarles 'el temor', y que cesen en sus maneras ilícitas.

El Cuchillo

Una hoja usada por el Pellar es afilada y cortará, porque esa es la naturaleza de la herramienta. Generalmente de un solo filo con empuñadura de hueso, cuerno o madera, y tradicionalmente manufacturada por las propias manos del brujo en la medida que sus habilidades se lo permitan, o recibida como un regalo. El cuchillo del Pellar es usado para tareas tanto prácticas como mágicas, puede ser usado para cortar y grabar nuevas herramientas de madera, cavar hoyos e incluso abrir una lata de pintura. Si haces un buen uso práctico de tu cuchillo en el mundo profano, tu fe en su habilidad para ayudarte en materias mágicas será tanto mayor. El cuchillo o Collel de un brujo córnico es usado para enviar magia a largas distancias, para magia climática, conjurar y bendecir el fuego ritual o simplemente la llama de una vela. Es usado para conjurar la serpiente roja; el 'fuego de la tierra', y para despertar la llama interior de la Astucia. Puede dominar a espíritus molestos y exorcizar, pero no se usa para conjurar el círculo de trabajo.



La Copa

La gente de Astucia favorece los materiales que han tenido vida para hacer las copas, estando hechas la mayoría de las que he visto de cuerno. Son usadas en el rito del Troyl para compartir la bebida y la comida ritual que es tan vital para mantener los lazos entre el brujo, Bucca, los ancestros y la serpiente.



El Cuenco

Este también se usa en el rito del Troyl para contener la comida sacramental, y para dejar ofrendas de comida durante la noche a los espíritus, tradicionalmente en la puerta de atrás de la casa de campo o en la chimenea - donde la ofrenda también puede hacerse a los espíritus familiares del brujo y a otros espíritus sirvientes.

Las substancias mágicas recién preparadas o talismanes, también se dejan en el cuenco sobre la chimenea durante la noche, permitiendo así el establecimiento de las virtudes planetarias o lunares para las que su creación fue sincronizada haciéndola coincidir con ese momento, junto con otros poderes e intenciones elevados. El cuenco a menudo se hace de madera, arcilla o cuerno.


Los cuencos o tazones de cobre también son buscados y guardados por la mayoría de brujos córnicos. Tienen muchos usos y a menudo se emplean en trabajos de curación, de 'videncia' y por supuesto, de amor; siendo el cobre el metal sagrado para Venus.

El Caldero

Ten un buen caldero viejo; es una herramienta útil tanto para usos mágicos como rituales. Los más viejos son mejores porque tienen carácter, y generalmente son una pieza de fundición de mejor calidad. Debo admitir que de todas mis herramientas, mi querido y viejo gran caldero, la 'Vieja Bet' quizá sea mi favorita. Además de un gran caldero, los practicantes córnicos también tienen tradicionalmente un ejemplo más pequeño y 'portátil', práctico cuando el Pellar está haciendo visitas a sus clientes. Un caldero tiene su más obvio uso como recipiente para cocinar ungüentos mágicos, o la comida para un banquete ritual, colgado sobre el fuego. En el ritual y la magia, es un portal simbólico del Otro Mundo y un recipiente de cambio; un útero de generación o una tumba de consunción, dependiendo de la intención y la fase de la luna. Hierbas y substancias mágicas pueden ser echadas en el caldero con humeantes brasas, o un pequeño fuego encendido en su interior, y las virtudes requeridas removidas con la vara del Pellar, conjurando aquello que se requiera a manifestación dentro del humo ascendente emitido desde las profundidades del recipiente. Visiones y espíritus pueden ser conjurados de esta manera, y ser dados a luz a partir del Otro Mundo durante los trabajos generativos de la luna creciente o llena.


Bajo techo, durante trabajos en la chimenea, una vela puede arder dentro del caldero, con hierbas ardientes sobre carbones y otros implementos simbólicos dispuestos también dentro. Por encima del mismo se hacen las conjuraciones con repetitivos gestos emotivos y cantos murmurados. Durante la luna menguante o nueva, aquello que se desea que desaparezca puede ser colocado dentro del fuego del caldero, en la forma de implementos simbólicos, imágenes, cuerdas anudadas o substancias pertinentes, conforme el brujo lo atiza o remueve tranquilamente en un círculo en sentido antihorario, deseando que la cosa no deseada desaparezca. En los ritos estacionales las cosas pueden ser dadas a luz simbólicamente desde el caldero o interior sacrificado, y puede convertirse en un recipiente para los fuegos sagrados del año.

Herramientas Barredoras

La magia barredora fue, y lo es, muy usada por los practicantes córnicos. La herramienta barredora más famosa, la escoba del brujo, simboliza el viaje entre los mundos, y el paso de una fase a otra. En el ritual, puede barrer el círculo de trabajo, no solo como una herramienta de exorcismo que barre las influencias que podrían impedir o interferir con el trabajo, sino como un gesto simbólico para establecer que ese intercambio entre los mundos va a tomar lugar allí. La escoba es usada en magia para barrer hacia afuera las malas influencias de la casa, y que las influencias afortunadas o felices entren en ciertos momentos del año. En la magia para maldecir, las malas intenciones y las malas o desafortunadas influencias pueden ser barridas a través de la escoba hacia la puerta de un enemigo o malhechor.


Los barredores de plumas son herramientas tradicionales de trabajo en el West Country, confeccionados muy a menudo con largas plumas de ganso atadas con cera, o grasa de ganso y cuerda, para formar un mango. Algunas veces se tendrá un barredor para la mano izquierda y otro para la mano derecha; para barrer las influencias desafortunadas y dañinas con el de la mano izquierda y las influencias afortunadas o felices con el de la mano derecha; otros tienen un único barredor para ambas acciones, cambiando de mano según la intención.


Los gestos de barrido pueden hacerse sobre una vela, talismán o implemento simbólico, para barrer virtudes e influencia hacia adentro o hacia afuera de un lugar, como la casa del cliente. Los gestos mágicos de barrido también podrían hacerse sobre una persona o animal. De esta forma, los barredores también pueden ser empleados dentro de trabajos de curación, para barrer la enfermedad de la parte afectada del cuerpo con la mano izquierda, y después barrer hacia adentro la influencia curativa con la derecha.

El 'batidor del brujo' es una herramienta de barrido del West Country usada exclusivamente para exorcizar espíritus malignos e influencias negativas en un lugar. Se hace atando trece ramitas secas y espinosas de zarza, usando la cuerda que las ata para darles forma de mango. Los extremos de las ramitas se encienden en un fuego bendecido, y el humeante batidor es ondeado y agitado alrededor del lugar con vigorosos gestos para alejar todas las influencias malignas y dañinas.


Por el contrario, un manojo similar de ramitas atadas, por ejemplo de Pino, puede emplearse de forma similar. En este caso sin embargo, el brujo del West Country está atrayendo espíritus asistentes al lugar de trabajo, atraídos por el placenteramente perfumado humo de la madera.

Tambores

Los brujos del West Country pueden tener varios tipos de tambores, porque son útiles dentro del círculo para fomentar el sprowl y la presencia de espíritus asistentes. También pueden ser empleados para expulsar a los espíritus malignos y las influencias negativas. Cecil Williamson da dos interesantes recomendaciones para las baquetas del brujo del West Country – unas hechas de cristal, cuyos mangos deben tener extremos no acabados, útiles para desterrar influencias dañinas, invocar la ayuda de espíritus asistentes y para hacer cambios en el tiempo.


Las baquetas hechas con huesos del brazo de seres humanos no obstante son recomendadas para suscitar la presencia de cualquier espíritu requerido.

Bramaderas

Otra herramienta productora de ruido, la bramadera o 'churinga' se ha empleado en rituales mágicos y ceremonias espirituales tradicionales en muchas culturas y en muchos lugares a lo largo del planeta, incluyendo aquí el West Country.

Deben hacerse especialmente a partir de madera dura, y giradas en el aire por encima de la cabeza del brujo, producen extraños y sobrenaturales sonidos vibrantes y quejumbrosos. Son empleadas por el brujo del West Country para atraer espíritus asistentes y elevar fuerzas espirituales en la creación de un espacio de trabajo en el exterior, y para ayudar en el logro de estados de trance.


Estas se emplean de forma más usual para empezar trabajos en solitario, aunque he oído tres bramaderas usadas al unísono durante una reunión de trabajo de mujeres sabias aquí en Cornualles, el sonido era muy extraordinario y la 'Compañía Oculta' ¡no hubo duda de que se había acercado para ver qué estaba pasando!

Piedras

El Pellar emplea una colección de piedras especiales. La curación es una de las peticiones más comunes hechas al brujo de pueblo y para esta tienen su fiel 'Piedra Golpeadora' que se usará literalmente para golpear y expulsar a la enfermedad, ya sea realmente sobre la parte que sufre del cuerpo, o si el paciente no está presente, la piedra es usada en la curación ausente golpeándola como si fuera la parte enferma. La Milpreve era también empleada por la gente sabia de Cornualles en la magia curativa.

Milpreves (del córnico mylpref, que significa mil serpientes) son antiguos anillos o rosarios de cristales o piedras azules que a menudo muestran un zigzag amarillo interpretado como la imagen de una serpiente. Se pensaba que eran excretadas por las serpientes cuando eran puestas al fuego o que se hacían cuando una víbora soplaba sobre una rama o vara de avellano. Llevar una Milpreve guardaría contra la mordedura de la serpiente y se podía hacer agua curativa en donde la Milpreve hubiera sido sumergida.

Las piedras de pedernal agujereadas de forma natural, conocidas como 'hag stones' (piedras de bruja), son otra herramienta importante usada por los Encantadores del West Country. Son recogidas para usarlas en talismanes protectores y una piedra especial agujereada será guardada aparte como una herramienta para manifestar o 'dar a luz' deseos o cambios. Dicha piedra puede incorporar un cordón anudado y será conocida como una piedra de deseos, o como me enseñó una bruja en Cornualles, una 'piedra susurrante', así llamada debido a la forma en que se emplea mágicamente.


Otra será considerada como una 'piedra del tiempo' o 'piedra del viento' para conjurar o desterrar ciertos tipos de condiciones climatológicas.

Los Encantadores Córnicos también hacen uso de las así llamadas Piedras Troy, Piedras de Luna o Piedras Mazey, con el famoso laberinto circular grabado en una pieza plana de pizarra gruesa, no más grandes que lo que se asentaría cómodamente en el regazo. Son usadas para inducir estados de trance útiles para el trabajo de videncia, y para trabajos de transformación y cambio.


Las 'Piedras de Lanzamiento' son toscas esferas de cuarzo que se usan en la magia córnica lanzándolas o haciéndolas rodar colina o cuesta abajo, haciendo uso del sprowl y fuerza espiritual de la tierra, en la dirección del beneficiario del hechizo. Algunas veces usadas en pares, pueden emplearse de esta forma para propósitos de adivinación en los que el brujo hará lecturas de los varios comportamientos de las piedras, tales como las direcciones que toman, la primera en pararse y la posición en la que caen a tierra la una en relación a la otra. El uso de cristales ha acabado viéndose como un fenómeno muy de la 'Nueva Era' y raramente se asocia con el Arte Tradicional o la magia del campo, sin embargo el caso es que los cristales de cuarzo se han empleado desde hace mucho en los talismanes y ritos de la Gente Sabia de Cornualles. Estos cristales no serían ciertamente especímenes 'perfectos' comprados en una tienda, sino realmente recogidos de los arroyos o de la tierra durante los vagabundeos del practicante. Cristales todavía con la suciedad que han llegado a la superficie de forma natural a lo largo del tiempo, ayudados quizá un poco en algunas ocasiones por la acción del arado.

Piedras Trueno, Dedos del Diablo, Piedras Lengua y Piedras Sapo, son algunos de los fósiles considerados desde hace mucho tiempo como piedras mágicas.

La Piedra Trueno es el fósil de un erizo o esquinoideo. Tenidas en casa proveían protección contra el relámpago, la brujería malévola y los espíritus malignos. Las Piedras Trueno también se llevarían como  amuletos protectores y advertirían de la presencia de veneno por transpiración.


Los Dedos del Diablo también conocidos como Relámpagos son los fósiles del belemnites. Han sido usados en Cornualles por la gente de Astucia que también los llamaba Piedras del Mar para hacer predicciones, lanzando una o más y leyendo las direcciones a las que apuntan. El agua en la que se ha mojado durante algún tiempo los Dedos del Diablo, es vista en la tradición como teniendo poderes curativos contra las lombrices en los caballos así como contra el reumatismo y las afecciones oculares. También son usados por la Astucia para añadir potencia a los trabajos, algunas veces siendo incorporados en los talismanes o colocados en la punta de varas curativas.


Las Piedras Lengua son los fósiles de los dientes del tiburón que, para los antiguos, parecían ser lenguas de serpientes petrificadas. Tenidas en casa alejarían el infortunio y impedirían que entraran serpientes. Las Piedras Lengua también se llevan como talismanes protectores contra el mal y para proteger al portador de la mordedura de la serpiente. Sumergidas en vino tinto aportarían una cura contra venenos y substancias tóxicas.


Las Piedras Sapo creían nuestros ancestros que crecían dentro de la cabeza de los sapos. La mayor parte de los ejemplos conocidos de Piedras Sapo, se ha descubierto que son dientes fosilizados del extinto pez Lepidotes. Las Piedras Sapo se colocaban a menudo en anillos para aportar protección y para ayudar en ritos de curación. Las picaduras y mordeduras podían curarse con la Piedra Sapo del anillo del Encantador, al tocar el área afectada y trabajaba contra todos los venenos y substancias tóxicas. El anillo de Piedra Sapo advertirá al portador del veneno poniéndose caliente ante su presencia.



Collares

Los brujos del West Country, hombres y mujeres, a menudo llevarán un collar o pendiente de virtudes mágicas. Cosas tales como piedras de bruja y pies de pájaro son usados. Cuentas ensartadas en serpentina, cuarzos y obsidiana representan a la serpiente y las virtudes generativas e introspectivas.


Un particularmente potente y tradicional collar brujeril del West Country consiste en vértebras de serpiente ensartadas, algunas veces con la inclusión de cuentas de cristal, confiriendo al portador los poderes serpentinos y la habilidad para trabajar con la 'fuerza espiritual' de la tierra.

Embrujar las Herramientas

Las formas de empoderar las herramientas y cargarlas con vida y virtud son muchas y han de determinarse por la naturaleza de la herramienta en sí, también se da el caso de que cada practicante puede tener sus propias formas.

Siguiendo al exorcismo del implemento, con la ayuda de substancias purificadoras y limpiadoras, será cargado con los poderes y virtudes pertinentes a su naturaleza y uso. También puede ser untado con Aceite Brujeril, y pasado a través del humo de una sufumigación pertinente antes de ser atado con la cuerda de trabajo del practicante, para sellarlo con la virtud y dejarlo toda la noche en la chimenea.


También hay acciones tradicionales tales como la unción de herramientas con tres cruces de saliva, la exhalación de vida dentro de las herramientas e incluso tenerlas en la cama durante tres noches consecutivas.

Las herramientas también son enterradas bajo el suelo en lugares de poder conocidos durante periodos variados para ser infundidas con fuerza ctónica, mientras que las herramientas para trabajos con los muertos a menudo se cargan con las virtudes del Camino del Norte y se cubren con 'Espíritu de Mirra'.

El Altar de Astucia

El altar y foco de las operaciones en los ritos y trabajos del Pellar, sea en la chimenea o en el exterior, tradicionalmente incluye cuatro cosas básicas que son la vara, la piedra, la llama y el hueso. Para la vara, el bastón tradicional de trabajo del Pellar es por supuesto el más a menudo empleado, convirtiéndose en un 'puente/vehículo' para unir y dar acceso a los 'Caminos', y una representación de Bucca. Horquillas de heno u horcas son a menudo usadas en su lugar. Dentro de Ros An Bucca, tenemos la suerte de tener una horca de trilla de seis puntas, que empleamos como altar en nuestros principales seis ritos estacionales 'Extáticos'.


La piedra es la piedra angular o piedra de la chimenea en la que el culto del Arte opera. En algunos grupos tradicionales esta es una piedra de afilar que mantiene el cuchillo de la Astucia siempre afilado, pero el brujo solitario puede usar cualquiera de las piedras de trabajo. El cuarzo es una buena elección porque atrae y aumenta el flujo serpentino y el aliento, mientras que la obsidiana sería más adecuada específicamente para la luna nueva.

La llama es la llama de la Astucia, la luz entre los cuernos y la luz sobre el brezal que ilumina el sendero del Camino de Astucia. Puede ser un  farol o simplemente una vela. Durante los ritos y trabajos en casa, donde no es posible encender un 'Fuego Embrujado', puede emplearse una 'lámpara embrujada' en su lugar sobre el altar. Conocidos ejemplos son los hechos con herraduras fijadas a una base de madera, con una vela colocada entre los brazos hacia arriba de la herradura, o una sección ahorquillada de rama de árbol fijada igualmente a una base de madera, con la vela pegada entre las horquillas. Esta 'lámpara embrujada' es tanto un objeto devocional, siendo una potente representación visual del Astado y la luz entre sus cuernos, como un implemento práctico para la magia. Igual que el fuego embrujado puede ser empleado mágicamente, la lámpara embrujada puede asistir en trabajos para atraer lo que se desea y desterrar lo que no, a menudo con la ayuda de prominentes alfileres con la cabeza de cristal coloreado una vez que la vela se ha identificado con el objeto del trabajo.


El hueso es la representación de los Antiguos, los dioses, espíritus y ancestros del Arte y el 'Primero' en el Camino de Astucia. En grandes ritos esto puede ser un cráneo humano real, aunque otros huesos humanos más pequeños son más útilmente portables y por ello usados más a menudo. Los huesos y cráneos grabados de animal también se emplean para esto. Junto a los huesos humanos, algunas veces también hago uso de una herramienta prehistórica de pedernal para cortar, aunque todavía afilada como potente vínculo con los ancestros.


Algunos llevarán una piedra, hueso y vela dentro de un pañuelo que junto con su bastón/vara, un pequeño frasco para beber y un poco de comida, pueden formar un buen y apropiado altar cuando estás fuera de casa en el campo. El cuchillo que el Pellar suele llevar también sirve como herramienta de mano para tallar. 

Notas:

(1) La fuerza vital del espíritu de la naturaleza que anima a la vida. Es 'poder' y 'potencia', atraído y empleado en el trabajo del brujo.
(2) Un acto realizado por los brujos para devenir completamente conscientes de su conexión a 'Todo' entre los mundos. Esta es una enseñanza central de las tradiciones de la Astucia; “Todo es Uno” a partir de lo cual toda magia es posible.

sábado, 18 de junio de 2016

Mysterium Sabbati: Cabalgando en la Vía de la Bruja

Por Nigel Aldcroft Jackson
(Traducido por Manon de Call of the Horned Piper)


1. Detrás de ti la campana de la iglesia tañe marcando la medianoche, te alejas de las casas a través del frío aire de la noche, pisando en silencio cruzas la húmeda hierba hacia el alto seto espinoso que rodea y circunda la aldea. Contemplas su masa oscura a medida que te vas acercando y ahora caminas junto a él, siguiendo su límite. Caminas a tu ritmo junto al cerco y empiezas a oír sonidos que vienen de muy lejos, del otro lado del seto - las fuertes llamadas de las aves y animales nocturnos, sonidos de movimiento, de secas y crujientes hojas, el remoto ulular de un búho, el croar de los sapos, el agudo ladrido de un zorro.


2. Sigues caminando, con el cerco a tu izquierda y después de un rato llegas a una brecha que hay en él; ante ti hay una escalerilla de piedra que conduce a través de un muro de espino. En el poste que hay a ambos lados de la escalera de piedra, ves desgastados símbolos grabados; la estrella hex en uno y el pie con garras de la bruja en el otro. Apoyada en la escalerilla hay una vara y a su pie un pequeño tarro con un ungüento verde oscuro. Avanzas hacia ellos y coges la vara en tus manos, sintiendo con tus dedos su lisa superficie y los glifos grabados en ella. Te arrodillas y recoges el tarro de ungüento que despide un olor amargo.

3. Con la vara permaneces junto a la escalerilla en silencio ante el imponente cerco y las místicas palabras del Sabbat se pronuncian a través de ti:

ROBIN, OSCURO MAESTRO
AL QUE LOS HOMBRES LLAMAN EL DIABLO
MAESTRO ASTADO DEL CAMPO,
EL MONTE Y LA CIÉNAGA,
SEÑOR DEL CRÁNEO Y EL FALO
QUE CABALGAS CON LA CACERÍA SALVAJE;
ABRE EL CAMINO TE ROGAMOS,
POR LA VÍA DE LA BRUJA AL SABBAT.


NÓNUPLE MADRE DE LA SABIDURÍA DE LA NOCHE
DAMA HEL, DAMA ABEDUL, MORGANA LE FAYE,
A LA QUE LOS HOMBRES LLAMAN
LA REINA DE ELFLAND,
GRAN HERODIAS QUE VUELAS
A TRAVÉS DE LA OSCURIDAD:


A TI SUPLICAMOS, REINA Y BRUJA
QUE NOS GUÍES POR LA VÍA DE LA BRUJA
A LAS EXTRAÑAS GLORIAS DEL SABBAT,
¡QUE ASÍ SEA!

4. A través del portal que forma la escalerilla vislumbras una esfera flotante de suave luz, brillando en la lejana niebla que no emite sombras. Se aprecia su color fluctuante más allá de la escalerilla. Mientras miras profundamente dentro de la bola de luz, entrevés un animal, una forma o un pájaro. Más allá de la escalerilla de piedra tu fetch-luz1 tiembla y se cierne sobre el suelo, brillando suavemente en la oscuridad, tentándote a emprender el viaje hacia el otro lado.


5. Ahora miras a través de la escalerilla y más allá ves un amarilla luna llena suspendida a poca altura en el cielo sobre un paisaje de brezales, bosques y pantanos; prados brumosos, túmulos y menhires que lanzan largas sombras negras a la luz de la luna, donde las pálidas liebres saltan entre los setos. A los pies de la escalerilla un estrecho camino que discurre recto brillando débilmente bajo la luna. Percibes que el sendero está alineado con una oscura colina que se divisa a la distancia.

6. Sosteniendo la vara y el tarro con el ungüento te internas por la escalerilla y asciendes a través de la brecha, las espinas clavándose en tus ropas conforme emerges sobre la húmeda hierba al otro lado del cercado. Por unos momentos te paras, respirando el frío aire y después introduces tus dedos en el pequeño tarro de barro y frotas un poco del frío y verde ungüento sobre tus muñecas y frente. Te montas a horcajadas en la vara, manteniéndola entre tus muslos y el antiguo hechizo susurra a través de tu mente:

¡THOUT, TOUT A TOUT, POR TODAS PARTES
Y ALREDEDOR2,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

7. Mientras estás a horcajadas de la vara una brisa susurra en el cerco detrás de ti y un viento empieza a levantarse, soplando desde la distancia, su retumbar empieza a llenar el aire y sobre ti parece oírse muchas voces lejanas que llaman y chillan a través de la noche. Un cuerno distante es soplado y el viento aumenta cada vez más hasta que empiezas a sentirlo tirando de ti y elevándote del suelo. Tus pies dejan la tierra y asciendes hacia el aire nuboso, moviéndote hacia delante. El fetch-luz flota sobre el sendero delante de ti, guiando por el camino mientras te remontas hacia arriba con fácil movimiento, deslizándote suavemente a través de la oscuridad. Sin esfuerzo montas sobre la vara a través de la fría atmósfera, hacia la oscura colina sobre cuya cima fuegos lejanos ahora centellean rojos en la distancia.


8. A horcajadas de la vara te elevas velozmente, el gélido viento en tu pelo y agitando tu manto mientras vuelas a través del cielo nocturno. Sientes tu altura y miras hacia abajo a las tierras que se extienden por debajo de ti - campos, copas de árboles, pantanos y páramos en bruto, todos encendidos a la luz de la pálida luz de la luna. Debajo de ti la senda recta corre por delante como un trémulo hilo de plata.

Sientes a tu alrededor compañeros sombríos volando junto a ti, búhos silenciosos, figuras encapuchadas a horcajadas de escobas y cabras, algunas con oscuros sombreros de pico, vislumbrados a través de volutas de humo y nubes vaporosas, todos remontándose a través del tenebroso aire. Vuelas hacia delante, moviéndote suave y rápidamente, como en un sueño.

9. La voluminosa masa de la Oscura Colina ahora se cierne más adelante, su cima encendida por un faro de fuego; ahora cabalgas hacia abajo, más abajo, hacia a los pies de la colina que asoma por encima de ti, una sombría masa rematada con una llama danzarina.

Flotas siempre hacia abajo hasta que sientes tus pies tocando la tierra. Ahora te encuentras de pie, vara en mano, en la base de la colina junto a un viejo y retorcido Saúco cuyas ramas arañan como negros dedos retorcidos contra la luz de la luna, alrededor de sus raíces ves acampanadas Belladonas de color púrpura, plantas que crecen lujuriosamente. Junto al Saúco ves un portal de piedra que se adentra bajando dentro de la colina desde el que emana una luz sobrenatural sobre la hierba. Estás de pie ante este portal durante unos segundo, después te agachas ligeramente para entrar al túnel que se interna en la Oscura Colina. Te adentras por el pasadizo empedrado con su tejo bajo y oyes el sonido hueco de tus pisadas conforme desciendes. Ahora oyes un débil sonido de apresuramiento y murmuración, de baja encantación, de flautas quejumbrosas, sonido de gaitas y tambores lejanos más abajo. Desciendes más y más abajo y el pasadizo se vuelve muy estrecho y cerrado. Tus manos tocan la rugosa piedra de las paredes mientras te deslizas más y más. La extraña luz ahora brilla con más intensidad, como si estuvieras cerca de su fuente. De forma repentina el túnel se amplía y pasas a través de un arco bajo a un reino crepuscular de misterio...


(Un periodo de silencio ahora toma lugar en el que la comunión mágica es lograda con los antiguos poderes del Sabbat.)

10. Para retornar del Misterio Sabbático del Inframundo de Hel/Annwyn, la bruja monta sobre la vara y salmodia las palabras de retorno:

¡RENTUM TORMENTUM,
EN EL NOMBRE DEL MAESTRO ASTADO!

Por este hechizo regresarás en un instante de la Oscura Colina Feérica del Sabbat, volverás de los altos y solitarios lugares de los Poderes Salvajes y cruzarás el cerco de vuelta a la Tierra Media y el mundo de los vivos, despertando a tu dormido cuerpo. Este a su vez es, el sagrado renacimiento al mundo desde el útero primordial de la Dama Abedul, la Isla de la Manzana de Morgan Le Faye, la caverna de las Madres; aquellos que retornen de los lugares profundos de Annwyn, renacen y regresan como brujas/os, mujeres y hombres de oscuro poder y secreto conocimiento.

Comentario sobre el Mysterium Sabbati

1. El viaje empieza a medianoche, la tradicional "hora de las brujas", un periodo liminal o 'fractura' entre el viejo día y el nuevo. La medianoche es así el momento místico de 'entre-lo-uno-y-lo-otro' en el que las cosas retornan a su fuente primigenia y las puertas entre los mundos se abren momentáneamente.

El Cerco que circunda a la aldea es el límite sagrado entre este mundo y las inmensidades misteriosas del Otro Mundo. Es la frontera de la aldea y más allá de su perímetro yacen los temibles poderes de la naturaleza primal, los lobos y bestias de los páramos boscosos. Dentro del Cerco reside la vida ordinaria de la aldea, la consciencia diaria de la tierra media pero fuera, al otro lado, está el reino del misterio y lo terrorífico donde los seres feéricos, los ancestros y los animales salvajes deambulan en la noche, el dominio de los muertos y los antiguos.

En las regiones celtas este mundo misterioso de la muerte y el renacimiento era conocido como Annwvyn, el Inframundo o Lugar Profundo; en tierras teutonas era denominado Hel, el Lugar Oculto de poder secreto gobernado por la Madre-de-Todos, la Dama Hel. Este es el mundo de Elfame o de Las Hadas.

La bruja tenía el poder de cruzar sobre el Cerco, la 'Vieja Bruja', viajando entre los mundos. Por lo tanto la bruja era llamada la 'Cuidadora del Cerco' o la 'La Que Cabalga el Cerco' - Haegtessa en Inglés Medio, Hagazussa en Alto Alemán Antiguo y Haghetisse en Holandés Medio. De ellas ha derivado nuestra palabra 'hag' y la alemana 'hexe' que significan 'Bruja'.

2. La Escalerilla de Piedra es una brecha en el cercado, un lugar donde el paso entre los mundos puede tomar lugar y por lo tanto estrechamente asociada con las Brujas.

La Estrella Hex es una forma de la runa Hagal, la novena runa sagrada para la Madre Oscura del Inframundo y el Camino a Hel o sendero de los espíritus, a lo largo del que las almas desencarnadas viajan durante nueve noches para alcanzar su reino subterráneo. Encarna especialmente las sendas entre las dimensiones de los nueve mundos del árbol cósmico. El Pie de Bruja es un símbolo muy antiguo que representa la garra del pie del búho de la Diosa Bruja Hold o Herodias. Por ello implica el vuelo mágico y la sabiduría oculta, también representa el estar de pie para alcanzar las raíces más bajas del Tejo que descienden hacia el Inframundo.

La vara es el Gandr que servía tanto de vara mágica como de palo de montar a las brujas nórdicas. Es una variante de la clásica escoba o palo bifurcado sobre el que volaban las Brujas en Europa. La hueste de seres nocturnos que vuelan sobre varas es denominada Gandreidh en Escandinavo Antiguo y se aplicaba a los vuelos de las Brujas y a la Cacería Salvaje de los muertos fantasmales. El tarro es simbólico del Unguentum Sabbati, el 'ungüento de vuelo' o 'bálsamo de elevación' que generalmente contenía hierbas narcóticas y alucinógenas tales como la Belladona, el Acónito y el Beleño, cuyo uso era un preliminar para el viaje al Sabbat en las prácticas de la brujería tradicional.

3. Los rezos del Sabbat formulan la intención del trabajo claramente dentro de la consciencia y producen un grado de entonamiento con las deidades arquetípicas de la Brujería.


El primer rezo es dirigido al Anciano, el Dios Astado de los bosques y pantanos salvajes que gobierna sobre los rebaños de ciervos, ganado vacuno y cabras; en la oración el dios es llamado usando el nombre celta Boucca del que viene el inglés Puck y el irlandés Puca. Estos derivan de la raíz indoeuropea – BHUG que significa bestia cornuda, como un ciervo o cabra. En la Irlanda contemporánea una cabra es llamada todavía un 'puck'. En la Galia era llamado Vindos y dio a luz al título de Cernunnos, 'el Astado o Dios de Cabeza de Ciervo'; en Gales era conocido como Gwynn Ap Nudd. Él es el Señor de Annwvyn y confiere su antigua abundancia sobre aquellos que viajan allí. Él es el maestro de la Cacería Salvaje de los muertos en el periodo invernal, cabalgando a través de la noche 'entre los tiempos'. Sus dos mayores símbolos en los misterios brujeriles son el cráneo de secreta sabiduría ancestral y el Falo de fertilidad y regeneración. Las brujas le llamaban de variadas formas: Robin, el Viejo Hornie o el Diablo.

El segundo rezo es dirigido a la Madre de Todos, la gran Diosa Bruja de la Noche que gobierna sobre los reinos subterráneos. Entre sus atributos están la tierra y las aguas dentro de la tierra, los animales salvajes y pájaros, el hilado, la luna y las encrucijadas. Puede aparecer con triples o nónuples aspectos queriendo significar su dominio sobre los tres planos del cielo, la Tierra y Hel. De su fuente, caldero o útero secreto, fueron dados a luz los nueve mundos al principio de los tiempos. Su nombre indoeuropeo original era KOLYO, del que deriva el epónimo de la diosa griega Calypso, la alemana Hela, Holle y Hulda y la celta Cailleach, la Bruja velada que cabalga con sus ocho hermanas en las tempestades de invierno.

En el mundo celta esta diosa todo abarcante era vista en la triplicidad de la Morrigan, la 'Gran Reina' en sus tres aspectos de Nemain, Macha y Badb Catha – 'Terror', 'Caballo' y 'Cuervo de Batalla'. En tiempos medievales evolucionó a Morgan Le Faye que reside como parte de una hermandad nónuple de mujeres en la infernal Isla de las Manzanas, Ynys Avallon. Del mismo modo los huertos de manzanas mágicas crecen en los dominios de la Dama Holda, las 'manzanas de Hel' que regeneran a los muertos y confieren juventud inmortal. Como la diosa que conducía la Procesión Feérica y la Heljagd, se la interpretaba clásicamente en los textos de los primeros escritores francos como Herodias o Diana. Los poetas alemanes la veían como Frau Venus cuyo mundo mágico se alcanzaba descendiendo al interior de la Venusberg, la Montaña de Venus.

Fiel a su naturaleza de Madre de Todos puede aparecer como una bella reina de pelo dorado (Novia) o como una vieja bruja con colmillos, cara azul y garras de hierro (Cailleach). La Brujería escocesa la adoraba como la 'Reina de Elfland' sobre su caballo blanco de soberanía. Para las Brujas vascas, ella era La Dama que presidía el Sabbat en su montaña. En la tradición gaélica ella es la Vieja Bruja de la Luna Nocturna, la diosa búho que hila en el inframundo hilos de plata.

4. El fetch-luz es una manifestación de la Fylgja, el aspecto salvaje y sobrenatural del alma que existe fuera del cerco; este es el otro lado de nuestro ser que raramente experimentamos de forma directa aunque es una personificación de fuerzas protectoras y fortalecedoras. Como un aspecto de la psique interior, el Fetch tradicionalmente ha sido conocido por tener la apariencia de animal o de pájaro, como un espíritu guardián femenino o masculino, o como una esfera de luz.


El Fetch nos guarda y acompaña y puede ser una fuente de fortuna y poderes numinosos para la bruja, tanto en este mundo como en el de más allá. El Dyr-Fylgja o 'Animal Fetch' subyace al concepto brujeril tradicional del Puckerel o espíritu Familiar que aparece como una liebre, un gato negro, un sapo o de muchas otras formas. El espíritu familiar es para la bruja un poder interior y de más allá, al que convocar algunas veces para propósitos mágicos. El fetch/Familiar era invocado para obtener conocimiento adivinatorio, conseguir habilidades inusuales, actuar como espíritu guía o para el cambio de forma.

5. La senda directa está alineada con el distante montículo feérico u Oscura Colina del Sabbat; delinea el sendero de movimiento mágico emprendido por la bruja cuando cabalga sobre el palo de escoba. Como una línea de vuelo para los espíritus sobre el paisaje interior de Elfame, se vio reflejada en el mundo exterior en los 'caminos feéricos' de la tradición gaélica, que discurren entre los montículos-fortalezas de los Sidhe.

A lo largo de estas pistas mágicas el Pueblo Feérico cabalgaba en los cuatro días trimestrales "cambiando sus cotos de caza". Este fenómeno es el Sluagh Sidhe o Procesión Feérica y la hueste mágica era conducida por la Reina de Elfland y el Rey de las Hadas. El saber geomántico sajón dice de las vías rectas periódicamente cabalgadas por la Hueste Salvaje, que eran conocidas como 'El Camino de Woden'. En las Islas del Canal los cromlechs y dólmenes están enlazados por 'pouquelaie' o 'senderos de los goblin'. Los Senderos de velas de cadáveres3 galeses y los caminos de Ankou4, el Carro del dios de la Muerte Bretón, atestiguan los mismos principios mágicos. En Alemania los rectos 'Caminos de Fantasmas' discurren entre los cementerios e igualmente el holandés 'Camino de la Muerte' y el Helweg se representan en la creencia popular como senderos lineales a través de los cuales los espíritus vuelan. En el Mysterium Sabbati, la consciencia inspirada es llevada a lo largo del encantado Camino de la Bruja o Línea de Búho, a través del espectral paisaje onírico de Elfame, guiada y protegida por el Fetch o Familiar invocado.

6. La unción de la Bruja con el 'ungüento de vuelo' aquí asume el carácter de un gesto puramente simbólico o ritual dentro del círculo de la consciencia; señala el entonamiento y entrada a una fase avanzada de trance inspirador cuyo emblema herbal es la baya de color púrpura oscuro de la mortal planta Belladona - la sagrada hierba Bruja. El hechizo para el Viaje Nocturno es una antigua fórmula del West Country usada por los covens de brujas en Somerset en el siglo XVII, aunque es de más largo origen y probablemente surgida del extático canto del chamán o del encantamiento para el trance de vuelo, aunque finalmente desgastado en el trascurso de los siglos. Este encantamiento-semilla sirve para dirigir el alma 'fuera de casa', a través de capas de consciencia a la fuente oculta de todo ser.

7. La brisa que se levanta y el viento tempestuoso son aquí heraldos de la inminente presencia de los espíritus y refleja una intensificación del hálito de consciencia del espíritu (Anda- Nórdico Antiguo). Las voces en el viento son los ancestros cabalgando en la noche.

El distante cuerno soplado tiene un significado especialmente grande - es el cuerno del Maestro de la Cacería Salvaje que convoca a las almas a salir de sus cuerpos. Por este instrumento el Dios Astado, Gwynn Ap Nudd hace sonar el misterio de la muerte y del abandono de la carne. A la bruja el Cuerno del Sabbat la llama desde la profundidad y la distancia a través de los grandes espacios del tiempos como un signo de la alianza jurada con los antiguos.

8. El vuelo alude a la liberación extática de la psique de la Bruja; la consciencia se extiende más allá de los parámetros normales de la entidad del ego/cuerpo y vaga sin límites más allá del cerco en el vuelo del espíritu. El palo de escoba o Gandstaff simboliza la fórmula secreta de la magia de la Bruja, por la cual la levitación mágica es lograda y a través de la que el alma vuela sobre las alas de la inspiración numinosa hacia Otros Mundos.

En este punto del rito la Bruja se funde con la noche viajando con la horda de espíritus desencarnados conocida por miles de nombres a lo largo de Europa, tales como Gandreidh, el ejército de Diana, la cacería del Rey Arturo, Herlathing, Mesnee de Hellequin – las huestes oníricas del Inframundo.


9. La Oscura Colina del Sabbat representa un profundo lugar interior de la Brujería tradicional. El faro de fuego que arde en su cima brilla a través de muchas dimensiones y convoca a los fieles a través de la noche de poder para celebrar el Mysterium. La Colina, Monte o Montaña es central para el simbolismo de la Bruja, porque encarna el cuerpo o útero de la Madre-de-Todos dentro del que buscamos las transformaciones definitivas bajo las raíces del árbol cósmico.

El caballero alemán Tannhauser siguió este sendero hacia la Hurselberg, la Montaña de Venus. Pendle Hill posee una función similar en la cosmografía de la Brujería de Lancashire. Las Brujas suecas del Coven de Auldearne entraban en las Downie Hills y las Brujas alemanas volaban a la Brocken en la Noche de Walpurgis. Los Sabbats del País Vasco tomaban lugar dentro de las cavernas de ciertas montañas en los Pirineos. En todas partes el simbolismo de la Oscura Colina del Sabbat persiste – el descenso por el pasadizo al interior de este monte implica un retorno al útero de la tierra de la Dama Herodias, la fuente primigenia de todo ser que existe más allá del tiempo y el espacio. Este es el estado de sueño inconsciente en el que todos los límites ordinarios se han disuelto – el divino caos a partir del que el tiempo y el ser son regenerados una y otra vez a través de grandes ciclos cósmicos.

La Caverna Mística dentro de la Oscura Colina es el lugar del Caldero, la fuente eterna del renacimiento continuo. El Saúco es el lugar de morada de la 'Bruja del Saúco' y como el árbol del cuervo celta, denota que el estrato más profundo del inframundo está siendo contactado. Todo el desplazamiento del Mysterium ha conducido a la Bruja a este punto y las experiencias que ocurren dentro de la Oscura Colina pueden variar considerablemente de un individuo a otro: algunos pueden experimentar una participación e implicación visionaria en el arquetípico Sabbat de la Bruja, otros pueden percibir revelaciones simbólicas de poder iniciático, otros incluso pueden lograr simplemente una comunión sin forma con los Primordiales y hacerse conscientes de la presencia numinosa del Astado y la Reina Triple. Cuando este estado de comunión Sabbática es alcanzado por completo, las palabras ya no son suficientes para describir el Mysterium inefable. Una mayor exégesis sería superflua.

10. El Hechizo de Retorno es una vez más una fórmula tradicional del West Country y formalmente señala el retorno a la consciencia ordinaria en la Tierra Media. Cada retorno es virtualmente instantáneo ya que toma lugar en un dominio extratemporal y siempre significa un renacimiento en un estado superior en la tierra de los vivos, dotado con el numen y conocimiento del reino de la muerte y la memoria ancestral. Este es el eterno viaje nocturno de la iniciación a la Brujería como siempre ha sido conocido a lo largo de Inglaterra y Europa. En los tiempos antiguos se hacía esencialmente de esta manera, aunque los secretos se perdieron y fueron oscurecidos por la ignorancia y el paso del tiempo.

Ahora el Cultus Mysterium Sabbati y el Coven de los Tres Búhos se hace manifiesto en este santo trabajo de Brujería.

¡QUE ASÍ SEA! 

1 Ver capítulo siguiente (Nota del Traductor). 
2 Frase sacada del juicio de las brujas de Somerset (1664) quienes afirmaron que “Antes de ser conducidas a sus reuniones, se untan las frentes y las muñecas con un aceite que los espíritus les traen (que tiene un olor desagradable), y son transportadas en un corto espacio de tiempo, utilizando estas palabras Thout, tout a tout, through and about. Y cuando se van de la reunión, dicen: Rentum, Tormentum […] son conducidos enseguida a sus hogares.” (Nota del Traductor). 
3 Una vela o luz de cadáver es una llama o bola de luz, a menudo azul, que es vista viajando justo por encima del suelo en la ruta del cementerio a la casa de la persona moribunda, y de vuelta al cementerio, estando particularmente asociada con Gales (Nota del Traductor). 
4 El Ankou es un personaje legendario de la mitología popular de la Baja Bretaña, en Francia. El Ankou no es la muerte en sí mismas, sino su servidor. Se ocupa de recoger las alamas de los difuntos recientes en su viejo carro (karr an Ankoú, "carro del Ankou" en bretón). Se dice que cuando un vivo escucha el sonido chirriante del carro (wig ha wag) es señal de que él mismo o alguien próximo a él no tardará en morir. También se dice que todo aquel que vea al Ankou morirá en el transcurso de ese año (Nota del Traductor).