martes, 27 de septiembre de 2016

Lugares de Poder

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


Muchos son los lugares que aportan alguna virtud, sabiduría o potencia útil que el Pellar puede aprovechar para que le ayude en el trabajo de su Oficio. Empecemos en el hogar...

La Casa de Campo del Pellar

El hogar de un practicante de pueblo a menudo contendrá signos de puntos de entrada y salida entre los mundos, en dicha casa hay un omnipresente recordatorio de que el reino de los espíritus es, de hecho, siempre inmanente. Amuletos colgados en el portal de la casa donde las fuerzas sobrenaturales pueden ir y venir, en las ventanas, puertas y chimenea, para repeler influencias no deseadas o dañinas y atraer espíritus ayudantes y fuerzas benéficas. Casas para los espíritus adornan las estanterías y cuelgan de travesaños para que las ocupen espíritus que de otra manera podrían volverse maliciosos, o para asegurar la presencia continuada de espíritus ayudantes. En un rincón de la casa de campo, oscuro y cubierto de telarañas, pueden estar al acecho las temibles herramientas de destrucción y los negros amuletos, que influyen sobre los malhechores y enemigos del encantador y sus clientes.

Para nuestros antiguos ancestros, la chimenea era el mismo centro del hogar y toda la vida doméstica, tanto mundana como espiritual, se llevaba a cabo a su alrededor. La chimenea provee calor, alimento y luz en la oscuridad. Daba vida y por ello era reverenciada como el centro consagrado del hogar. Historias sagradas se contaban alrededor del fuego del hogar, se adivinaba la guía de los espíritus en sus llamas, siendo la chimenea el altar para todos los ritos domésticos de adoración y comunión con los dioses, los poderes de la tierra y con los amados difuntos.


Para los brujos, encantadores y gente de la Astucia, la chimenea ha mantenido muchas de estas antiguas asociaciones y usos, proveyendo la 'superficie de trabajo'. Donde el espacio sea un problema, otra superficie de trabajo, 'altar' o 'santuario', puede también acomodarse en algún lugar conveniente. Algunas de las herramientas de hechicería pueden guardarse en la chimenea, preparadas para su uso a la llegada de un cliente, guardándose allí también las herramientas más 'religiosas' del culto, para los ritos domésticos y la comunión con el Otro Mundo. Se puede buscar adivinación y consejo de los espíritus en las llamas danzarinas del bendecido fuego, o dentro de las espirales de humo que ascienden de un crisol colocado al fuego del hogar. Los amuletos se harán a la chimenea, potenciados allí y dejados durante la noche sobre el fuego para que se 'cocinen'. Hechizos pueden ser conjurados y liberados hacia su destino a través del tiro de la chimenea (siempre se tendrá en cuenta aquí la dirección del viento), y los amuletos más protectores y anclas físicas para los espíritus guardianes domésticos serán colocados sobre la chimenea o escondidos dentro del tiro de la misma. Como con los hechizos, los espíritus ayudantes o familiares de los brujos, o algunas veces sus propios espíritus en forma animal, serán enviados a llevar a cabo su trabajo a través de la chimenea o si no, a través de la ventana, que también es muy importante ya que le permite a uno mantener un ojo atento a lo que está pasando en el exterior...

El Pueblo

La observación es una habilidad vital del brujo exitoso. Los tejemanejes del pueblo y las vidas diarias y conductas de los aldeanos serán de gran interés, observados tranquilamente como fuente de información, por lo tanto, sabiduría, para que cuando un cliente llame a la puerta de su practicante local, lo más común sea que el brujo ya sepa cuál es el problema, quién o qué lo causó y cómo rectificarlo.


Los tiempos han cambiado, la mayoría de pueblos y ciudades han perdido su mujer sabia y hombre de Astucia de la comunidad local, por ello, los pocos que todavía practican como personas de Astucia hoy en día, ya no tienen el lujo de tratar casi exclusivamente con clientes a los que ya 'conocen' de su propia comunidad, sino que recibirán peticiones de muy lejos. Esto hace que la habilidad de la observación sea de lo más importante. Es un hecho, conocido por el Sabio, que la gente a menudo crea sus propios problemas. También se sabe que hay personas que son muy similares, en aspecto, conducta, personalidad y carácter, teniendo a menudo estas personas problemas similares con causas similares y con la mayor de las frecuencias, soluciones también similares. La observación penetrante de las vidas de personas diferentes a nivel local, ayudará al sabio a 'conocer' mejor y asistir a 'tipos' similares de clientes que vienen de lejos. Soy consciente de que esto suena como si estuviera negando la individualidad, y no lo estoy haciendo. Estoy hablando sobre 'tipos' de personas y similitudes a un nivel exterior más inmediato, observación de lo cual da al practicante una ventaja inicial a la hora de trabajar para entender la individualidad del cliente en niveles más profundos y adaptar su trabajo en consecuencia.

El Camposanto

Puede ser un hecho desagradable para algunos en el Arte moderno, que los camposantos sean vistos como lugares de brujería. Aunque históricamente esto siempre ha sido así y es innegable en Cornualles como en cualquier otro lugar de Gran Bretaña.

La atracción que tienen los camposantos en los inclinados hacia la magia no es extraña, porque son los lugares de los muertos, y como tales, dichos sitios están entre los mundos y siempre han sido usados por el brujo. Están en el corazón del pueblo y muchas antiguas iglesias se construyeron sobre un sitio que una vez fue sagrado para nuestros antiguos ancestros, indicados a menudo por un límite redondo u oval, o la presencia de piedras sagradas y antiguos tejos. Dichos lugares no fueron abandonados por los seguidores de la 'Antigua Religión' a pesar de su uso más común por aquellos que siguen la nueva.


Muchos ritos o hechizos tradicionales convocan al brujo para dirigir su camino hacia un camposanto bajo el manto de la medianoche, generalmente para hacer hechizos de la antigua y buena magia córnica de 'destierro', la eliminación de maldiciones, enfermedades y otras cosas indeseables en nombre de un cliente. Los ritos de iniciación del Arte, en los que se desea un encuentro con el Diablo, son otra de las cosas tradicionales que ocurren a medianoche en un camposanto, no desconocidos siquiera para el Cornualles de hoy en día.

Las Encrucijadas

La encrucijada es otro importante símbolo tradicional de ingreso entre los mundos. Estar de pie en el cruce de los caminos es estar 'a horcajadas sobre el seto' o 'entre los cuernos'. La encrucijada es una forma gráfica y particularmente potente de dichos símbolos, porque el cruce de los caminos horizontales simboliza la reunión y acceso a los espíritus, poderes y virtudes de los 'Caminos' de los cuatro brazos de la cruz. El invisible tercer camino vertical, que atraviesa el centro de esta cruz y aporta un eje, es el camino hacia los cielos, o Nevek y al inframundo, Annown. Para establecer efectivamente el Círculo de la Astucia, la encrucijada mágica debe ser conjurada y hacer el signo de los tres caminos cruzados al inicio de cada trabajo para señalar que se desea el contacto con las fuerzas sobrenaturales y que el mismo está a punto de ocurrir. 


La encrucijada es un lugar, 'tradicionalmente', en el que el brujo córnico hará conjuraciones buscando la ayuda de los espíritus o el antiguo, para hacer maldiciones o trabajar formas tradicionales de magia de 'destierro'.

Agujeros que Huelen a Cerrado

Agujeros que Huelen a Cerrado, cuevas y fogous (antiguas cámaras o pasillos subterráneos de Cornualles Occidental) son por completo lugares hacia el inframundo, porque no hay nada entre o sobre ellos, cuando uno entra en dichos lugares, ha cruzado por completo el cerco que separa el mundo de los vivos del mundo de los espíritus.

Poderosos lugares de visiones, magia e iniciación, teniendo mucho que ofrecer al Sabio. En tiempo de luna nueva u oscura, estos agujeros pueden ser visitados por la persona de Astucia para los ritos silenciosos de viaje al inframundo, al encuentro, comunicación y búsqueda de visiones de los muertos y de la misma muerte en su forma como el hombre de negro, Ankow, y para ritos de trabajo interior en los que visitar las profundidades del submundo interno que existe dentro de todos nosotros, porque la antigua máxima 'Conócete a Ti Mismo' es tan verdad para los brujos de Cornualles como lo es en todas partes.


En tiempo de luna llena el Sabio es atraído al interior de fogous y cuevas marinas en busca de una fuerza conocida como 'El Aliento de la Serpiente', porque las energías serpentinas se vuelven extremadamente potentes y generadoras en dichos momentos, y exudan una fuerza poderosa e hipnótica desde el interior de la oscura tierra. Aquí se trabajan ritos con esta potente fuerza, atrayendo profundamente el Aliento de la Serpiente, porque respirándolo, dormitando en él y siendo poseído por el mismo, el Sabio recibe visiones de las que extraer sabiduría, siendo potenciado y recargado con la virtud serpentina y lunar de naturaleza ctónica, que proveerá potencia extra a sus trabajos de magia y curación

Pozos Sagrados

Muchos pozos sagrados de Cornualles, como los agujeros que huelen a cerrado, también son lugares donde en tiempo de luna llena el Aliento de la Serpiente surge en mayor y más concentrada abundancia que en otros lugares, porque son en sí mismos portales sobrenaturales en los que las potentes aguas serpentinas de la tierra manan. Aquí también esta fuerza es utilizada tradicionalmente como potencia, visión y curación mágicas.

Así como al ser lugares de inherentes poderes curativos y adivinatorios, los pozos sagrados de Cornualles son vistos como lugares de morada de los espíritus a los que las ofrendas serían hechas en espera de visiones, predicciones o curaciones. Fenton Bebibell, cercano a las piedras Men-an-Tol, como su nombre córnico revela, es casi literalmente el pozo de la gente pequeña. Aquí las chicas se aventuraban en Viernes Santo para bendecir sus muñecas en el agua del pozo. Esto quizá revela el recuerdo popular de la adoración de los espíritus de los ancestros, o gente pequeña, en este lugar, o la bendición y adjudicación de nombre a los bebés. El pozo perdido ha sido recientemente rescatado por voluntarios, y la tradición de bendición de la muñeca del Viernes Santo se ha revivido en este encantador y mágico pozo sagrado.

Hay patrones tradicionales de práctica mantenidos en común por muchos de los pozos sagrados de Cornualles, y estas prácticas fueron conducidas con bastante regularidad hasta un periodo relativamente tardío. La práctica mejor conocida de colgar tiras de tela (clouties), más notable en Madron, quizá el pozo sagrado más famoso de Cornualles, es un antiguo hechizo de curación.


La práctica de dejar clouties sobrevive en el Pozo de Madron con entusiasmo, sin embargo la mayoría las deja en los árboles donde el agua se encuentra junto al sendero del antiguo bautisterio, porque la actual localización del pozo es de acceso muy difícil y no ampliamente conocida. Las clouties son ahora una vista común en muchos otros pozos, aunque el más breve examen de la vasta mayoría de modernas clouties revela, que el verdadero significado y propósito del hechizo se ha perdido para la mayoría. Desgraciadamente, parece haberse vuelto una conducta habitual estrangular las ramas de cualquier árbol que ose crecer cerca de un pozo sagrado, con viejas piezas de encaje sintético.

La práctica de bañar o pasar los niños a través de las aguas, también son ritos curativos que una vez fueron comunes en cierto número de pozos sagrados. Las prácticas adivinatorias, que comúnmente implican el lanzamiento de alfileres torcidos al agua y después leer las burbujas resultantes, u otro comportamiento del agua, se daban en ciertos pozos, una vez más, particularmente en Madron y en el Pozo de Alsia (pronunciado de forma aproximada como ay-li-ah por las gentes de la localidad), cerca de St Buryan, donde se usaban también las hojas de zarza. La práctica de doblar alfileres para ofrecerlos a las aguas a cambio de consejos adivinatorios, parece remontarse a la práctica, común para muchas culturas antiguas a lo largo de todo el mundo, de dañar pequeños objetos de metal a propósito, tales como espadas y joyería, antes de ofrecerlas a las profundidades de los lagos sagrados y otras masas de agua, que se consideraban como portales al Otro Mundo.

Para los encantadores, los pozos sagrados son lugares para comunicarse con los espíritus, buscar visiones, recuperar fuerza, potencia mágica y virtud del flujo serpentino, para potenciar su magia y curación y también para bendecir y recargar las herramientas del Arte destinadas a la curación.

Piedras Sagradas

Cornualles, Pnewith en particular, es extremadamente rica en antiguos sitios sagrados de piedras, incluyendo círculos, menhires y dólmenes (quoits). Estos sitios enigmáticos son de gran importancia para la gente de la Astucia, no menos porque fueron de gran importancia y uso para nuestros sagrados ancestros. Mientras que los detalles exactos de los antiguos y originales usos y significado de muchos de estos antiguos sitios, pueden presentarse ante nosotros como un misterio, dentro de su folclore aún pueden verse claves y pistas y los encantadores, gentes astutas y brujos de Cornualles siempre han usado de forma muy efectiva estos antiguos y sagrados lugares de poder.


Los grandes círculos de piedra, también conocidos por los sabios locales como 'piedras danzantes', son templos de la tierra y la fuerza ctónica, donde el flujo serpentino puede girar y almacenarse en los anillos de granito, una roca de alto contenido en cuarzo, que como el flujo serpentino, se considera en el Arte sensible a las mareas lunares. Aquí, en la luna llena, las piedras ricas en cuarzo canalizan y aumentan el flujo de la serpiente, por ello se convierten en lugares donde esta potente, generadora e hipnótica fuerza puede ser incitada a moverse, y ser utilizada en gran abundancia, con lo que se puede hacer una magia muy poderosa, profunda y de largo alcance.


En tales lugares el brujo puede convertirse en el vehículo para una fuerza extremadamente potente. Cuando la luna está oscura, los anillos de granito almacenan la fuerza serpentina en su fase consumidora. Aquí la magia para librarse de algo, para maldecir y finalizar algo, puede realizarse con gran efecto, pero se necesita tener cuidado cuando se haga magia de este tipo y con esta peligrosa fuerza, concentrada en dichos lugares, porque puede resultar costosa.

Los menhires o piedras alzadas, de los que Cornualles tiene muchos, pueden considerarse piedras que marcan los senderos del espíritu, o senderos de la 'fuerza de la tierra'. Los hallazgos arqueológicos de restos humanos, ya sean huesos o cenizas, revelan un vínculo con los muertos. Se desconoce si las piedras fueron erigidas o no para marcar estos enterramientos, o los enterramientos se hicieron como ofrendas fundacionales al erigir las piedras. Son lugares para que el sabio se comunique con los ancestros, con la sabiduría y fuerzas de la tierra, para recorrer los senderos del espíritu y viajar a los mundos de arriba o abajo, porque dichas piedras unen el cielo con las profundidades de la tierra.


Men-an-Tol (piedra con un agujero) es uno de los más misteriosos y antiguos sitios sagrados de Penwith. Con casi total certeza no es su alineación o arreglo original. La posibilidad de que este sitio fuera una vez parte de un círculo, o círculos gemelos, o incluso los restos de una tumba con forma de cámara en la que la piedra agujereada pueda haber sido la entrada está abierta a debate. Sin embargo, como la mayoría de las antiguas piedras sagradas de Cornualles, la Men-an-Tol está animada y es de uso y gran importancia en la vida diaria, a pesar de los misterios que rodean sus usos y significados para nuestros antiguos ancestros.

Como los pozos sagrados, la magia hecha en la Men-an-Tol incluía trabajos de adivinación y curación. Para emplear sus poderes adivinatorios, se cruzaban dos alfileres de latón en la parte superior de la piedra agujereada, manteniendo en equilibrio uno sobre el otro. Los movimientos del alfiler superior se leían como respuesta a las preguntas que se le hacían, para señalar a una dirección o dar un 'sí' o 'no'.

La piedra agujereada ha sido considerada como un poderoso portal de curación, transformación y renacimiento. Hoy se usa de forma más amplia para la curación, porque no es infrecuente ver visitantes trepando a través del agujero tres o nueve veces contra el sol, con la esperanza de una cura para sus enfermedades, u observar bebés y niños pequeños pasados a través del agujero para lo mismo.

El hecho de que estas muy antiguas prácticas sean ocurrencias comunes todavía en la Men-an-Tol, es un testimonio de la poderosa y duradera reputación del sitio.



Para el Pellar, este portal mágico también es empleado dentro de los ritos de renacimiento y renovación, y para 'nacer' simbólicamente o dar vida a muñecas mágicas, huesos, cráneos y otros artículos para alojar a un familiar o en trabajo con espíritus. Dichos objetos han recibido la vida a través del aliento y son pasados ritualmente a través de la piedra, y después el espíritu es nombrado, quizá dándole un 'bautismo' en la cercana Fenton Bebibell.

Las 'casas para espíritus' del paisaje de Cornualles son los dólmenes (quoits), cromlechs (córnico para lugar curvado) y túmulos. Estos son lugares donde los antiguos hacían ritos de muerte, rituales con sagrados huesos ancestrales, con ofrendas, de conexión, de recuerdo y sabiduría. Son los lugares de morada de los muertos sagrados, desde los que vigilan la tierra y a los vivos, lugares de contacto directo con el mundo de los espíritus, que los vivos pueden todavía visitar arrastrándose hasta su interior y hablar allí con los ancestros y escuchar su sabiduría. Para el Pellar son lugares de importantes ritos en los que se mantienen los lazos vitales entre los vivos y los muertos.


Aparte de los monumentos sagrados de nuestros ancestros, hay varios rasgos del paisaje que pueden utilizarse como lugares de poder. Los vastos montones de piedras y colinas son, en la tradición córnica, lugares de gigantes y spriggans. En su cima las energías crudas de la tierra, el cielo y los elementos pueden encontrarse en abundancia y 'almacenarse' para un uso posterior, o dirigirlas allí para lanzar hechizos desde la distancia. Las playas o incluso los bordes de los acantilados, son útiles en actos de magia que utilicen las poderosas mareas del mar para conjurar o exorcizar. Las energías fluyentes de un arroyo son buenas para trabajos de limpieza, para curar o enviar un hechizo a su paso. Una solitaria espina deformada por el viento en un seto, es un lugar excelente para la magia en la que la conjuración de las fuerzas sobrenaturales o espíritus sea requerida.


“Me arrastré de rodillas bajo un espino blanco en la encrucijada, y allí, durante la mejor parte de esa noche, llamé a los poderes hasta que me ayudaron a lanzar los hechizos que dieron al viejo Jemmy y su familia un montón de cuajada y leche agria durante un tiempo.”

William Bottrell, alrededor de 1870 – Traditions and Hearthside stories of West Conrwall.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Los Muertos y el Otro Mundo. La Fe en el Mundo Feérico en Cornualles

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


Hoy en Cornualles hay al menos un vago conocimiento de los Piskies, Knockers y Spriggans como elementos pintorescos y muy extendidos del folclore y leyendas córnicos; sin embargo, en Cornualles la creencia y observancia activa en la 'Fe en el Mundo Feérico' es extramadamente rara, sobreviviendo solo entre algunos de los más ancianos y por supuesto entre las brujas, la gente Sabia y de Astucia y el Pellar de Cornualles.

En Cornualles, el Otro Mundo nunca está lejos, existe justo en el borde liminar de la visión normal, donde las idas y venidas sobrenaturales pueden ser vislumbradas ocasionalmente por el rabillo del ojo. Deslizarse desde este mundo hacia Annown, a menudo accidentalmente, nunca fue una cosa tan difícil como pueda sonar.

Para sus gentes, los Piskies siempre han sido los espíritus de los muertos; un Piskie y un fantasma eran vistos como la misma cosa. Se puede decir con seguridad que Cornualles fue durante mucho tiempo un lugar de observancia dual, porque mientras que el pueblo casi siempre se declaraba buen cristiano, y aunque no hay absolutamente nada de cristiano en la Fe en el Mundo Feérico, creía en ella incondicional y firmemente, y la ha observado hasta tiempos relativamente recientes.

Observancia Dual

Para el mismo pueblo cristiano, que creía que las almas de los muertos deben ir al cielo, su creencia paralela en el Otro Mundo y los Piskies presentaba un problema; una solución tuvo que hallarse para acomodar estas antiguas y fuertes creencias que rehusaban ser enterradas. Una de las soluciones que idearon consideraba que los Piskies eran los espíritus de los fallecidos en la antigüedad, nuestros ancestros paganos que moran en la realidad sobrenatural del paisaje de Cornualles, junto a los vivos y no teniendo conocimiento del cielo de los cristianos. Una vieja historia recogida por William Bottrell, 'El Hada que Vive sobre Selena Moor', ilustra esta forma de ver las cosas, en la que los Piskies son descritos como siendo “no de nuestra religión sino adoradores de las estrellas”. Otras nociones surgieron en las que los Piskies eran los espíritus de los niños no bautizados que no habían podido ser admitidos en el cielo, aunque no habían vivido lo suficiente para cometer pecado alguno que les garantizara su condena al infierno. Otra interesante justificación cristiana para los Piskies era que los mismos eran los antiguos dioses paganos de Cornualles, y que desde el nacimiento de Cristo han estado siempre menguando en tamaño, hasta que se convirtieron en muryans (hormigas), y un día serán desterrados en conjunto. Así que en Cornualles era tabú destruir un nido de muryans (hormiguero), y se creía que en tiempo de luna nueva, los antiguos dioses, en forma de hormiga, todavía tenían suficiente poder para convertir el estaño en plata. Esto es interesante, porque no es normal en los cristianos que reconozcan la existencia de otros dioses, o que les respeten a través del tabú de no hacerles daño, ni seguir teniendo fe en sus poderes mágicos para transformar lo vulgar en precioso. Todo esto parecería, una vez más, apuntar a actitudes de observancia dual entre el populacho nominalmente cristiano de Cornualles.

Los intentos de la nueva religión por acomodar el antiguo espíritu córnico del mundo, no fueron tenidos en cuenta por todos y para muchos el Otro Mundo simplemente era el lugar de morada de los espíritus de los muertos, y convertirse en Piskie era el destino de todo el que pasa por el mundo de los vivos. Hay relatos en historias córnicas de personas deslizándose accidentalmente entre los mundos y observando las actividades de los Piskies, en los que entre ellos se reconocen a seres queridos ya difuntos y los rostros familiares de personas recientemente fallecidas, pero ahora con forma de Piskie. Descripciones de los Piskies o “Pobel Vean” (gente pequeña) los muestran generalmente con una altura de no más de sesenta y pocos centímetros, las mujeres de tez blanca mientras que los hombres son más oscuros y de apariencia morena. Se describen con túnicas rojas, o algunas veces con gorras y ropas verdes. Por la noche se les describe como jóvenes y bellos, pero si se les ve de día, parecen viejos, arrugados y manchados. Detrás de los últimos esfuerzos del cristianismo córnico por explicar y acomodar el mundo córnico de los espíritus (y debemos estar agradecidos de que dichos esfuerzos se hicieran, porque permitió de una manera sin embargo menor, que la vieja Fe en los Seres Feéricos sobreviviera en Cornualles), hay muy antiguas tradiciones sobre la muerte, que sostienen que el fallecido permanece como parte del pueblo de los espíritus en Annown – el Otro Mundo, un mundo que estaba estrechamente interconectado con el de los vivos. Una relación interesante existía entre el 'pueblo ordinario' y los habitantes del mundo córnico de los espíritus, existiendo unas pocas formas tradicionales de interacción, que hoy continúan principalmente entre las gentes del Camino de la Astucia y aquellas pocas personas ancianas que todavía recuerdan.

Como todas las cosas, los Piskies tienen su lado luminoso y oscuro. Se les considera compasivos con el pobre, al que ayudarán a llevar a cabo muchas de sus labores durante la noche, como trillar el maíz o hacer las labores del hogar. También se cree que toman venganza sobre el rico que se aprovecha del pobre. Si, no obstante, el Piskie se entera de que lo han espiado mientras llevaba a cabo dichas tareas de ayuda, y es premiado por ello, desaparecerá no volviendo más, porque es un elemento común que el Piskie odia ser observado por los vivos. La única interacción permitida a los vivos era hacer simples ofrendas de comida y afecto a un Piskie, beneficiándose este del funcionamiento del hogar, pero por otra parte desea que lo dejen en paz.


Los restos de la mesa eran a menudo dejados en la noche para el Piskie, sobre la chimenea (el antiguo altar y centro sagrado del hogar) o en la puerta de atrás. Un trato especial para ellos era leche y pan de azafrán con mantequilla untada. Los relatos de Cornualles cuentan de gatos que enfermaban después de beber la leche dejada para un Piskie, que se habría bebido la parte 'astral' de la misma; lo que quedaba le habría sentado mal a cualquier ser vivo que la hubiera bebido, por lo que los restos físicos de estas ofrendas eran vertidos fuera sobre la tierra o enterrados a la mañana siguiente. En noches particularmente frías y tormentosas, se sabe que las personas mayores de Cornualles encendían un buen fuego de aulaga (espinillo) para proporcionar a los espíritus errantes cierta comodidad. Dado que se veía a los Piskies como espíritus de los muertos, la provisión regular de ofrendas de comida y fuegos reconfortantes, podría verse como la supervivencia de una forma de adoración a los ancestros entre el pueblo córnico.


Los Piskies también son conocidos por sus tendencias traviesas, provocando toques y sonidos de golpes alrededor de las casas de campo, una molestia habitual junto a la costumbre de esconder pequeños objetos del hogar. El remedio usual para esto era hacer ofrendas de comida a los espíritus lo cual calmaba dicho mal comportamiento. También se podía llamar a un Pellar local para que proporcionara al espíritu una casa a cambio del pago apropiado, calmando a dichos espíritus problemáticos para que estuvieran contentos.

Otra travesura de los Piskies sufrida a menudo por la gente de Cornualles, y admito que yo misma he sido víctima de ella, era ser 'dirigido por un Piskie'. Hay muchos relatos de personas caminando por lugares solitarios cuando una extraña niebla descendía y el caminante completamente perdido, incluso aunque estuviera en una ruta bien conocida para él, quedaba a menudo dando vueltas en círculo durante horas – una frustrante y algunas veces terrorífica ordalía que todavía ocurre a día de hoy. Dichos casos en los que se es dirigido por un Piskie pueden ocurrir en los tiempos liminares de la medianoche o el anochecer, porque en dichos momentos el velo entre los mundos se hace incluso más fino y los senderos de los seres humanos y los espíritus pueden cruzarse con más facilidad. La defensa tradicional para no ser dirigido por un Piskie es darle la vuelta a una prenda de vestir poniéndola del revés. Generalmente, para salir de la situación una vez ha empezado se tira al suelo un guante del revés, a partir de lo cual la niebla se aclara y el sendero vuelve a encontrarse de nuevo. Era común la práctica de llevar los abrigos del revés cuando alguien iba de un pueblo a otro de noche. 


Otros relatos nos cuentan de seres humanos, fuera en la noche, que han llegado a encontrarse accidentalmente con los Piskies, porque son aficionados a celebrar 'fiestas' en las que se disfruta de la música, la danza y el banquete en lugares encantados y aislados. Dichas fiestas de los espíritus recuerdan a las reuniones Sobrenaturales Sabáticas de los brujos. Si un espectador humano diera a conocer su presencia, la reunión de espíritus desaparecería en un instante, y el ser humano podría verse sometido a tormento por muchas manos invisibles, ¡desde ser pellizcado incesantemente hasta recibir una paliza! Según la tradición, la víctima lucharía por quitarse una prenda de vestir para darle la vuelta y ponerla del revés y parar así el tormento. Relatos como estos servían, una vez más, para advertir a las gentes de Cornualles de los peligros de espiar las actividades del Pueblo Piskie.


Los brujos córnicos conocen un ungüento llamado 'Ungüento Piskie' que, si se usa para untarse el rabillo de un ojo, permite al usuario ver a los espíritus normalmente invisibles para los vivos. Esta verde pomada se hace con una receta de hierbas, que según algunos dicen el mejor sitio para recogerlas es el páramo de Kerris. Una vez hecho se debe verter en una croggan (concha de lapa1) en la que mantenerlo. Como la tradición córnica sostiene, el Piskie no puede vivir en el mar, ni en las cosas que vienen de él, por lo que no serán capaces de robar el ungüento con el fin de evitar que el brujo les espíe. El saber brujeril córnico enseña sin embargo, que el uso de este ungüento es muy peligroso por dos razones: puede atrapar al usuario en un deseo obsesivo por ver el mundo de los espíritus y perder así el interés en el mundo de los vivos, y en segundo lugar, el usuario debe tener mucho cuidado para no reaccionar de ninguna manera a lo que ve de las idas y venidas de los espíritus. Debe actuar como si fuera inconsciente de ellos, porque si los Piskies se dan cuenta de que son espiados, golpearán el ojo untado que quedará ciego de ahí en adelante.

Concha de Lapa

Los Knockers, espíritus de las minas, eran otra tribu de espíritus córnicos cuya existencia se entrelazaba con la de la gente viva. De estos espíritus subterráneos se decía que eran los espíritus de los mineros muertos, contentos de poder permanecer en este alegre estado, siempre en las profundidades de la tierra. Los mineros tenían cuidado de agradar a los Knockers, porque aquellos que ganaban su favor eran conducidos por sonidos de golpes hechos por los espíritus a las vetas más ricas de mineral, por lo que les dejaban una porción de sus croust (almuerzos). Se decía que maldecir o gritar en su presencia los enfadaba y aseguraba la mala suerte de la mina. Dada la extremadamente peligrosa naturaleza de la minería, estos tabúes eran obedecidos con cierto entusiasmo.


Los Spriggans son otra tribu de espíritus córnicos cuyos senderos, con suerte, nunca se cruzarán con los de los vivos, porque estas entidades son los temibles espíritus guardianes del sagrado paisaje de Cornualles, y de los tesoros escondidos de las antiguas gentes. Notablemente efectivos en producir terror en los corazones de aquellos que intentan dañar los lugares de poder, o excavar los antiguos sitios en busca de tesoros. La leyenda cuenta de enjambres de diminutos Spriggans emergiendo de la tierra, y creciendo rápidamente hasta una gigantesca estatura para espantar a aquellos que estuvieran cavando en busca de tesoros. Cuando el aterrado buscador de tesoros regresaba al sitio, encontraría el agujero que había cavado relleno y cubierto de césped otra vez, sin signo alguno de que se hubiera perturbado el terreno.


En 1907 un agricultor, dueño del campo en el que están las Merry Maidens2, decidió quitar el antiguo círculo con el fin de hacerlo más fácil de trabajar y que aumentase su valor. Los trabajadores de la granja se mostraron reacios, temiendo al poder de dichos lugares, pero el agricultor insistió y se trajeron tres caballos del condado para extraer las piedras del suelo. Cuando fueron enganchados y empezaron a tirar de la primera piedra, el caballo de cabeza repentinamente entró en pánico y cayó muerto. No se hicieron más intentos por despejar el sitio.

Merry Maidens

1Patella vulgata, coloquialmente conocida como lapa común, es una especie comestible de caracol de mar, una lapa típica, un molusco gasterópodo de la familia Patellidae. Es endémica de los mares de la Europa Occidental (Nota del Traductor).

2Las Merry Maidens, también conocidas como Dawn's Men (probablemente una corrupción del córnico Dans Maen “Danza de Piedra”) es un círculo de piedras del neolítico tardía a 3 kilometros del sur del puedbo de St Buryan, en Cornualles (Nota del Traductor).

viernes, 22 de julio de 2016

El Hechizo de los Travesaños de Roble



























Por Robin Artisson
(Traducido por Manon de The Horn of Evenwood)

Este trabajo ilustra una vez más el uso de la fuerza Jupiterina, de nuevo en su rol como protectora de las fuerzas hostiles. Este es un trabajo protector para el hogar, que implica la creación de cruces con travesaños de roble que serán colgadas encima de las puertas interiores de la casa. Funciona mejor después de que hayas fumigado la casa con un incienso de exorcismo, que expulsará los poderes o presencias malvadas que puedan ya residir en el hogar.

En una noche de jueves durante la luna creciente o llena, ayuna y lávate, después retírate al lugar donde tu hechicería será realizada. Forma el Anillo Brujeril de la manera usual. Sobre la Mesa del Arte, ten tu Triángulo de Manifestación, con tantas ramitas de roble como necesites para hacer tantas cruces de brazos iguales como te hagan falta, suficiente hilo rojo, cuerda o hilo para atar, un pequeño cuenco con un filtro Jupiterino o “agua rápida”, que deberías haber creado la noche anterior, hirviendo hojas frescas y trituradas de roble, bellotas machacadas y al menos alguna otra hierba Jupiterina, junto con una sola hierba Marcial. Esa operación, para hacer el agua rápida, debería hacerse como cualquier otra operación detallada en esta obra, conforme a los pilares de la hechicería y los trabajos del Arte. Mientras se crea el filtro, los cantos que enfoquen la fuerza Jupiterina, todos en el nombre del gran Padre protector, deberían ser especialmente fuertes. También deberías haber preparado un buen incienso de exorcismo, preferible y principalmente de hojas de Mandrágora y virutas y recortes de ajo fresco. Lo usarás para fumigar el hogar antes de que cuelgues la cruces de roble.

Una vez lo tengas todo preparado y estés en el Anillo Brujeril, trae a tu mente la Consciencia del Poder que Une, e invoca con fuerza al Maestro y a tus espíritus Familiares. Purifica todos los utensilios que usarás para este trabajo con tu agua, sal y fuego cargados. Deja el incienso de exorcismo para el momento en el que realmente coloques los travesaños, aunque si deseas que arda un incienso Jupiterino durante la operación, estaría bien de igual forma, habiéndolo creado antes de la misma manera.


Coloca las ramitas de roble en el Triángulo de Manifestación, poniendo unas sobre otras como si fueran cruces de brazos iguales. Pon tu mano sobre ellas y siente la fuerza protectora del gran poder del roble. Diles:

“Cruces de travesaños de roble, os pido vuestro poder protector.
Sed formadas en el signo de protección y prohibición,
Y no cedáis ante ningún poder maligno.
Donde estéis colgadas, que el lugar esté sellado y seguro,
Y no permitáis que ninguna cosa maligna pase
Por encima o por debajo,
Ni a través de ninguna pared o ventana cercana a vosotras.”

Sumerge las cuerdas o hilos rojos en el agua rápida, ponlos en el Triángulo por debajo o encima de los travesaños y canta sobre ellos:

“Hilos rojos, haceos fuertes por el gran poder del roble,
Haceos enérgicos por el relámpago y el fuego de la justicia,
Atad estos travesaños, y convertíos
En un amuleto de protección.”

Ata los travesaños, bien apretados. Mientras lo haces canta:

“Travesaños de seguridad y la más fuerte gracia,
Sois poderosos como el roble:
Mantendréis cerrados los caminos
Que llevan a cualquier hogar al que toquéis,
A todos los espíritus o poderes malignos
Que intenten entrar.”

Aprieta el nudo o lazo final con el hijo rojo tensado usando palabras tales como:

“¡Sellado y fuerte, en el nombre del Maestro!”

Recuerda que siempre ayuda transferir las palabras:

“¡No soy yo quien hace esta carga, sino el Maestro!”

Cuando hayas terminado de atarlos, tantos como hayas hecho, serán colgados sobre todas las puertas interiores o exteriores de la morada que estás intentando proteger. Es importante que el hogar o morada sea exorcizado desde dentro antes de que sean colgados.

viernes, 8 de julio de 2016

El Sendero de la Astucia

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


La Tierra, la Serpiente y el Devenir

El Arte de la bruja y el Pellar córnicos es magia práctica para 'conseguir que se hagan cosas', o lo que otros han llamado brujería 'operativa' o de 'resultados'. Sus practicantes, algunos especialistas en ciertas áreas, otros 'todo terreno', aprenden las artes prácticas de los encantamientos físicos y la creación de substancias para servir a una variedad de necesidades, los ritos mágicos para exorcizar espíritus malignos, curación, levantamiento de maldiciones, etc. Dichos caminos los aprenderán aquellos llamados, en solitario a través de la intuición, conocimiento de las prácticas tradicionales locales y el estudio de los textos mágicos, o a través de la asociación y una relación de 'aprendizaje' con otro practicante, sea un familiar consanguíneo o no. Pequeñas asociaciones, sociedades, 'logias' y 'hogares' de practicantes tradicionales de magia se sabe han existido a lo largo de todo el mundo, y por ello parecería razonable asumir que nuestra cultura no debería ser diferente. Sin embargo, donde el Arte Córnico está concernido, la pasada indisponibilidad de transporte y la vida de duro trabajo del pobre han hecho que la oportunidad y el tiempo libre para tales reuniones y asociaciones de hecho hayan sido muy escasos, y dichos grupos, si se dieron, habrán sido extremadamente raros, muy pequeños y estrechamente unidos. Ciertamente, las agrupaciones tradicionalistas en Cornualles a día de hoy, que existen sin ninguna de tales restricciones, pueden ser descritas de la misma forma.


Una vez aprendido, por cualquier medio, este Arte tradicional de servicio era casi siempre dado en intercambio por un pago o trueque; para el Arte tradicional del practicante de pueblo en Cornualles, como en otras áreas, era principalmente un negocio, muy en contra de lo que lo es para las modernas formas del Arte que son principalmente una búsqueda religiosa y una forma de autoayuda espiritual.

Todo esto no quiere decir que el camino del brujo tradicional córnico no tenga su lado espiritual, porque la relación entre el Pellar, el mundo de los espíritus y las fuerzas invisibles de la tierra era, y todavía lo es, una relación de trabajo muy importante.

Con el fin de ser capaz de hacer su trabajo con efectividad, para hacer magia, aportar sabiduría y adivinar la fortuna de las personas, el brujo necesita en primer lugar desarrollar esta relación y entonarse tanto con la realidad física como espiritual de la tierra en la que vive. El paso de las estaciones, las potentes fuerzas dentro de la tierra y el 'pueblo escondido' ofrecen virtudes, poderes y sabiduría útiles que ayudan y conforman el Arte del Pellar.


El Sendero de la Astucia se recorre en primer lugar en la tierra donde el 'Pellar novicio' es llamado a ir en búsqueda de las fuerzas naturales que tanto empoderan como conforman su Arte. Para el brujo córnico, una de las más potentes y útiles fuerzas es la conocida como Serpiente Roja o Sarf Rüth. Esta es la fuerza espiritual o 'sprowl' que fluye dentro de la tierra, anima a todas las cosas vivas y empodera al espíritu que hay dentro de todas las cosas naturales; porque la brujería tradicional córnica es un sendero animista que reconoce el espíritu que hay dentro de cosas tales como las piedras, los arroyos y los edificios. Detectar y aprovechar el flujo serpentino es de gran importancia para el Pellar, que debe conocer las maneras de hacerlo y los lugares donde esta fuerza se extraerá mejor. El deseo de buscar estas energías y atraerlas, y de hecho la habilidad para hacerlo, el verdadero brujo debería expresarlos de forma natural. Es algo 'profundamente conocido' en sus maneras, que no es fácilmente puesto en palabras. A menudo es solo un caso de afinar bien los sentidos familiares, deseos y habilidades dentro de aquellos que están empezando su camino a lo largo del sendero, más que tener que aprender algo extraño desde cero.

Es una práctica regular de los brujos de Cornualles caminar por el terreno para reunir sprowl para ayudar y empoderar su Arte, dichos viajes pueden ser conocidos como 'andar el sendero de la serpiente', un sendero de poder y gnosis ctónica. El Pellar es muy sensible al paisaje en el que vive y conoce bien los lugares de poder que le rodean, los mejores para poder extraer y almacenar el sprowl para un uso posterior; así es como el brujo córnico recoge poder. La extremadamente importante herramienta – el bastón del Pellar, es la compañera tradicional en el sendero de la serpiente, ya que el sprowl se puede atraer y almacenar en su interior así como dentro del cuerpo del Pellar. Los tortuosos senderos sepentinos que fluyen y serpentean a través de los campos y valles, junto y a través del mágico seto de espino, siguiendo los arroyos o a lo largo de los imponentes y dramáticos acantilados, son recorridos comúnmente por el brujo que 'recoge' sprowl a lo largo del camino. Estas serpenteantes vías también tienen usos mágicos y meditativos. Las colinas, los rápidos de agua y otros lugares de poder, donde la serpiente se enroscará como un cono en la tierra, también son lugares donde se puede acceder a esta potente fuerza en abundancia, así como dentro de los antiguos círculos de piedras donde la serpiente es bailada en vivo por las circunvalaciones del brujo. En Cornualles estos antiguos círculos son conocidos como 'piedras danzantes' y esta es la traducción literal del nombre córnico para el famoso círculo de piedra Merry Maidens: Dans Maen. Las piedras de granito de estos antiguos y potentes lugares contienen un alto contenido en cuarzo que según el Sabio atrae y 'acumula' el flujo serpentino del sprowl.


La 'serpiente de la tierra' puede ser una antigua prima del concepto moderno de las 'leys'. Otro, pariente más antiguo es quizá los 'senderos feéricos', los 'caminos de fantasmas', los 'senderos de espíritus' o los 'caminos de cadáveres'. Estas vías lineales enlazan antiguos túmulos, colinas fortificadas y lugares de enterramiento e incluso arbustos espinosos. Construir sobre ellos u obstruirlos era un tabú y aseguraba el infortunio a aquellos que se mantuvieran donde los espíritus de los muertos viajaban por todo el país, y en aquellos que conducían a los cementerios que eran rutas funerarias procesionales para llevar el cuerpo a enterrar. Estos caminos de los espíritus se remontan a las ancestrales rutas procesionales a través del antiguo paisaje ritual, y para el Pellar que recorre dichos senderos, o lleva a cabo vigilias en ellos, ofrecen comunión con los poderes, los espíritus y sabiduría de los lugares enlazados por sus caminos. En las 'noches elevadas', cuando las puertas entre los mundos pueden entreabrirse, el Pellar podría observar la antigua tradición de mantenerse en vigilia en los cementerios, para ver quién morirá en el pueblo en los siguientes meses mediante la búsqueda de su espíritu acercándose por el 'camino de cadáveres'. También fue práctica del brujo córnico conducir adivinaciones de espíritus, sentándose sobre una escalera de piedra en un conocido sendero feérico con el fin de interrogar buscando sabiduría, a los espíritus que pasaban.


Sabiduría también puede ser obtenida de la serpiente. A veces, especialmente en la luna llena cuando la serpiente es más potente y generadora, el Sabio es atraído a las aperturas de la tierra, abajo en las cuevas marinas, los fogous1 y los pozos sagrados, porque en estos húmedos y oscuros úteros de la tierra una fuerza hipnótica emana de la serpiente y se 'almacena' en abundancia, a esta se la conoce como el 'aliento de la serpiente'. En dichos lugares encantados por el 'aliento', el Sabio dormita en esta fuerza para comulgar con el 'espíritu de la tierra' y recibir visiones, oír voces, curar y hacer magia.

En el tiempo en que se acerca la luna nueva la Serpiente se convierte en una fuerza introspectiva y extenuante; el Pellar necesita tener gran cuidado con ella porque puede ser una fuerza destructiva, pero si se utiliza sabiamente, la serpiente puede ser una fuerza útil en la tradicional magia para 'desprenderse', en visiones introspectivas y encuentros en el inframundo con el pueblo de los espíritus.


La habilidad para trabajar con la 'fuerza espiritual' y la serpiente, y de hecho detectar y percibir mejor dichas cosas, requiere que el brujo entre en un estado mental que lleve ligeramente la consciencia 'entre los mundos', o, como dicen los brujos córnicos, 'entre los cuernos' o 'entre los Buccas'. Esto también se ha conocido dentro del Arte Tradicional como el 'misterio del Devenir'. El brujo se hace más adecuadamente consciente no solo de lo físico y su entorno, sino de la realidad espiritual o etérea de 'todo', junto con un fuerte sentido o toma de consciencia de que está conectado y es parte de 'todo', tanto en espíritu como en cuerpo, en sus más lejanos alcances – un estado de ser central para muchas tradiciones de la Astucia en las Islas Británicas. Para el brujo, este estado de consciencia entre los mundos y conexión a 'todo' no está restringido por la distancia. Esto es lo que le permite realizar actos de 'magia a distancia' o 'curación ausente' y dirigir su Voluntad y poder a dondequiera que sea necesario, para producir el deseado cambio mágico en un acto que se conoce como 'envío del espíritu'. Solo cuando el brujo ha logrado esta habilidad, puede entonces enfocar su intención sobre el blanco y utilizar y dirigir sus poderes, en conformidad con su Voluntad, para efectuar cambios en lugares, seres y objetos.


Así como eran conocidos por ser competentes con sus 'manos curativas', muchos de los Practicantes de la Astucia de Cornualles practican actos de curación ausente de esta forma a través del 'Devenir', de hecho uno puede oír de Encantadores en Cornualles que curan con éxito a clientes que están tan lejos como Australia. A menudo, durante un acto de magia a distancia, el practicante hará uso de cosas tales como cuerdas, piedras, velas y alfileres o 'muñecos' que representan al blanco mágico. Esto da al cuerpo físico, en concreto a las manos, algo que hacer en armonía con el trabajo, mientras la Voluntad y la intención mágicas son 'enviadas' al blanco real o recipiente del hechizo, a menudo con la ayuda de un espíritu familiar.

Tratar de perfeccionar y mantener esta habilidad natural debería ser al principio el único trabajo del brujo novicio, porque sin esta habilidad ningún trabajo de magia o adivinatorio es posible. Cada practicante tendrá su propia forma de Devenir que se habrá convertido en una función rápida e instintiva para el brujo experimentado, pudiendo solo el individuo saber cuando se ha logrado la misma. Hay técnicas tradicionales que pueden ayudar a conseguir el Devenir, usando herramientas, movimientos rituales y la quema de ciertas hierbas. Para algunos, estar simplemente y sentir una conexión con la tierra de más abajo y el cielo de más arriba, permitiendo que la mente se deslice a un lugar entremedias, puede inducir el Devenir. Otra forma es hacer lo mismo, pero a diferencia de permanecer estático, uno podría andar lentamente haciendo un círculo en sentido antihorario, porque todas las tareas y movimientos repetitivos son de ayuda, alejando la consciencia del mundo racional de todos los días, hacia un lugar entre los mundos. Este método también puede tener el beneficio, si se hace bien, de agitar y reunir el sprowl, al que se puede recurrir cuando se alcanza el deseado estado mental.

Una herramienta de los brujos córnicos útil para inducir trances y el estado de Devenir es la Piedra Troy, también conocida como 'Piedra Mazey', del córnico 'mazed' que significa estar en un estado enloquecido, en trance o intoxicado. Esta tradicionalmente es una laja de pizarra grabada con un laberinto realizado de un solo trazo. Un método de uso es sentarse con la piedra sobre el regazo, o sobre una mesa a una altura cómoda en una habitación tenuemente iluminada con una sola vela, y seguir lentamente el sendero del laberinto repetidamente de dentro a fuera con el dedo índice izquierdo mientras uno se mece o balancea ligeramente y se tararea de forma rítmica.


Sin embargo, con diferencia la mejor manera de lograr los estados mentales y la sabiduría natural útiles para el brujo, es estar simplemente en la tierra, caminar, encontrar un lugar para asentarse, quizá un lugar de transición – 'lugares entremedias' vistos por el Sabio como intersecciones útiles entre los mundos, tales como una grieta en un cerco, unos escalones que atraviesen una cerca, sobre un acantilado o junto a un arroyo y simplemente sentarse, observar, sentir y escuchar, ¡pero intentando no pensar demasiado! Se debe aquietar el cuerpo y el pensamiento para ser receptivo a la sabiduría que la profunda observación de las idas y venidas de la naturaleza puede aportar, y de las potentes fuerzas del paisaje tan vitales para el trabajo del Arte. Es difícil poner dichas cosas en palabras, porque el camino del Sabio es instintivo e intuitivo. Es la marca del verdadero brujo porque tales cosas se dan de forma natural y porque parte de la propia conducta natural de uno es buscar esta relación con la tierra.


1Fogou es una palabra que deriva del celta ifócw y que significa cueva. Los fogous tienen ciertas similitudes con los subterráneos, el nombre designa unas estructuras de la Edad del Hierro encontradas en diferentes lugares de Francia, Escocia o Irlanda. La diferencia es que los fogous no fueron simplemente excavados, fueron construidos. Tuvieron que cavar profundas zanjas en el suelo, luego las pavimentaron con losas de piedra y recubrieron igualmente con piedras todas las paredes y el techo (Nota del Traductor).

sábado, 2 de julio de 2016

Las Herramientas de la Astucia

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de Traditional Witchcraft)


Estar fuera en la tierra, escuchando... observando... deviniendo... no solo aporta acceso a las herramientas más útiles de todas, la sabiduría y fuerzas naturales de la serpiente, de las aguas y los vientos, sino también equipa al brujo con muchas herramientas físicas que son prácticas ayudas para el trabajo de la magia y las artes de la Astucia.



Muchas de las herramientas de trabajo de la gente sabia del pueblo son bastante diferentes de las inmaculadas, grandes y caras herramientas ceremoniales encontradas en los modernos cultos de la Wicca, con las que la mayoría de las personas están familiarizadas. Las herramientas del brujo tradicional a menudo se encontrarán mientras se pasea alrededor del cerco, o se topa con ellas mientras se recorre la tierra. Las herramientas de construcción más 'elaborada' serán hechas por la propia mano del brujo donde sea posible, y serán preferiblemente manufacturadas a partir de artículos naturales encontrados en el paisaje, resultando en implementos con una apariencia a menudo 'primitiva' o 'rústica' pero siempre adecuados para el propósito. Los materiales naturales no solo contienen el espíritu o sprowl(1) del paisaje en el que fueron encontrados, también pueden convertirse con más facilidad en un recipiente y conducto para las fuerzas mágicas empleadas y dirigidas, y el sprowl del trabajo del practicante. Tales herramientas se convierten en una extensión mágica del propio ser del practicante y son vistas como regalos directos de la tierra y los Antiguos. Otras son legadas o entregadas como regalos por otros practicantes y son muy apreciadas. Muchos brujos de esta persuasión se refieren a sus herramientas como sus 'amigos' y como a tales se les tiene mucho afecto.

Hay muchos implementos, materiales y substancias, usados en la creación de talismanes y trabajos de magia, y todos estos podrían argumentarse que son herramientas de la práctica, no obstante más abajo se explorarán solo los implementos de trabajo más prominentes que tienden a presentarse dentro del Arte Córnico, incluyendo las herramientas para el ritual:

Palos

Cierta cantidad de herramientas formadas a partir de un palo son usadas dentro del Arte Tradicional y la más importante, podría argumentarse, es la vara personal que casi toda la gente de la Astucia tiene. Es conocida en Cornualles como el gwelen, y a menudo se presenta con forma de horquilla en su parte superior para representar al Astado, las dualidades de la naturaleza y el poder que fluye desde las profundidades hacia las alturas. Es una herramienta de multipropósito muy útil, llevada por muchos practicantes dondequiera que van. En cierta manera, la vara es el equivalente en el Arte Tradicional del athame en la Wicca, aunque más en el nivel de la importancia dada a ella que en los métodos de uso. Es una compañera cuando se anda por la tierra, donde puede ser una útil herramienta para recolectar y almacenar el sprowl de la tierra, y un arma de mano ¡contra la atención no deseada! Como la verdadera vara del brujo, puede ser usada para dirigir la energía, desterrar influencias y espíritus no deseados y conjurar a los aliados. Se usa para marcar y conjurar el círculo de trabajo y puesta en el suelo forma el altar y un puente entre los mundos.  Situada dentro del centro del círculo, la vara del brujo conecta la tierra y el cielo, dando al brujo acceso a las virtudes de los mundos superior e inferior y a las de los cuatro caminos de la cruz. A las virtudes, poderes, espíritus e influencias de las direcciones cardinales específicas se accede cuando la vara está situada en ciertos puntos del borde del círculo. A algunos practicantes les gusta tener una cierta cantidad de bastones de ciertas maderas para diferentes usos, pero la mayoría tendrá una vara principal.



Las Virtudes de las Maderas para los Bastones de Trabajo:

Aliso: De virtud ardiente, el Aliso es la madera de Bran de ardiente y divina visión oracular. También ayuda en trabajos de magia y fuerza defensiva.

Fresno: El Fresno es de virtud aérea. Está fuertemente asociado en la tradición Córnica y del West Country con la curación y la magia regenerativa. Como Yggdrasil, el Fresno también ayuda en trabajos del espíritu, paso entre los mundos y atracción de las virtudes de los seis caminos. Por ello es a menudo la madera de elección para la vara principal del Pellar.

Abedul: También de virtud aérea y de la tierra, particularmente cuando es empleado como el cepillo de la tradicional escoba del Arte. El Abedul ofrece una madera que ayuda a la purificación, la iniciación del principio, nacimiento y fertilidad.

Endrino: El temido y formidable Endrino es de virtud ardiente. Asociado dentro del Arte Córnico con Bucca Dhu, es empleado para ayudar en trabajos de destrucción, magia defensiva, puesta de fuertes fronteras, magia del sapo y ritos de la luna nueva.

Saúco: De virtud acuática, el Saúco es de ayuda en trabajos de protección, para exorcizar enfermedades y conjuración de espíritus.

Tojo: El Ulex es de virtud ardiente, provee una madera que ayuda en trabajos de purificación, en la conjuración de buen tiempo y para el descubrimiento de información útil.

Espino: El Espino es de virtud ardiente y está asociado con los ritos de la Víspera de Mayo y de Bucca Gwidder. También ayuda en los tratos con el pueblo de los espíritus y en trabajos de fertilidad, pero no se emplea como una vara para andar porque puede invitar al infortunio en los viajes.

Avellano: De virtud ardiente, el Avellano tradicionalmente es de ayuda para las prácticas de la adivinación y la adquisición de sabiduría, inspiración y visiones.

Acebo: El oscuro Acebo es de virtud ardiente, es de ayuda para ritos y trabajos de muerte y renacimiento, de exorcismo, de magia defensiva, para la superación de malhechores, y para la potencia ardiente.

Roble: De virtud ardiente, el Roble es de ayuda para ritos y magia solar y para trabajos de fuerza, firmeza, sabiduría, poder y potencia. Para el viejo córnico el Roble es sagrado para Taraner the Thunderer (Taraner el Atronador).

Pino: De virtud tanto ardiente como aérea, de ayuda en trabajos de curación, prosperidad, exorcismo, protección, sabiduría, progreso y aumento de poder.

Serbal: El Serbal es de virtud ardiente y de ayuda en los ritos de Candlemas (Candelaria) y para trabajos de aceleración, conjuración de visiones, levantamiento de maldiciones y de la influencia de malos deseos sobre las personas y el ganado. Una vara de Serbal para andar aporta protección del mal mientras se viaja.

Sauce: De virtud acuática, el Sauce es de ayuda en ritos y trabajos de la luna, de curación emocional, amor, fertilidad e intuición.

Tejo: El reverenciado Tejo es de virtud acuática, es de ayuda en todos los ritos de los misterios de la muerte, sabiduría atávica, transformación, cambio y renovación.



Mientras que las diferentes maderas tienen sus propias virtudes mágicas asociadas, lo importante es que el practicante seleccione una vara que se las evoque. Ellas pueden tener formas de hacerse a sí mismas conocidas que van desde lo sutil a lo completamente dramático. He conocido gente que elige las ramas con las que ha tropezado, que se les ha enredado en el pelo, o enganchado a la ropa, o que ¡les ha golpeado literalmente en la cara! A menudo he usado madera 'muerta' o caída que todavía es fuerte. Esto para mí se siente 'completo', porque ha surgido de la tierra, vivido, muerto y caído de vuelta a la tierra una vez más. La madera verde o viva sin embargo, es seguramente más fuerte. Cuando se decide cosechar dicha madera, es una buena práctica permitir al árbol saber que pretendes tomar esta rama particular, atar un trozo de cuerda a su alrededor donde pretendas hacer el corte y dejarla ahí durante una semana o así, dejando que el árbol se acostumbre a la idea. No cojas más de lo que necesitas y nunca intentes romper la rama; usa una afilada sierra de poda para hacer un corte limpio. Es mejor cosechar madera verde en invierno ya que habrá menos savia, haciendo que la madera se agriete con menos probabilidad mientras se seque. El secado puede tomar alrdedor de un año para hacerlo de forma apropiada, y los extremos deberían sellarse sumergiéndolos en una olla de caliente cera fundida ya que de otro modo se agrietarán rápidamente. La madera muerta por supuesto no sufrirá mucho el agrietamiento y es más rápida de secar. Una práctica receta, dada por el Pellar Córnico JackDaw, podría reducir el tiempo de secado de los palos de 'madera verde' a tres meses: Mezcla 1 parte de aceite de oliva con 5 partes de trementina y frota el palo con la mezcla una vez a la semana.

Cuando vayas a terminar tu vara, es mejor recubrir la madera varias veces con aceite de linaza hervido. Esto saca a relucir la riqueza de la madera y se puede pulir a placer. Los esmaltes de cera de abeja también son buenos. Si se deja o no la corteza depende mucho del tipo de madera y del proceso de secado, en el que puede empezar a separarse de la madera con lo que tendría que ser pelada de todas formas, de lo contrario, puede que sea mejor dejarla.

La vara personal de un Pellar no tiende a ser demasiado dramática, ni de apariencia abiertamente oculta. Dicha vara tiende por el contrario a parecerse mucho más a cualquier otro bastón de horquilla o de paseo, aunque un ejemplo particularmente fino y atractivo, con el que su portador  no parecería fuera de lugar andando por el campo, o dentro de cualquier pub del país. Sin embargo, dentro de lo que le puede parecer a otros nada más que un diseño decorativo, varios signos brujeriles pertinentes pueden estar escondidos y ocultos a simple vista. Patrones grabados e inscritos conteniendo anillos, formas de 'X', zigzags y espirales, comunicarán al ojo del brujo los antiguos signos de unidad con todo, las virtudes de los cuatro caminos, los mundos superior e inferior, el 'caldero y el fuego', la unificación de la forma y la fuerza y las serpientes ascendente y descendente.


El 'Bastón Parlante' es una vara bifurcada usada por los Artesanos del West Country para obtener visiones a través de la fuerza serpentina. Puede ser la vara personal del brujo, o una especial de avellano por ejemplo, guardada solo para este propósito. El mejor momento de usarla es durante la luna llena, y en un lugar de poder conocido donde el 'pulso' serpentino sea fuerte. El brujo se arrodillará y apoyará el bastón en el suelo en ángulo, para que los extremos redondeados de la horquilla descansen suavemente contra los ojos cerrados. Se acometerá el Devenir(2), y después el brujo tanteará el flujo de la Serpiente Roja en la tierra, conducida a lo largo del bastón. El ritmo de este flujo finalmente traerá visiones de previsión y las respuestas a preguntas, tales como el paradero de algo que se ha perdido o ha sido robado.

Otra herramienta de palo para hacer descubrimientos es, por supuesto, la muy conocida varilla de adivinación en forma de Y, cortada también de avellano. La gente sabia la empleaba tradicionalmente cuando los granjeros y propietarios de tierras la llamaba para buscar agua, un servicio ampliamente ofrecido todavía a día de hoy. La varilla del adivino puede ser usada, por supuesto, para localizar otras cosas. Las dos horquillas de la varilla son sostenidas en las manos, con las palmas hacia arriba y tirando hacia afuera, aplicando así tensión a la varilla hasta que se asemeje al signo de Aries, con el punto inferior mirando hacia afuera, en dirección opuesta al cuerpo y todo a nivel con el sueño. El adivino entonces caminará, manteniendo en la mente lo que se busca sin pensar demasiado. El 'cuerpo sabe' cuando se ha encontrado la cosa, y las varillas de adivinación, péndulos y cosas semejantes, dan indicaciones externas que permiten al adivino saber cuando su cuerpo ha hecho el descubrimiento.


La 'Vara de Gancho' es otro tipo de bastón muy útil empleado en el Arte Córnico. Es un simple bastón con un extremo en forma de gancho, formado por una rama lateral pequeña, con un punto al que se le da forma de extremo inferior del eje principal. Este bastón es usado en ritos mágicos para 'recoger' virtudes deseadas, al gesticular repetidamente el brujo con él para 'enganchar' y atraer lo que se requiera, mientras se mira a una dirección pertinente dentro del círculo. Cuando se ha recogido suficiente de la virtud requerida, es enviada, a través del extremo en punta, en la dirección del lugar, persona, animal o artículo que se pretenda que la reciba.


La 'Vara de Destrucción' es la famosa y temida vara de endrino, empleada por los brujos en Cornualles y otras áreas para dirigir maldiciones y castigos sobre malhechores, mandarles 'el temor', y que cesen en sus maneras ilícitas.

El Cuchillo

Una hoja usada por el Pellar es afilada y cortará, porque esa es la naturaleza de la herramienta. Generalmente de un solo filo con empuñadura de hueso, cuerno o madera, y tradicionalmente manufacturada por las propias manos del brujo en la medida que sus habilidades se lo permitan, o recibida como un regalo. El cuchillo del Pellar es usado para tareas tanto prácticas como mágicas, puede ser usado para cortar y grabar nuevas herramientas de madera, cavar hoyos e incluso abrir una lata de pintura. Si haces un buen uso práctico de tu cuchillo en el mundo profano, tu fe en su habilidad para ayudarte en materias mágicas será tanto mayor. El cuchillo o Collel de un brujo córnico es usado para enviar magia a largas distancias, para magia climática, conjurar y bendecir el fuego ritual o simplemente la llama de una vela. Es usado para conjurar la serpiente roja; el 'fuego de la tierra', y para despertar la llama interior de la Astucia. Puede dominar a espíritus molestos y exorcizar, pero no se usa para conjurar el círculo de trabajo.



La Copa

La gente de Astucia favorece los materiales que han tenido vida para hacer las copas, estando hechas la mayoría de las que he visto de cuerno. Son usadas en el rito del Troyl para compartir la bebida y la comida ritual que es tan vital para mantener los lazos entre el brujo, Bucca, los ancestros y la serpiente.



El Cuenco

Este también se usa en el rito del Troyl para contener la comida sacramental, y para dejar ofrendas de comida durante la noche a los espíritus, tradicionalmente en la puerta de atrás de la casa de campo o en la chimenea - donde la ofrenda también puede hacerse a los espíritus familiares del brujo y a otros espíritus sirvientes.

Las substancias mágicas recién preparadas o talismanes, también se dejan en el cuenco sobre la chimenea durante la noche, permitiendo así el establecimiento de las virtudes planetarias o lunares para las que su creación fue sincronizada haciéndola coincidir con ese momento, junto con otros poderes e intenciones elevados. El cuenco a menudo se hace de madera, arcilla o cuerno.


Los cuencos o tazones de cobre también son buscados y guardados por la mayoría de brujos córnicos. Tienen muchos usos y a menudo se emplean en trabajos de curación, de 'videncia' y por supuesto, de amor; siendo el cobre el metal sagrado para Venus.

El Caldero

Ten un buen caldero viejo; es una herramienta útil tanto para usos mágicos como rituales. Los más viejos son mejores porque tienen carácter, y generalmente son una pieza de fundición de mejor calidad. Debo admitir que de todas mis herramientas, mi querido y viejo gran caldero, la 'Vieja Bet' quizá sea mi favorita. Además de un gran caldero, los practicantes córnicos también tienen tradicionalmente un ejemplo más pequeño y 'portátil', práctico cuando el Pellar está haciendo visitas a sus clientes. Un caldero tiene su más obvio uso como recipiente para cocinar ungüentos mágicos, o la comida para un banquete ritual, colgado sobre el fuego. En el ritual y la magia, es un portal simbólico del Otro Mundo y un recipiente de cambio; un útero de generación o una tumba de consunción, dependiendo de la intención y la fase de la luna. Hierbas y substancias mágicas pueden ser echadas en el caldero con humeantes brasas, o un pequeño fuego encendido en su interior, y las virtudes requeridas removidas con la vara del Pellar, conjurando aquello que se requiera a manifestación dentro del humo ascendente emitido desde las profundidades del recipiente. Visiones y espíritus pueden ser conjurados de esta manera, y ser dados a luz a partir del Otro Mundo durante los trabajos generativos de la luna creciente o llena.


Bajo techo, durante trabajos en la chimenea, una vela puede arder dentro del caldero, con hierbas ardientes sobre carbones y otros implementos simbólicos dispuestos también dentro. Por encima del mismo se hacen las conjuraciones con repetitivos gestos emotivos y cantos murmurados. Durante la luna menguante o nueva, aquello que se desea que desaparezca puede ser colocado dentro del fuego del caldero, en la forma de implementos simbólicos, imágenes, cuerdas anudadas o substancias pertinentes, conforme el brujo lo atiza o remueve tranquilamente en un círculo en sentido antihorario, deseando que la cosa no deseada desaparezca. En los ritos estacionales las cosas pueden ser dadas a luz simbólicamente desde el caldero o interior sacrificado, y puede convertirse en un recipiente para los fuegos sagrados del año.

Herramientas Barredoras

La magia barredora fue, y lo es, muy usada por los practicantes córnicos. La herramienta barredora más famosa, la escoba del brujo, simboliza el viaje entre los mundos, y el paso de una fase a otra. En el ritual, puede barrer el círculo de trabajo, no solo como una herramienta de exorcismo que barre las influencias que podrían impedir o interferir con el trabajo, sino como un gesto simbólico para establecer que ese intercambio entre los mundos va a tomar lugar allí. La escoba es usada en magia para barrer hacia afuera las malas influencias de la casa, y que las influencias afortunadas o felices entren en ciertos momentos del año. En la magia para maldecir, las malas intenciones y las malas o desafortunadas influencias pueden ser barridas a través de la escoba hacia la puerta de un enemigo o malhechor.


Los barredores de plumas son herramientas tradicionales de trabajo en el West Country, confeccionados muy a menudo con largas plumas de ganso atadas con cera, o grasa de ganso y cuerda, para formar un mango. Algunas veces se tendrá un barredor para la mano izquierda y otro para la mano derecha; para barrer las influencias desafortunadas y dañinas con el de la mano izquierda y las influencias afortunadas o felices con el de la mano derecha; otros tienen un único barredor para ambas acciones, cambiando de mano según la intención.


Los gestos de barrido pueden hacerse sobre una vela, talismán o implemento simbólico, para barrer virtudes e influencia hacia adentro o hacia afuera de un lugar, como la casa del cliente. Los gestos mágicos de barrido también podrían hacerse sobre una persona o animal. De esta forma, los barredores también pueden ser empleados dentro de trabajos de curación, para barrer la enfermedad de la parte afectada del cuerpo con la mano izquierda, y después barrer hacia adentro la influencia curativa con la derecha.

El 'batidor del brujo' es una herramienta de barrido del West Country usada exclusivamente para exorcizar espíritus malignos e influencias negativas en un lugar. Se hace atando trece ramitas secas y espinosas de zarza, usando la cuerda que las ata para darles forma de mango. Los extremos de las ramitas se encienden en un fuego bendecido, y el humeante batidor es ondeado y agitado alrededor del lugar con vigorosos gestos para alejar todas las influencias malignas y dañinas.


Por el contrario, un manojo similar de ramitas atadas, por ejemplo de Pino, puede emplearse de forma similar. En este caso sin embargo, el brujo del West Country está atrayendo espíritus asistentes al lugar de trabajo, atraídos por el placenteramente perfumado humo de la madera.

Tambores

Los brujos del West Country pueden tener varios tipos de tambores, porque son útiles dentro del círculo para fomentar el sprowl y la presencia de espíritus asistentes. También pueden ser empleados para expulsar a los espíritus malignos y las influencias negativas. Cecil Williamson da dos interesantes recomendaciones para las baquetas del brujo del West Country – unas hechas de cristal, cuyos mangos deben tener extremos no acabados, útiles para desterrar influencias dañinas, invocar la ayuda de espíritus asistentes y para hacer cambios en el tiempo.


Las baquetas hechas con huesos del brazo de seres humanos no obstante son recomendadas para suscitar la presencia de cualquier espíritu requerido.

Bramaderas

Otra herramienta productora de ruido, la bramadera o 'churinga' se ha empleado en rituales mágicos y ceremonias espirituales tradicionales en muchas culturas y en muchos lugares a lo largo del planeta, incluyendo aquí el West Country.

Deben hacerse especialmente a partir de madera dura, y giradas en el aire por encima de la cabeza del brujo, producen extraños y sobrenaturales sonidos vibrantes y quejumbrosos. Son empleadas por el brujo del West Country para atraer espíritus asistentes y elevar fuerzas espirituales en la creación de un espacio de trabajo en el exterior, y para ayudar en el logro de estados de trance.


Estas se emplean de forma más usual para empezar trabajos en solitario, aunque he oído tres bramaderas usadas al unísono durante una reunión de trabajo de mujeres sabias aquí en Cornualles, el sonido era muy extraordinario y la 'Compañía Oculta' ¡no hubo duda de que se había acercado para ver qué estaba pasando!

Piedras

El Pellar emplea una colección de piedras especiales. La curación es una de las peticiones más comunes hechas al brujo de pueblo y para esta tienen su fiel 'Piedra Golpeadora' que se usará literalmente para golpear y expulsar a la enfermedad, ya sea realmente sobre la parte que sufre del cuerpo, o si el paciente no está presente, la piedra es usada en la curación ausente golpeándola como si fuera la parte enferma. La Milpreve era también empleada por la gente sabia de Cornualles en la magia curativa.

Milpreves (del córnico mylpref, que significa mil serpientes) son antiguos anillos o rosarios de cristales o piedras azules que a menudo muestran un zigzag amarillo interpretado como la imagen de una serpiente. Se pensaba que eran excretadas por las serpientes cuando eran puestas al fuego o que se hacían cuando una víbora soplaba sobre una rama o vara de avellano. Llevar una Milpreve guardaría contra la mordedura de la serpiente y se podía hacer agua curativa en donde la Milpreve hubiera sido sumergida.

Las piedras de pedernal agujereadas de forma natural, conocidas como 'hag stones' (piedras de bruja), son otra herramienta importante usada por los Encantadores del West Country. Son recogidas para usarlas en talismanes protectores y una piedra especial agujereada será guardada aparte como una herramienta para manifestar o 'dar a luz' deseos o cambios. Dicha piedra puede incorporar un cordón anudado y será conocida como una piedra de deseos, o como me enseñó una bruja en Cornualles, una 'piedra susurrante', así llamada debido a la forma en que se emplea mágicamente.


Otra será considerada como una 'piedra del tiempo' o 'piedra del viento' para conjurar o desterrar ciertos tipos de condiciones climatológicas.

Los Encantadores Córnicos también hacen uso de las así llamadas Piedras Troy, Piedras de Luna o Piedras Mazey, con el famoso laberinto circular grabado en una pieza plana de pizarra gruesa, no más grandes que lo que se asentaría cómodamente en el regazo. Son usadas para inducir estados de trance útiles para el trabajo de videncia, y para trabajos de transformación y cambio.


Las 'Piedras de Lanzamiento' son toscas esferas de cuarzo que se usan en la magia córnica lanzándolas o haciéndolas rodar colina o cuesta abajo, haciendo uso del sprowl y fuerza espiritual de la tierra, en la dirección del beneficiario del hechizo. Algunas veces usadas en pares, pueden emplearse de esta forma para propósitos de adivinación en los que el brujo hará lecturas de los varios comportamientos de las piedras, tales como las direcciones que toman, la primera en pararse y la posición en la que caen a tierra la una en relación a la otra. El uso de cristales ha acabado viéndose como un fenómeno muy de la 'Nueva Era' y raramente se asocia con el Arte Tradicional o la magia del campo, sin embargo el caso es que los cristales de cuarzo se han empleado desde hace mucho en los talismanes y ritos de la Gente Sabia de Cornualles. Estos cristales no serían ciertamente especímenes 'perfectos' comprados en una tienda, sino realmente recogidos de los arroyos o de la tierra durante los vagabundeos del practicante. Cristales todavía con la suciedad que han llegado a la superficie de forma natural a lo largo del tiempo, ayudados quizá un poco en algunas ocasiones por la acción del arado.

Piedras Trueno, Dedos del Diablo, Piedras Lengua y Piedras Sapo, son algunos de los fósiles considerados desde hace mucho tiempo como piedras mágicas.

La Piedra Trueno es el fósil de un erizo o esquinoideo. Tenidas en casa proveían protección contra el relámpago, la brujería malévola y los espíritus malignos. Las Piedras Trueno también se llevarían como  amuletos protectores y advertirían de la presencia de veneno por transpiración.


Los Dedos del Diablo también conocidos como Relámpagos son los fósiles del belemnites. Han sido usados en Cornualles por la gente de Astucia que también los llamaba Piedras del Mar para hacer predicciones, lanzando una o más y leyendo las direcciones a las que apuntan. El agua en la que se ha mojado durante algún tiempo los Dedos del Diablo, es vista en la tradición como teniendo poderes curativos contra las lombrices en los caballos así como contra el reumatismo y las afecciones oculares. También son usados por la Astucia para añadir potencia a los trabajos, algunas veces siendo incorporados en los talismanes o colocados en la punta de varas curativas.


Las Piedras Lengua son los fósiles de los dientes del tiburón que, para los antiguos, parecían ser lenguas de serpientes petrificadas. Tenidas en casa alejarían el infortunio y impedirían que entraran serpientes. Las Piedras Lengua también se llevan como talismanes protectores contra el mal y para proteger al portador de la mordedura de la serpiente. Sumergidas en vino tinto aportarían una cura contra venenos y substancias tóxicas.


Las Piedras Sapo creían nuestros ancestros que crecían dentro de la cabeza de los sapos. La mayor parte de los ejemplos conocidos de Piedras Sapo, se ha descubierto que son dientes fosilizados del extinto pez Lepidotes. Las Piedras Sapo se colocaban a menudo en anillos para aportar protección y para ayudar en ritos de curación. Las picaduras y mordeduras podían curarse con la Piedra Sapo del anillo del Encantador, al tocar el área afectada y trabajaba contra todos los venenos y substancias tóxicas. El anillo de Piedra Sapo advertirá al portador del veneno poniéndose caliente ante su presencia.



Collares

Los brujos del West Country, hombres y mujeres, a menudo llevarán un collar o pendiente de virtudes mágicas. Cosas tales como piedras de bruja y pies de pájaro son usados. Cuentas ensartadas en serpentina, cuarzos y obsidiana representan a la serpiente y las virtudes generativas e introspectivas.


Un particularmente potente y tradicional collar brujeril del West Country consiste en vértebras de serpiente ensartadas, algunas veces con la inclusión de cuentas de cristal, confiriendo al portador los poderes serpentinos y la habilidad para trabajar con la 'fuerza espiritual' de la tierra.

Embrujar las Herramientas

Las formas de empoderar las herramientas y cargarlas con vida y virtud son muchas y han de determinarse por la naturaleza de la herramienta en sí, también se da el caso de que cada practicante puede tener sus propias formas.

Siguiendo al exorcismo del implemento, con la ayuda de substancias purificadoras y limpiadoras, será cargado con los poderes y virtudes pertinentes a su naturaleza y uso. También puede ser untado con Aceite Brujeril, y pasado a través del humo de una sufumigación pertinente antes de ser atado con la cuerda de trabajo del practicante, para sellarlo con la virtud y dejarlo toda la noche en la chimenea.


También hay acciones tradicionales tales como la unción de herramientas con tres cruces de saliva, la exhalación de vida dentro de las herramientas e incluso tenerlas en la cama durante tres noches consecutivas.

Las herramientas también son enterradas bajo el suelo en lugares de poder conocidos durante periodos variados para ser infundidas con fuerza ctónica, mientras que las herramientas para trabajos con los muertos a menudo se cargan con las virtudes del Camino del Norte y se cubren con 'Espíritu de Mirra'.

El Altar de Astucia

El altar y foco de las operaciones en los ritos y trabajos del Pellar, sea en la chimenea o en el exterior, tradicionalmente incluye cuatro cosas básicas que son la vara, la piedra, la llama y el hueso. Para la vara, el bastón tradicional de trabajo del Pellar es por supuesto el más a menudo empleado, convirtiéndose en un 'puente/vehículo' para unir y dar acceso a los 'Caminos', y una representación de Bucca. Horquillas de heno u horcas son a menudo usadas en su lugar. Dentro de Ros An Bucca, tenemos la suerte de tener una horca de trilla de seis puntas, que empleamos como altar en nuestros principales seis ritos estacionales 'Extáticos'.


La piedra es la piedra angular o piedra de la chimenea en la que el culto del Arte opera. En algunos grupos tradicionales esta es una piedra de afilar que mantiene el cuchillo de la Astucia siempre afilado, pero el brujo solitario puede usar cualquiera de las piedras de trabajo. El cuarzo es una buena elección porque atrae y aumenta el flujo serpentino y el aliento, mientras que la obsidiana sería más adecuada específicamente para la luna nueva.

La llama es la llama de la Astucia, la luz entre los cuernos y la luz sobre el brezal que ilumina el sendero del Camino de Astucia. Puede ser un  farol o simplemente una vela. Durante los ritos y trabajos en casa, donde no es posible encender un 'Fuego Embrujado', puede emplearse una 'lámpara embrujada' en su lugar sobre el altar. Conocidos ejemplos son los hechos con herraduras fijadas a una base de madera, con una vela colocada entre los brazos hacia arriba de la herradura, o una sección ahorquillada de rama de árbol fijada igualmente a una base de madera, con la vela pegada entre las horquillas. Esta 'lámpara embrujada' es tanto un objeto devocional, siendo una potente representación visual del Astado y la luz entre sus cuernos, como un implemento práctico para la magia. Igual que el fuego embrujado puede ser empleado mágicamente, la lámpara embrujada puede asistir en trabajos para atraer lo que se desea y desterrar lo que no, a menudo con la ayuda de prominentes alfileres con la cabeza de cristal coloreado una vez que la vela se ha identificado con el objeto del trabajo.


El hueso es la representación de los Antiguos, los dioses, espíritus y ancestros del Arte y el 'Primero' en el Camino de Astucia. En grandes ritos esto puede ser un cráneo humano real, aunque otros huesos humanos más pequeños son más útilmente portables y por ello usados más a menudo. Los huesos y cráneos grabados de animal también se emplean para esto. Junto a los huesos humanos, algunas veces también hago uso de una herramienta prehistórica de pedernal para cortar, aunque todavía afilada como potente vínculo con los ancestros.


Algunos llevarán una piedra, hueso y vela dentro de un pañuelo que junto con su bastón/vara, un pequeño frasco para beber y un poco de comida, pueden formar un buen y apropiado altar cuando estás fuera de casa en el campo. El cuchillo que el Pellar suele llevar también sirve como herramienta de mano para tallar. 

Notas:

(1) La fuerza vital del espíritu de la naturaleza que anima a la vida. Es 'poder' y 'potencia', atraído y empleado en el trabajo del brujo.
(2) Un acto realizado por los brujos para devenir completamente conscientes de su conexión a 'Todo' entre los mundos. Esta es una enseñanza central de las tradiciones de la Astucia; “Todo es Uno” a partir de lo cual toda magia es posible.