jueves, 31 de marzo de 2016

El Servicio de los Sigilos

Por Robin Artisson


(Traducido por Manon de The Horn of Evenwood)

Hay tres Grandes Sigilos incluidos a lo largo de esta obra, destinados para su uso en la convocación de las atenciones y presencia espiritual de ese ser al que están dedicados. Las razones para ellos serían los trabajos peticionarios, en los que a estos espíritus se les pide ayuda o favores, pero el Brujo o hechicero de mentalidad más religiosa podría realizar estos trabajos por el gozo de la comunión. 

El primer sigilo dado en esta obra es para El Cazador, Edric, el Rey Inmortal del Inframundo, Rey del Pueblo Pálido o los Muertos. Este espíritu real es el poder que está detrás de la corriente o fuerza Jupiterina, y es detallado con mayor profundidad más adelante en esta obra. Su sigilo es específicamente ctónico o terrenal, acorde con la esencia del campo arado, el bosque y la sepultura. Es de carácter Saturnino, cuando se le convoca a través del sigilo. El segundo sigilo dado en esta obra es para la “Séptima Hermana” Godda, la Reina Bruja y Reina Feérica y el espíritu que está detrás de la corriente y fuerza Venusina. El tercero es para el Maestro Puck o Bucca, Azael, el Maestro y Padre Brujo que es el espíritu que está detrás de la corriente y fuerza Mercurial, y en cuyo nombre, tutela y poder se hacen realmente todos los trabajos de la Brujería. 


Gran Sigilo de Edric el Cazador
Rey Inmortal de los seres Feéricos

Para utilizar estos sigilos con el propósito de convocar, pedir o comulgar, uno empieza en el crepúsculo, dibujando un anillo en sentido antihorario con la vara bifurcada sobre el suelo desnudo, fijando después la vara mirando hacia dentro en el norte del anillo. Sosteniendo en alto una vela, antorcha o Artavus (o espada), debes decir la “Invocación del Maestro Cambiapieles, el Que Abre las Puertas”, y entonces llenar el círculo (una vez más, en sentido antihorario, empezando al norte) con harina, vertida con la mano izquierda. Puedes decir el “Encantamiento para Esparcir el Polvo Blanco” si así gustas, pero en este tipo de operaciones no es estrictamente necesario. 

Una vez hayas hecho el Anillo blanco con la harina, coge más y empieza a crear el sigilo del poder que invocarás en el suelo, dentro del Anillo. Puedes hacerlo usando las dos manos; no estando restringido en este caso a usar solo la mano izquierda. 

Normalmente, convocarás solo a uno de estos poderes con un Servicio de los Sigilos, pero la Señora Feérica puede ser convocada junto con el Rey Inferior o el Maestro, si deseas comulgar con ellos o hacerles una petición a ambos como pareja. Casi nunca harás un trabajo de “dos sigilos” que contenga los dos poderes masculinos, aunque sí lo podrías hacer en el caso de un trabajo funerario, ya que el Maestro es el psicopompo o Guía de los Muertos, y el Rey Inferior es el poder que gobierna sobre el Mundo Reverso de los Muertos, de muy abajo. Al primero se le puede pedir que guíe al fallecido de forma segura y rápida a través de cualquier peligro al lugar para él designado, y al otro se le puede pedir que se asegure de que al muerto se le da paz y descanso durante su estancia en el Reino de los Muertos. 

Mientras estás dibujando el sigilo con la harina, tienes que visualizar un “eje” avanzando a través del centro del anillo, extendiéndose al Inframundo de más abajo, y a los cielos superiores de más arriba. Una vez hayas dibujado el sigilo, coge una botella de agua (no tiene que ser el agua purificada con la que se traza regularmente el Anillo, pero puede serlo si te queda todavía alguna) y vierte cuatro “caminos de reguero” discurriendo desde cada dirección y finalizando en el borde del Anillo. A diferencia del Anillo de la Hechicería, podrás dar un paso fuera de dicho anillo, yendo y viniendo como tú u otros lo deseéis. Usa un fuego que habrá fuera del Anillo al Este o Nordeste para iluminar tu trabajo, o rodéalo con velas protegidas. 



Gran Sigilo de la Señora Feérica

Cuando estés preparado para empezar, debes golpear el suelo en el centro del sigilo tres veces con tu mano izquierda, “llamando a la puerta del montículo” simbólicamente, para captar la atención de dicho poder, y de los otros poderes invisibles. Después, mientras fijas tu mirada sobre el sigilo, haz la invocación: 

“(Nombre del Poder) _____,
Sea que estés en regiones celestiales o infernales,
O sea que deambules por los oscuros prados de este mundo,
Oye mi llamada y bendice este lugar con tu presencia.
¡Desciende! ¡Elévate! ¡Vuela hacia aquí en espíritu!
En el Nombre del Maestro."
(o “En tu más poderoso nombre”, si estás convocando al Maestro) 

Sigue repitiendo esta invocación hasta que sientas que cambia la atmósfera del lugar, anunciando la presencia espiritual de tu invitado de honor. Después, coge un cáliz o copa de vino o cerveza y bendícelo en su nombre y viértelo alrededor del sigilo, acordándote de salpicar un poco en el centro. 

“¡Recibe esta bebida del banquete que hay en mi mesa,
y que ella te satisfaga!
¡Que tu poder y tu favor hacia mí crezcan!” 

Puedes hacer lo mismo con un plato de pasteles, pan, frutos, carnes o frutos secos. Bendícelos en su nombre y espárcelos sobre su sigilo. “¡Recibe esta comida del banquete que hay en mi mesa, y que ella te satisfaga! ¡Que tu poder y tu favor hacia mí crezcan!” 

Después de esto, puedes bendecir otra copa y beber de ella tú mismo, vertiendo el resto alrededor del sigilo como antes. También puedes compartir cualquier comida que tengas. Después de eso, puedes hacer tu petición, diciéndoselo como si estuviera presente, pidiéndole lo que desees. Si tienes una petición escrita, puedes quemarla, sobre su sigilo. Termina este servicio diciendo la “Invocación a la Agencia del Nombre Inefable”, pero no te refieras a lo que acabas de hacer como “hechicería”, como lo dirías normalmente en la invocación. En lugar de ello, puedes llamarlo “comunión”. Después esparce el polvo de forma usual, sin decir la invocación. Coge tu vara bifurcada y márchate sin mirar atrás, dejando los sigilos dibujados sobre el suelo, con tus ofrendas allí.


Gran Sigilo del Padre Brujo
Maestro Puck-Azael



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:




No hay comentarios:

Publicar un comentario