viernes, 1 de abril de 2016

El Hombre de Negro

Por Gemma Gary
(Traducido por Manon de The Devil's Dozen)

El Pacto del Brujo

A través del largo, tortuoso y no completamente penetrable camino que es la extraña historia de la Brujería, una figura, igualmente enigmática, es encontrada de forma repetida. Él aparece, a menudo inesperadamente por tradición, en el momento del inicio liminal en el que el brujo deja el sendero de la vida ordinaria, para cruzar el umbral hacia el retorcido sendero del Sabio. Es el 'Hombre Oscuro' o el 'Hombre de Negro' que guía al brujo a través de este umbral en el sendero de Retorno, el sendero que se sale del orden establecido del 'mundo de los hombres', de vuelta al camino de lo salvaje y lo 'Otro', hasta la reunión con la compañía del espíritu, el poder y la fuente primigenia de 'Todo'.

Es apropiado que el guía del brujo en la vuelta al 'lado salvaje' se vea a menudo acompañado por animales, o fiel a su naturaleza liminal, pueda aparecer en la forma de estos animales, generalmente negros, estando entre sus muchas formas bestiales elegidas el sabueso, el toro, el macho cabrío o los cuervos. Todas las inversiones y reversiones de lo que es 'normal' para el Hombre son sus formas. Negra es la forma del guía en el lado nocturno del mundo de los espíritus y la 'Otredad', pero negros son también la máscara y el aspecto del libertador que lleva hacia el camino del poder y la sabiduría; porque en verdad él es el portador de la luz oculta.

La historia de la Brujería nos indica que su aparición inicial ante el brujo no realizado, ocurre más a menudo bajo ciertas circunstancias; repentina e inesperadamente durante la realización de tareas repetitivas, o cuando se viaja a pie, solo, de un lugar a otro, siendo ambas actividades conducentes a un estado de trance similar a una 'ensoñación en estado de vigilia', un estado meditativo, o un pensamiento o contemplación profundos. Momentos de desesperanza o desesperación, que en sí mismos pueden ser momentos esenciales para un cambio de vida y la toma de decisiones trascendentales, y por ello de una naturaleza muy liminal, también han sido catalizadores para su manifestación; aportando paz y ayuda al brujo atribulado.



Junto a estos patrones comunes, la historia también nos enseña que la aparición del Hombre de Negro puede de hecho ocurrir en cualquier momento, e incluso puede ser voluntariamente iniciada por el brujo a través de la conjuración ritual, o por el mero deseo.

Una Llamada Al 'Hombre Oscuro'


Al aspirante que desee cruzar el umbral al antiguo camino de los brujos, o al brujo que, en tiempos de necesidad, busque la ayuda del Antiguo o renovar su pacto sobre el sendero de Retorno; ofrezco el siguiente rito.

Sal, solo, a algún lugar secreto y especial alejado de la intrusión de las actividades humanas y las miradas indiscretas. Este viaje, a pie, debe ser emprendido como un acto meditativo en sí mismo y se debe estar extremadamente abierto a cualquier signo, presagio o presencia misteriosa, sutil o no, que pueda presentarse en el paisaje a través del que se pase. Esto debe ser así, porque es de todos conocido que una vez se ha tomado la decisión de llamarle, el Hombre Oscuro puede elegir adelantarse a cualquier ritual o conjuración haciendo una aparición, antes de que dicho acto pueda ser llevado a cabo, en forma humana o bestial.

Cuando el lugar secreto haya sido alcanzado, un círculo o anillo de trabajo debe ser marcado de alguna forma sobre el suelo, sea inscrito en la tierra, establecido por una cuerda bien larga, marcado con tiza o por cualquier otro medio. El anillo debe ser lo suficientemente grande para abarcar un espacio dentro del que uno pueda tanto arrodillarse, como dar vueltas alrededor de un pequeño fuego central.

Prepara y enciende allí el fuego, y empieza una lenta marcha hacia atrás en dirección contraria al sol; el viaje hacia la izquierda, hasta que el Padre Nuestro haya sido pronunciado tres veces hacia atrás:

Nema
Lam led sonarbil y
Noicatnet al ne reac sejed son on,
Nednefo son euq sol a,
Somanodrep sortoson neibmat omoc,
Sasnefo sartseun anodrep,
Aid adac ed nap ortseun yoh sonad,
Oleic le ne omoc arreit al ne,
Datnulov ut esagah,
Onier ut sortoson a agnev,
Erbmon ut aes odasifitnas,
Oleic le ne satse euq,
Ortseun erdap.

Al terminar con esto, arrodíllate en genuflexión ante el fuego, mirando al norte y, usando la mano izquierda, lanza a las llamas un puñado de saúco, cardo y artemisa. Di estas palabras al humo ascendente:

Aquí rodeado en el Cruce de los Caminos,
sostengo sobre el fuego de mi Voluntad,
hacia el crepúsculo del anochecer mi llamada y hechizo;
¡O Oscuro, Intercesor, Robin, Viejo Janicot!
¡Libérame!
Pido tu visita como en la antigüedad,
como visión, sueño o forma manifiesta,
¡ven!
Con aspecto de hombre, de capucha oscura o con sombrero,
como sabueso, cuervo o macho cabrío, toro o cabra andante;
ennegrecido todo y portando luz,
¡ven!
Reúnete conmigo en el claro arbolado, en el escalón solitario,
en el seto espinoso o al borde del arroyo,
Aquí o allí, ahora o después,
¡ven!
Ayúdame y conmíname en sagrado pacto.
¡De todos los hacedores de mal, de toda opresión,
calumnia y engaño, libérame!
Porque soy un hijo de la semilla de la serpiente.
¡Tú que abres el oculto y retorcido camino,
ponme en el sendero de retorno e ilumíname;
el antiguo sendero de Una y Toda posibilidad!
¡Mi guía y oscuro compañero vestido de noche,
salvador y faro de luz!
¡Libérame! ¡Libérame! ¡Libérame!


Permanece allí, esperando, observando, escuchando, dentro del círculo hasta que el fuego haya ardido por completo. La visita del Hombre de Negro puede ocurrir a través de su presencia física, en aspecto humano o bestial, o a través de visiones o de algún signo manifiesto en las formas, sonidos y movimientos de la tierra de alrededor. El encuentro puede ocurrir en otro momento, en otro lugar, en sueños o en el mundo de vigilia, pero el cuándo y la manera en que ocurrirá, lo será a partir del sincero trabajo de este rito.




------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:




No hay comentarios:

Publicar un comentario