domingo, 5 de junio de 2016

La Magia de las Piedras

Versión de Robin Artisan
(Traducido por Manon)


Introducción

La Magia de la Tierra es la más completa expresión mística del Arte. A diferencia de otras formas de magia, que moran en un “misticismo de otro mundo”, la Magia de la Tierra es parte de nuestro instinto y ser. Se refiere directamente a nosotros como personas. En el Arte de la Magia Orientada a la Tierra, uno rápidamente aprende a apreciar, entender y enlazarse con los ciclos, fuerzas y poderes naturales que nos rodean. Uno se hace consciente de los Cuatro Elementos, el Fuego, el Aire, la Tierra y el Agua a un nivel más primordial. Fuego – relámpago. Aire – la fuerza invisible de la vida. Tierra – la que nos da vida y merece nuestro amor, respeto y adoración. Agua – la fuerza vital que hace que todas las cosas crezcan.

El Equilibrio del Sol – luz y la Luna – oscuridad que se convierte en Sol. El Sol es la luz del día, el momento para crear y ver la Tierra en su abundancia de vida, animales, plantas, árboles y flores. Este es la calidez y confort de esa división en el ciclo de 24 horas en la que todo está vivo. La Luna es la luz de la noche, el momento de descansar durante la oscuridad para renovar fuerzas, el tiempo de quietud en el que la vida como la conocemos descansa, y la vida de las fuerzas invisibles es dada a luz. Este es un tiempo para contemplar.

Ambos, los Cuatro Elementos y el Equilibrio no son conceptos simplemente filosóficos para explicar las fuerzas invisibles. En el reino de la Magia de la Tierra, son las fuerzas, pero no invisibles. Son vistos a través de los ojos de aquellos que son conscientes de la Tierra y la entienden, y saben cómo y por qué los ciclos naturales de la Tierra se aplican a la gran magia. La Tierra es un gran libro de magia, misticismo y misterio. Solo cuando es abierto y estudiado puede la Magia Natural ser aplicada y usada para beneficiar a la humanidad. Tendrás gran éxito si trabajas con los ciclos de la Tierra en lugar de contra ellos. Es aquí que desarrollarás una corriente mágica con la Tierra que ayudará en gran medida al desarrollo de tus poderes psíquicos y mágicos.

A lo largo de miles de años, las personas han cartografiado los ciclos de la Tierra y los han interpretado. La Tierra y sus ciclos han sido evaluados, estudiados y examinados para llegar a un patrón de eventos que es la vida, guía y consejero de todas las personas.

Trabajar con la Luna es una parte importante de la Magia Natural, ya que la Luna afecta a mucho de lo que sucede sobre la Tierra. Uno puede predecir las mareas y el clima por la Luna y saber cuándo plantar, pescar, cortarse el pelo, etc.

La Luna tiene su mayor efecto sobre los océanos, arroyos y lagos cuando está llena. Este es su pico de energía más alto. Es el mejor momento para que las personas trabajen con la magia, especialmente el tipo natural de Magia de la Tierra. Es un tiempo de conclusión, plenitud de poder y elevación de la creatividad. Un trabajo de este tipo se debería hacer en las noches de Luna llena. Conforme la Luna mengua, disminuye tanto en tamaño como influencia. El trabajo correspondiente a esta fase debería estar relacionado con la eliminación de malas energías y fuerzas. Durante la fase oscura de la Luna, cuando el cielo nocturno es negro y la Luna no es visible, no se debería realizar ningún trabajo. Es un desapacible momento negativo en el que no hay elemento Lunar natural con el que trabajar. Si se tuviera que realizar cualquier trabajo mágico en este momento, sería caótico. Hay una escuela de pensamiento para la que el único trabajo conveniente en este tiempo, es la maldición y los hechizos para destruir a los enemigos y crear infortunio. La Luna Nueva es un tiempo vacío y nulo en el que solo existe energía vacía y nula.

Por ello, puedes ver que no era una cosa extraña como la persona común creía, que los brujos de la Antigua Tradición se reunieran en diferentes momentos de la Luna. Más bien, era para trabajar de forma exitosa en su Arte con los ciclos naturales de la Tierra y la Luna.

Las Estaciones también son parte del ciclo natural de la Tierra. Son un regalo para las gentes de la Tierra como guía a la vida y lo vivo. Cuando la Primavera llega, nacen nuevos animales y la Tierra despierta de su largo y frío sueño. De las plantas y flores retoñan verdes brotes y hojas que luchan hacia arriba desde la ahora cálida Tierra para saludar al Sol. El suelo se remueve y se prepara para la plantación. Este es el verdadero Año Nuevo. Es el momento de despertar y renovarse. Es tiempo para que las personas planeen nuevos proyectos, para empezar el ciclo de la vida activa y el inicio de lo nuevo.

Durante el Verano, cuando las hojas están repletas y las flores y plantas han crecido, es el momento de la vida. Si seguiste el libro de la Tierra y vives por él, ahora es el momento para actualizar los proyectos y ver los planes que has hecho florecer.

La Magia de la Tierra se relaja con el Otoño. Este es un tiempo para la finalización y la preparación. A los animales les crece las capas más gruesas, las ardillas atesoran nueces y la cosecha es recogida. Es un momento para finalizar los proyectos y cosechar los beneficios de tus labores. Es tiempo para la reflexión.

Pronto, cuando la nieve del Invierno llegue y los lobos empiecen a aullar, las plantas se marchitarán, los árboles mudarán sus hojas y los ratones del prado se acurrucarán en sus redes de hierba bajo la nieve abrigados, cálidos y seguros. Este es el tiempo en el que los planes que hiciste en Primavera, crecieron en Verano, cosechaste en Otoño, deben mantenerte durante el Invierno. Es ahora un tiempo para el descanso y la contemplación.

Las fases de la Luna y las Estaciones se corresponden las unas con las otras; Luna Creciente – Primavera, Luna Llena – Verano, Luna Menguante – Otoño y Luna Nueva – Invierno.

Así como los ciclos naturales de la Tierra nos afectan directamente, tanto mística como físicamente, nosotros también tenemos la Magia de la Tierra en sí misma. La Magia de la Tierra es plena en contenido, pero intuitiva en descubrimiento y aplicación.

Herramientas y Magia de la Tierra

El Mazo de Roble por ejemplo es cortado en ciertos momentos de la Luna para propósitos específicos. ¿Por qué Roble? Simplemente porque representa la fuerza, la consistencia y la fiabilidad. Todas estas cosas deben ser consideradas, porque protege al practicante del Arte de los espíritus del bosque que pueden invadir los Anillos Brujerilles o círculos durante los trabajos de los hechizos y encantamientos. Esto obviamente podría causar un caos en el trabajo.

Cada árbol posee ciertas propiedades que son mágicas. El Roble fuerza. El Pino dignidad. El Tejo fuerza inflexible. El Sauce entendimiento.

Estas propiedades mágicas son inherentes a la misma madera. Como todas ellas son diferentes, la magia es obvia.

No es suficiente con usar la madera de forma simbólica. En la Magia Natural de la Tierra, uno debe cumplir con el orden natural de la Tierra. Con ello, quiero decir que no se reduce meramente a "robar" una rama del árbol. Primero debes tocar el árbol, comunicarte con su espíritu y transmitirle el deseo y propósito por el que necesitas su rama. Hazlo con tus pensamientos y toca y escucha esperando su permiso.

Si no recibes permiso, no te ofendas. Simplemente ve a otro árbol y repite el proceso.

El hierro también es altamente mágico. Empieza como mineral en la Tierra. Es fundido con fuego, necesita arcilla para convertirse en acero y después de que el acero es trabajado debe ser templado en salmuera, agua salada, con lo que se endurecerá para el uso. Como puedes ver, la cuchilla mágica nace de la Tierra, la arcilla y observando el equilibrio, es devuelta a la Tierra. Es trabajada a través del Fuego, el Aire, la Tierra y el Agua y purificada con Sal. Es, por encima de todo, una Creación Mágica. El mineral también debe ser solicitado. Porque en la Magia Natural de la Tierra, uno debe considerar la encarnación de la materia prima. ¿Desea reencarnar en una creación mágica del hombre?

La Magia de la Tierra va más allá del estado absoluto de la magia y entra en el intuitivo estado instintivo. En este caso, uno podría sentarse en la orilla del océano mientras la marea sube y alinear los pensamientos de buena fortuna con las olas que vienen hacia ellos. Podrías obtener un palo, en la manera prescrita e inscribir Runas de riqueza y buena fortuna sobre él, y lanzarlo al Agua solo para que retorne y hacerlo de nuevo. En el mismo escenario uno podría enviar un palo de aflicción cuando la marea baje.

Uno podría plantar un árbol especial para representar una buena vida y todo lo que supone, y meditar alineándose con él conforme crece. O uno podría enterrar profundamente una bolsa de aflicciones (una bolsa conteniendo tiras de papel con aspectos negativos de tu vida escritos en ellas) con manzanas caídas para que se pudran. Así como la bolsa de aflicciones se pudre, lo hacen las aflicciones.

En esencia, el Arte de la Magia Natural de la Tierra tiene una ley. Así como todo crece, tus deseos también pueden crecer. Así como todo mengua o muere, tus problemas también pueden menguar y morir.

La Magia de las Piedras

El más antiguo estilo de Magia Natural es la Magia de las Piedras. A lo largo de toda la antigua historia de Inglaterra, la piedra noble ha sido cortada, grabada y erigida para influir, dirigir, llamar, sostener y crear la red mística de influencia mágica de los antiguos pueblos. La Magia de las Piedras es quizá la más antigua forma simple de magia alguna vez practicada.

Los misterios y uso mágico de las piedras abarcan desde los Círculos de Piedras en Inglaterra, a los más pequeños Menhires grabados con el estilo de diseño celta, y las Piedras Runas.

La Piedra está en la abundancia terrenal. Es un medio que es parte de la Tierra misma, que puede ser formada, cortada y grabada por el diseño de la cuchilla, y dura para siempre. Fue por la permanencia, la orientación de la Tierra y la energía de la piedra que fue elegida por los antiguos como un medio para su Arte mágico.

Esto, emparejado con el hecho de que se necesita mucha habilidad y herramientas especiales para tallar las piedras, juega una parte importante en los elementos místicos de la Magia de las Piedras.

Aquellos que podían tallar la piedra y dominaban este arte eran vistos como seres especiales. Esto se debía a su habilidad para enlazar la piedra con el acero y los Cuatro Elementos. Ellos poseían los Secretos de las Runas. La Magia de las Piedras, como la que este libro expone, representa una magia que no es muy diferente, no obstante, de la más mística magia de los talismanes y amuletos. Representa un completo, aunque simple, sistema de magia que se ha preservado en el tiempo como las piedras a las que representa.

Robin Artisan


Parte Uno

Las Herramientas para Tallar las Piedras

La creación de las herramientas para tallar las piedras es tanto o más un ritual, que preparar las piedras en sí. El ritual empieza cuando la fragua está preparada y finaliza cuando las herramientas para tallar las piedras están terminadas. Puede parecer difícil al principio, pero en la medida en que te familiarices con el proceso, descubrirás que tiene una progresión relativamente simple y lógica.

Todos los amuletos de piedra descritos en este libro pueden ser “no procesados”. Esto significa que no necesitan ser formados y pulidos. Deberían ser redondeados, y el tamaño de cinco a diez centímetros de diámetro y de dos centímetros y medio a cinco de grosor. Las piedras usadas para hacer los amuletos deberían ser de una dureza media, aunque lo suficientemente blandas como para no desafilar las herramientas. Puedes comprobarlo cuando busques las piedras rayándolas con el Rakk. La elección adecuada de piedras dependerá de si se puede hacer un claro y definido arañazo en su superficie.

Hay tres herramientas principales para tallar los diseños en la piedra. Son el Rakk – un punzón. El Teele – que hace un corte en “v”. El Mull – un cincel de ángulo pronunciado que se usa para ensanchar y decantar los cortes hechos por el Teele.

El Ritual Tradicional

Las herramientas que necesitarás son un martillo de unos dos kilos y medio, unas pinzas, una pieza plana de hierro de dos centímetros y medio de espesor para servir de yunque, una lima gruesa, media y fina, un tornillo de banco, una sierra para metales y acero para hacer las herramientas. Por último, necesitarás una piedra para pulirlas. Estas herramientas son bendecidas en el nombre del Hombre Verde, Dios del bosque.

NOTA: Sobre las bendiciones, se asume en la obra original que el trabajador de este Arte usaba su propia intuición para hacer las bendiciones que se dicen sobre las piedras, herramientas, fragua, etc. Esta debería tomar la forma de un direccionamiento hacia el Hombre Verde con tus intenciones y entendimiento instintivo del trabajo.

Se recomienda que lances las Runas y preguntes sobre tu éxito en esta empresa. Hazlo cuando hayas montado la fragua y estés rodeado con tus herramientas. Esta lectura se refiere a tu habilidad para hacer las herramientas y si serán mágicas o no cuando estén terminadas. Ya que la Magia de las Piedras tiene afinidad con la Magia de las Runas, será probablemente mejor usar la Adivinación con Runas.

Lleva tus herramientas a tu lugar secreto en el bosque y medita sobre el trabajo. Pide al bosque permiso para empezar el trabajo y bendiciones sobre el mismo. El mejor momento para esto es a finales de Primavera en una noche de Luna Llena. No solo por las razones obviamente místicas de la Estación, la Luna o la Magia Natural de la Tierra, sino también por razones prácticas. Una fragua no enciende bien en una fría noche y necesitas oscuridad para ver el color del acero antes de templarlo. La Luna Llena da la necesaria luz natural con la que trabajar.

Enciende el fuego de la fragua y bendícelos a ambos, así como al trabajo entre manos. Desde el momento en que entres al área de trabajo del bosque, deberías concentrarte en el propósito de tu trabajo. Enciende lentamente tu Fuego con ramitas recogidas del suelo, con el permiso del bosque. Cuando estén encendidas, coloca un poco de carbón en el fuego y avéntalo a través del surco con un gran trozo de corteza. Mientras esperas a que los carbones se enciendan al rojo, deberías cortar tu acero con la forma aproximada. Cuando haya una buena capa de carbones al rojo, coloca las tres toscas herramientas cortadas en los carbones usando tus pinzas.

Conforme el Fuego se avive, notarás que el acero cambia de color. Cuando alcance un color rojo cereza, coge una con tus pinzas. Ponla en el yunque y martilléala dándole la forma deseada. Cuando estés satisfecho con la forma, di una invocación a la Tierra para que acepte tu trabajo y hunde la pieza, todavía caliente, en el suelo. Repite este proceso con las otras dos herramientas de tallar. Si mientras las martilleas se enfrían, simplemente introdúcelas de nuevo en el Fuego.

Hasta aquí tus herramientas de tallar han entrado en contacto con los Elementos Fuego y Tierra. Ahora están preparadas para su conformación final. Usa tus limas y tornillo de banco para este proceso. La lima gruesa es para dar forma tosca. La lima media y fina son para afinar el trabajo. Asegúrate de que los filos de corte estén brillantemente pulidos. Mientras tanto deberías atender a la fragua y asegurarte de que los carbones se mantienen brillantes.

Cuando las tres herramientas estén pulidas, deben ser cuidadosamente depositadas sobre los carbones al rojo. Esta vez verás un definido y más pronunciado cambio de color. Cuando las herramientas alcancen el rojo cereza de nuevo, debes sacarlas, una a una, y sumergirlas en la salmuera, que debe haber sido bendecida previamente. Recuerda sumergir la herramienta primero por el borde cortante. Hazlo con las tres herramientas de tallar.

Ahora será momento de pulir los bordes cortantes de nuevo. Esto las hará brillar con lo que podrás ver el color cuando las temples, y al pulir las herramientas eliminarás las rebabas. Colócalas una vez más sobre los carbones cuando estén pulidas. Espera a que se vuelvan de color pajizo. Cuando alcancen ese color, repite el proceso de temple una vez más. Ahora ya se les puede dar un pulido final y son bendecidas como las herramientas en las que se ha convertido.

Da las gracias a la fragua y témplala con la salmuera. Asegúrate de que el fuego se haya apagado y entierra la fragua con un poco de Tierra. Entierra las limaduras de tu trabajo y da las gracias al suelo del bosque por permitirte trabajar en esta noche.

Tus herramientas de tallar han sido introducidas en Fuego – calentadas en la fragua, en el Aire – trabajando, en la Tierra – hundiéndolas en la tierra, en el Agua – al templarlas, en la Sal – purificándolas, y en el Equilibrio – Fuego y Agua. Ahora son puras, hechas con tus manos para tu trabajo con la ayuda y entendimiento de los Cuatro Elementos, el Equilibrio y el Bosque.

NOTA: Hay personas que practican el Arte y no viven en un entorno que les permita instalar una fragua. También hay personas en el Arte que tienen poco o ningún talento con sus manos, o para trabajar el acero. Y por supuesto están aquellos que pueden y desean elaborar este ritual y usar su propia intuición junto con las instrucciones tradicionales.

Si estuvieras en una situación en la que el ritual de conformación de las herramientas de tallar está más allá de tus habilidades, o no tienes un área arbolada en la que erigir una fragua, hay una solución.

Puedes ir a cualquier tienda de piedras bien surtida y comprar dos herramientas de grabar Dixon con mago. Las herramientas adecuadas para el Teele son la #3, y para el Mull la #40. El Rakk puede hacerse con un punzón con la punta de corte doblada en un ángulo más pronunciado. Deberías ser capaz de adaptar un ritual adecuado para iniciar y purificar tus herramientas, basado en el Ritual Tradicional. Conocemos a muchas personas que practican este Arte de la Magia de las Piedras usando herramientas de grabado y punzones rehechos. Afirman que han logrado resultados satisfactorios.



Parte Dos

Tallando las Piedras

Cada piedra que recojas del bosque muestra su deseo de evolucionar a una vibración de existencia superior. Esta encarnación toma lugar cuando tallas la piedra con sus caracteres. En la Magia Natural de las Piedras se cree que la materia de la Tierra, sea plantas, árboles, animales, piedras, etc., está viva y contiene un espíritu consciente. Depende de ti, el practicante de este Arte, percibir este espíritu de vida. La percepción de este tipo es proporcional a tu consciencia del aspecto mágico y místico de la Tierra.

Deberías tener tinta y pluma bendecidos, para dibujar el signo y Runas sobre la piedra. Cuando el signo de la piedra y las Runas se hayan pintado sobre la piedra deberías repasarlos cuidadosamente con el Rakk, inscribiendo las líneas sobre la piedra. Repasa tu signo y Runas hasta que estén profundamente marcados para aceptar un corte en forma de “v” con el Teele. Si deseas acentuar cualquier parte del signo o Runas usa el Mull. Estos cortes se hacen presionando las herramientas como lo harías con un buril de grabar.

El signo del espíritu de la piedra es tallado en la cara frontal. En el reverso se talla tu Nombre Mágico en Runas y/o tu signo simbólico. Puedes tallar tu signo sobre el reveso de las Piedras Rabb, o las Piedras del Altar, junto con sus inscripciones.

Para bendecir las piedras debes exponerlas al Fuego, Aire, Tierra y Agua, de forma ritual. Para hacerlo ve a tu lugar secreto para la práctica mágica. Sostén la piedra y medita sobre su propósito. Cuando sientas su energía, coge la piedra en una mano y la herramienta de trabajo que representa al fuego, el cuchillo, en la otra. Golpea la piedra contra la hoja del cuchillo. Ahora pasa la piedra a través de la llama de tu vela. Ahora golpea la piedra contra la herramienta de trabajo que representa al aire, el bastón o vara del bosque. Ahora sostén la piedra en tu boca y respira sobre ella mientras te concentras en su propósito. El tercer elemento es el agua, representada por el cuerno para beber. Ahora coloca la piedra dentro del cuerno cubriéndolo con agua. Después de esto deberías beber un poco del Agua y verter otro poco sobre la Tierra. Ahora la piedra debe ser bendecida por la Tierra. Para hacerlo, arrodíllate y sostén la piedra a unos sesenta centímetros del suelo. Medita sobre la Tierra y el propósito de tu piedra. Cuando te hayas vuelto consciente de su energía, golpea la piedra contra el suelo. Ahora entiérrala mientras cierras el ritual. Puedes desenterrar tu piedra después del ritual, o dejarla enterrada hasta la próxima Luna llena.

Puedes usar este simple ritual para bendecir una o varias piedras a la vez. Lo común es guardar cada piedra en su propia bolsa. Las bolsas son del tamaño adecuado para cada piedra y tienen cordones para cerrarse. Son de cuero o lino y tienen el signo de la piedra pintado o bordado sobre ellas.

Parte Tres

Cómo Usar las Piedras

Las Piedras Amuleto pueden ser usadas de varias formas. En un escenario ritual puedes Llamar a la esencia de las piedras golpeándolas contra las herramientas de trabajo, como en la bendición. Cada herramienta de trabajo tiene un significado Elemental y Mágico. Deberías Llamar a los Cuatro Elementos en sus respectivas direcciones y después dirigir una invocación a la piedra y apropiada herramienta de trabajo para liberar o Llamar a la esencia de la piedra para que haga su magia.



NOTA: Si usas diferentes herramientas de trabajo de las cuatro herramientas mencionadas, usa aquellas que representen a los Cuatro Elementos. Asimismo ten en cuenta las correspondencias elementales en las direcciones. Estas son las correspondencias del Antiguo Arte Tradicional. La mayoría de sistemas del arte actuales usan el sistema elemental de la Aurora Dorada para relacionar las direcciones con las correspondencias elementales. Recomendamos que uses las correspondencias tradicionales que son sugeridas para este sistema, ya que son puramente del Antiguo Arte Tradicional. Usar un sistema de correspondencias basado en la Magia Ceremonial iría en detrimento de la finalidad de la Magia Natural de la Tierra.


El Ritual Básico

Abre el ritual lanzando un Anillo o círculo con la espada. Todo trabajo se hace mirando al Norte. Cara al Norte, arrodíllate y medita sobre el propósito y esencia de la Piedra Amuleto con la que estás trabajando. Coge el cuerno para beber, que estará al Norte, y permanece de pie. Golpea la piedra contra el cuerno, después coloca la piedra en el cuerno para que esté cubierta con agua.

Ahora ve al punto Este y coge la espada. Golpea la piedra contra la espada y haz el llamado al Este.

Ahora ve al punto Sur y coge el cuchillo. Golpea la piedra contra su hoja y haz el llamado al Sur.

Finalmente, ve al Oeste y coge el bastón o vara del bosque y golpea la piedra contra él. Haz el mismo llamado al Oeste.

Regresa al Norte y medita sobre el trabajo mágico de la piedra.

NOTA: tus Llamados te pertenecen directamente a ti, por lo que son personales para tu trabajo e individualidad. Deberías pronunciarlos silenciosamente para ti. Si este trabajo se realiza entre varias personas, se harán turnos para ir a los puntos cardinales o irán todos juntos.

Ahora haz un llamado directo a la esencia de la piedra. Esto se hace colocando la piedra sobre el suelo con el signo para arriba. Pon tu mano izquierda sobre ella y concéntrate en el propósito de la piedra. Di tu Llamado o invocación a la piedra y palmea la mano derecha contra la izquierda, todavía colocada sobre la piedra, tres veces. Esto llamará a la esencia o poder de la piedra tal y como percibes a los poderes.

Puedes usar la segunda tabla si deseas que el trabajo de la piedra sea específico. Ahí encontrarás la correspondiente herramienta para el Llamado, esto es, "para saber algo" se correspondería con la vara. Aquí, cogerías la vara, dirías tu carga y golpearías la piedra contra la vara. Si la piedra amuleto a la que fueras a Llamar es la "piedra del amor", usada para atraer el amor, estarías indicando, al seleccionar la vara, que tenías una pregunta específica que necesita respuesta. En este caso es saber algo concerniente a la atracción de amor hacia ti, o sobre tu elección de a quién deseas atraer.

También puedes usar una combinación de dos piedras. Por ejemplo, si eres una mujer, podrías usar la "piedra del amor" y la "piedra del hombre" para atraer el amor de un hombre específico. Sostendrías una piedra en cada mano y las golpearías la una contra la otra (Ver Parte Cinco – Un Llamado a las Piedras).

La combinación de usos, rituales y hechizos en este sistema es vasta. Solo estás limitado por tu imaginación, intuición e instinto, además de unas pocas normas de simbolismo y ritual.

NOTA: La carga o Llamado es un verso que ata al practicante, a la piedra y a la Tierra – como un solo elemento. El Llamado es individual para cada persona. Debería contener elementos de tu vínculo entre la piedra y la Tierra.

Por ejemplo – "Yo te Llamo, espíritu de la piedra de _________, ya que como tú que eres de la Tierra, yo soy de la Tierra. Porque tal y como te tallé y te di vida, así soy parte de ti y tú de mí. Te Llamo en el nombre del Hombre Verde, Señor de la Tierra, para que me concedas esa esencia que te di, así como te envío en busca de __________.

Parte Cuatro

Uso Personal de las Piedras

La explicación anterior sobre el uso de las piedras es un formato básico. Ilustra el simbolismo de los elementos y las herramientas básicas del Arte. Este método probablemente era usado solo para el trabajo en grupo.

Las piedras son para un uso tanto simple y práctico, como para ser usadas en un Arte altamente mágico. Su simplicidad yace en el hecho de que cada piedra es un tipo de amuleto o talismán, tallado para un propósito específico.

Hay varias formas de Llamar a la esencia mágica de las piedras. Cada método utiliza un simbolismo que sincroniza la energía de la piedra y las metas del practicante. Básicamente, una Piedra Amuleto Mágica se usa para Llamar a una fuerza. Cada piedra está dotada con una energía específica. Cuando esta energía es llamada por el practicante, provoca una vibración simpatética entre la piedra y la fuerza colectiva. Esta atrae la fuerza de la energía colectiva hacia el practicante. El practicante entonces dirige la fuerza para atraer el resultado deseado usando simplemente la piedra y haciendo un Llamado.

El Altar

Deberías tener una piedra plana como Altar sobre el que trabajar. El Altar generalmente está hecho con piedra de pizarra, ya que se le puede dar forma y tamaño fácilmente según tus necesidades. La pizarra también es fácil de trabajar, por lo que puedes tallar en ella Runas sin ninguna dificultad. Estas Runas tendrían la forma de un verso, lema o nombre protector.

El Altar es tu base de poder a partir de la que haces tu trabajo mágico. Es guardado en tu lugar secreto, privado y personal de trabajo. El Altar es tanto mágico en energía como cumple funciones de calendario, para recordarte los momentos en los que trabajar la magia y la energía de las fases de la Luna.

La Piedra del Hombre Verde

La piedra más importante es la Piedra del Hombre Verde. El Hombre Verde es el Señor del Bosque y la armonía de la naturaleza. Es el Dios del Bosque, al que se llama en tu trabajo. Protege y guía a todos los que trabajan la magia de sus bosques.

En el lado frontal de la piedra está el signo del Hombre Verde, que está siempre mirando de frente. Esta piedra siempre la llevarás contigo. En el reverso de la piedra está la siguiente inscripción:

Soy el Señor del Bosque,
Tú eres mío, juntos somos el Bosque cuya Magia es nuestra.

Inscripción Rúnica:



Las Piedras del Altar

Las Piedras Rabb


La Piedra del Sol

La Piedra del Sol tiene que guardarse sobre el Altar desde el amanecer hasta la puesta de sol. Protege contra las fuerzas dañinas que puedan estar presentes durante el día. En el lado frontal de la piedra está el signo de la Piedra del Sol. En el reverso está la siguiente inscripción:

Doy vida, protejo la vida.

Inscripción Rúnica:



Piedra de la Luna

La Piedra de la Luna tiene que guardarse sobre el Altar desde la puesta de sol hasta el amanecer. Protege contra las fuerzas dañinas que merodean por la noche. Hay cuatro piedras para las fases de la Luna.

Luna Llena

Sobre la cara frontal de la piedra está el signo de la Luna Llena. Sobre el reverso está la siguiente inscripción:

Mi poder es tu poder.

Inscripción Rúnica:



Luna Menguante

En el lado frontal de la piedra está el signo de la Luna Menguante. En el reverso está la siguiente inscripción:

En la medida en que me hago pequeña,
también lo hace la oposición.
Inscripción Rúnica:



Luna Nueva

En el lado frontal está el signo de la Luna Nueva. En el reverso está la siguiente inscripción:

Ahora soy oscura, como lo es mi poder.

Inscripción Rúnica:



Luna Creciente

En el lado frontal está el signo de la Luna Creciente. En el reverso está la siguiente inscripción:

En la medida en que crezco,
también lo hace mi poder.

Inscripción Rúnica:




La Piedra de la Luna apropiada es guardada en el Altar durante su fase.

Piedras de las Estaciones


La Piedra de la Primavera

La Piedra de la Primavera se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de marzo, y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de junio. La Piedra de la Primavera representa el nacimiento, el renacimiento, la fertilidad y la planificación. Te protege en estos empeños. En el lado frontal está el signo de la Piedra de la Primavera. En el reverso está tallada la siguiente inscripción:

Todo lo nuevo, es dado a luz una vez más.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Verano

La Piedra del Verano se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de junio y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de septiembre. La Piedra del Verano representa a la vida, el crecimiento y la renovación. En el lado frontal está tallado el signo de la Piedra del Verano. En el reverso está la siguiente inscripción:


Ahora todo crece.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Otoño

La Piedra del Otoño se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de septiembre y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de diciembre. La Piedra del Otoño representa la terminación, los planes cumplidos y la armonía. En el lado frontal está el signo de la Piedra del Otoño. En el reverso está la siguiente inscripción:

Ahora todo está completo.

Inscripción Rúnica:



La Piedra del Invierno

La Piedra del invierno se colocará sobre el Altar en el amanecer del 21 de diciembre y permanecerá allí hasta el amanecer del 21 de marzo. La Piedra del Invierno representa el dormir, la renovación de la fuerza a través del descanso y la muerte del año viejo. En el lado frontal está el signo de la Piedra del Invierno. En el reverso está la siguiente inscripción:

Todo ahora duerme.

Inscripción Rúnica:



NOTA: Las inscripciones Rúnicas han sido traducidas del texto original a inglés moderno. Las Runas se relacionan con la traducción al inglés moderno.

El autor consideró que para presentar esta obra como un manual práctico, debería ser tan fácilmente entendible como fuera posible. Muchas personas prefieren no trabajar en la lengua original, debido al hecho de que no pueden entender completamente lo que están escribiendo o diciendo. Al usar las traducciones, uno es capaz de absorber la corriente de las Piedras porque se siente cómodo con el lenguaje. Como también sabe lo que está tallando, el practicante se sentirá más cómodo con el trabajo sabiendo que entiende completamente lo que está haciendo.

NOTA: Para esta traducción, las inscripciones rúnicas se han hecho en base a la traducción al español, siguiendo el mismo criterio del autor cuando lo hizo en su traducción al inglés moderno (Nota del Traductor).



Parte Cinco

El Llamado Personal a las Piedras

El método común de uso de las piedras es más personal que el método en grupo. Aunque el uso en grupo puede ser incorporado aquí. Tan importante como la Piedra del Hombre Verde es la Piedra Khael. Esta piedra hace referencia a ti, el practicante. La Piedra Khael de cada persona es diferente. Sobre el lado frontal talla tu Signo Mágico personal. Este signo es tu firma mágica personal, la esencia de tu yo mágico en forma simbólica. En el lado reverso es costumbre inscribir tu Nombre o Lema Mágico, si tienes uno, en Runas.

Antes de que Llames a cualquiera de las piedras en este sistema del Arte, es usual para ti empezar por Llamar a tu Esencia Mágica. A esto se le llama un Llamado a la Tierra.

La Piedra Khael es colocada sobre el suelo cara hacia arriba. Arrodíllate ante ella y cúbrela con tu mano izquierda. Respira profundamente unas pocas veces y centra tus pensamientos en tu esencia mágica y los fines de tu trabajo. Cuando sientas tu fuerza alcanzar su pico, libérala palmeando tu mano izquierda con tu mano derecha tres veces. Hazlo con fuerza.

Simbólicamente, estás centrándote y transmitiendo tu resonancia, tus vibraciones, a la Piedra Khael donde son reunidas y atadas a la Tierra. Esto asegura que el lugar en el que estés trabajando esté en armonía solo con tu resonancia y ninguna otra vibración o fuerza pueda entrar en él mientras estés trabajando. Esto asegurará el éxito de tu Trabajo Mágico.

Generalmente la Piedra Khael se lleva encima. Así, si en cualquier momento sientes un bajo reflujo de energía, este simple ritual restaurará tu nivel de energía. Esto es muy importante porque nunca sabes cuándo puedes encontrarte sujeto a fuerzas caóticas. Este ritual las dispersará.

Cualquiera de las piedras limpiará el área a tu alrededor y afectará a sus respectivos propósitos.

Un Llamado a las Piedras

Las piedras del tipo mencionado en esta obra son principalmente usadas para Llamar a una fuerza, persona, idea, protección, etc. Lo cual se realiza haciendo el antes mencionado primer ritual. Después coges la Piedra Khael en tu mano derecha y tu Piedra del Asunto en tu mano izquierda. Mantenlas cerca la una de la otra, a unos cinco centímetros.

Gira la Piedra Khael frente a la otra piedra. Ahora gira la otra piedra. Sus lados frontales mirándose el uno al otro. Gíralas ambas, una alrededor de la otra, cara con cara. Ahora, aléjalas la una de la otra, y vuelve a acercarlas girándolas. Mientras lo haces, enfócate en el propósito de tu trabajo. Deberías empezar a sentir una fuerza entre las piedras. Esta fuerza es más ligera aunque similar a la fuerza que se siente cuando se sostienen dos imanes que se repelen el uno al otro. Cuando detectes esta fuerza y energía, estarás preparado para hacer un Llamado a las Piedras.

Concéntrate en la meta y propósito de tu trabajo mágico conforme las piedras se acercan-repelen, acercan-repelen. Hazlo más rápido y más rápido todavía, hasta que crees suficiente energía psíquica. Sabrás cuándo liberarla en base a tus sensaciones. En ese momento, junta las piedras dando tres golpes secos.

Con el Llamado a una fuerza, el trabajo será mucho más fácil ya que habrás abierto, o aclarado, un sendero al hacer sonar la vibración de las piedras. La resonancia psíquica que pongas es transferida por el sonido de las piedras al ser golpeadas. La fuerza a la que estás llamando viajará a través de este sendero de vibración directa a ti. En otras palabras, atraes la energía y fuerza que deseas.

Parte del Trabajo con la Piedra es usada para enviar una fuerza. Esta depende de cómo dirijas tu resonancia psíquica y el propósito específico de la piedra. La esencia del espíritu de la piedra siempre trabajará dentro de su respectiva esfera de valor mágico. Cuanto más es usada, más poderosa se convierte.

Hay una tercera forma de usar las Piedras de la Tierra. En esencia son un tipo de talismán y como tal pueden ser usadas como talismanes. Usa el Llamado a la Tierra y después coloca la piedra sobre tu Altar, en tu habitación, junto a tu cama o bajo tu almohada o simplemente llevándola.

En toda la Magia de la Piedra que se enseña en esta obra y todas las muchas combinaciones de su uso, notarás un crecimiento de tu habilidad para hacer resonar tu pensamiento y poder psíquico cuanto más uses las piedras. Todas las personas son psíquicas hasta un cierto grado y en diferentes formas. Usando las Piedras de la Tierra en los métodos prescritos, entrenarás tu consciencia psíquica para resonar en la frecuencia correcta para los resultados deseados. Dependiendo de la elevación de tu actual habilidad psíquica para que tu pensamiento resuene, los resultados de tu trabajo serán proporcionales a tu habilidad. Este será tu punto base de inicio para el crecimiento. Descubrirás que eres mejor en algunos asuntos de trabajo mágico que en otros. Practica y pronto serás capaz de sentir el vínculo de resonancia entre tú y tus piedras conforme progreses.

NOTA: La ventaja de este sistema, además de su simplicidad e integridad, es que tu habilidad psíquica es constantemente ejercitada y se vuelve gradualmente más fuerte con el uso constante. Es bastante fácil centrar tu energía psíquica, hacerla resonar y liberarla. Lo que realmente puede ocurrir es que lateralices los dos hemisferios cerebrales por la resonancia del pensamiento y el sonido de las piedras golpeando. Esta es una teoría de cómo las piedras funcionan para ti como herramientas mágicas.

Recuerda, como con cualquier ejercicio, te haces más fuerte y más en forma. En la medida en que practiques este sistema, estarás ejercitando tu habilidad psíquica para que resuene. Esta es la clave para el trabajo.

Parte Seis

Las Piedras de la Tierra

Aquí está la lista de las piedras usadas en esta obra. Cada una tiene sus propios caracteres tallados en el lado frontal. Puedes crear una inscripción para el reverso para personalizar tu trabajo. Estas piedras son básicamente Talismánicas, de Llamada, o Talismánicas-De Llamada.

1. La Piedra Calig

Esta piedra es usada para Llamar a una persona. En el lado frontal tallarás el símbolo o Runas de la persona. En el reverso tallarás una inscripción, en Runas, para representar a la persona que está siendo llamada, por ejemplo, para Llamar a una persona para que trabaje en un taller especializado en tapicería para coches, representarías al tipo de persona, habilidades, etc., a la que deseas contratar. En el reverso tallarías una inscripción que represente los requisitos de la persona en cuanto a talento, habilidad, amor al trabajo y quizá hasta el logo de tu taller. Si conoces a quien quieres como trabajador, simplemente talla la cara de la piedra con el nombre de la persona, y el reverso con sus talentos. De Llamada.

2. La Piedra Cabeza

(Oog, pronunciada au-g). Esta piedra se hace con la semejanza de una cabeza. Es un espíritu tótem que actúa como un espíritu familiar. La Oog es creada y mantiene una energía específica, particularmente de protección. Deberías concentrarte en cualquier cosa en la que desees que tu espíritu familiar se especialice mientras la creas. Cuando la Oog esté completa deberías hacer una Piedra Calig para representarla con el símbolo del espíritu sobre el lado frontal y su nombre e inscripción sobre el reverso. Puedes enviar al espíritu para encontrar información que te será transmitida de vuelta en estado de sueño, meditativo o consciente. Para enviarla, usa un Ritual de Llamado a la Tierra, después usa el segundo ritual y golpea la Oog con su propia Piedra Calig. Talismánica-De Llamada.

3. La Piedra del Sapo

Protege contra los hechizos y encantamientos que se hayan hecho contra ti. Talismánica.


4. La Piedra de la Bruja

Protege contra las pesadillas, los succubi e incubbi. Talismánica.


5. La Piedra de Mayo

Protege contra la esterilidad, atrae y protege la fertilidad. Talismánica-De Llamada.


6. La Piedra de la Mujer

Atrae mujeres a ti. De Llamada.


7. La Piedra del Hombre

Atrae hombres a ti. De Llamada.



8. La Piedra del Amor

Atrae amor. Talismánica-De Llamada.


9. La Piedra del Nudo

Protege contra los enemigos, especialmente de sus malos pensamientos y maldiciones. Talismánica.


10. La Piedra de la Quilla

Protege contra los espíritus dañinos. Talismánica.


11. La Piedra Terl

Ordena el silencio a los enemigos. Talismánica-De Llamada.


12. La Piedra de Amarre

Ata energía, cosas, etc. a ti. De Llamada.


13. La Piedra Lungis

Hace que un enemigo se vuelva loco. Talla su nombre sobre el reverso. De Llamada.



14. La Piedra de la Doncella

Para Llamar a una joven mujer psíquica. De Llamada.


15. La Piedra del Mancebo

Para Llamar a un joven hombre psíquico. De Llamada.



NOTA: estas dos piedras son usadas para atraer personas a ti que se beneficiarían del aprendizaje de este Arte mágico y que trabajarían contigo.

16. La Piedra del Anillo

Protege contra la pobreza. Talismánica-De Llamada


NOTA: Para ser completamente efectiva, esta piedra debe ser llamada al menos una vez durante cada fase de la Luna con respecto a tu situación, y de acuerdo a los poderes de la Luna, esto es, Luna Llena - para Llamar a la riqueza. Luna Menguante - dispersa el infortunio con dinero. Luna Oscura - la mala suerte con dinero es quemada. Luna Creciente - la buena suerte y la riqueza crecen. Haz un llamado al efecto de todo esto. De Llamada.

17. La Piedra Dun

Protege contra la depresión. Talismánica.


18. La Piedra Hede

Para hacer impotentes a los enemigos. Talismánica-De Llamada.


19. La Piedra Mard

Esta piedra es usada para guardar tus secretos. Es casi una Oog en propósito, salvo por su apariencia. Puede haber una Piedra Mard por cada secreto guardado. Talismánica-De Llamada.


20. La Piedra Leard

Usado para el aprendizaje de secretos. De Llamada.


21. La Piedra del Dormir

Provoca cansancio o sueño para vencer a la víctima. Usada en la manera del segundo ritual, golpeada contra la Piedra Clig de la víctima. Esta es buena para el insomnio y mientras se está enfermo, cuando dormir es importante pero algunas veces difícil. De Llamada.


22. La Piedra Fantasma

Usada para convocar a un espíritu. Esta piedra básicamente es una Piedra Calig para espíritus. También puede hacerse para representar a cada uno de los cuatro elementos y direcciones. De Llamada.


23. La Piedra del Sueño

Usada para Llamar a un sueño profético. Usa el método de golpear esta piedra contra tu Piedra Khael o la Piedra Calig de la víctima. De Llamada.


24. La Piedra de la Curación

Usada con el segundo método, golpeada contra la Piedra Calig del sujeto. Sobre el lado frontal está la Runa indicadora de la enfermedad. Sobre el reverso está una inscripción indicando una orden positiva para luchar contra la enfermedad, invitando a poderosas fuerzas curativas y el nombre de la persona, el sujeto a ser curado. Después del ritual, la Piedra de la Curación es enterrada, conectada a tierra, mientras el sujeto se recupera. Este ritual también puede ser usado para curar de malos hábitos o rasgos a alguien. Talismánica-De Llamada.


25. La Piedra de la Verdad

Usada para hacer que una persona revele su verdadero yo, intenciones y personalidad. Sobre el lado frontal está el símbolo de la verdad, sobre el reverso está el nombre de la persona en Runas con la inscripción "Revélate a Ti Mismo". Talismánica-De Llamada.


NOTA: Este sistema mágico básicamente es Primitivo y Terrenal. Su fuerza base viene de la habilidad del practicante para proyectar su resonancia psíquica a un sujeto dado en una específica dirección. También demanda una comprensión o vínculo con la Tierra, Luna y sus ciclos naturales y manifestaciones de energía. Puede haber tantas Piedras de la Tierra mágicas como puedas diseñar. Aquellas contenidas en la obra original de este libro son básicas y tradicionales. Al entender este trabajo crecerás con él. Conforme tus necesidades e imaginación crezcan, desarrollarás tu consciencia psíquica.



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario