viernes, 14 de julio de 2017

Mitad Negra y Mitad Blanca I - La Diosa del Destino

Por Eric de Vries
(Traducido por Sugoi de Hedge-Rider: Witches and the Underworld)

El destino, Wyrd, teje su vida y su muerte, su trayectoria, sus pecados, su felicidad y su miseria. Como usted probablemente ha notado, el destino puede ser cruel, tomar la vida cuando aún se es joven, masacres, genocidio, violación, asesinato - todas son creaciones del Destino. La vida no es necesariamente agradable y la mayoría de la gente sufre: este es su Wyrd. El destino destruye la vida, destruye la felicidad y toma todo lo que siempre quiso. Sin embargo, el destino también da vida, da felicidad y da las cosas que siempre ha querido. El destino es tanto cruel como cariñoso. Ella es tanto madre como asesina.



Esta es una característica importante del Wyrd. Aunque esto es un proceso amoral y no puede juzgar si algo es bueno o malo, definitivamente tiene un lado positivo (creación) y negativo (destrucción). Esto es mostrado en el cuento de Frau Holle en el que a una de las niñas se le da oro y a la otra se le da nada más que suciedad. Esto significa tanto el lado positivo como el negativo del Destino. Por otra parte, esto también se muestra en la vida humana: un niño nace, crece y crece con el Destino a menudo manteniendo un papel "cariñoso" hacia él, mientras que en próximas etapas de la vida destruirá su cuerpo y, finalmente, lo matará. Las Damas del Destino generalmente han sido representadas como Tres Hermanas, las Hermanas Extrañas de Shakespeare, de pie junto al caldero. Aparecen como un signo de amenaza inminente al reino, para predecir el futuro del Caballero. Sin embargo, a veces su mensaje no es feliz o glorioso, a veces es la muerte, el castigo y el terror.



En los cuentos y canciones populares, los asesinos son a veces visitados por sus víctimas muertas que les informan sobre su azaroso destino. Los muertos, los seres del Otro Mundo, los elfos son a menudo mensajeros del Destino, prediciendo enfermedad venidera, guerra o muerte y a veces prosperidad. Los elfos están profundamente atados al Inframundo. En el folclore, la Señora de las Colinas Huecas también es llamada la Señora de los Elfos y preside un reino oculto abarrotado de elfos. A veces la gente pensaba en ellos como espíritus fallecidos largo tiempo atrás, o a veces espíritus divinos de la naturaleza y otras veces son los Genius Loci; los espíritus de un lugar que se han fusionado con la tierra. En algunas ramas de la brujería tradicional, se cree que cuando la muerte adviene, uno deja de ser humano y se transforma en un elfo, aunque reencarnará únicamente como humano. De cualquier manera, fueron seres íntimamente conectados con el Inframundo.

Aunque los elfos y los muertos a menudo aparecen como mensajeros, hay una suprema Diosa del Destino. Ella es la principal mensajera. La Señora que está detrás del doble rostro del Destino es la Dama de las Brujas. Ella es mitad oscura, mitad blanca; lo que representa sus aspectos de creación y destrucción. 

Al Pastor de Luckenwalde, la Señora de los Elfos, Frau Holle, se le apareció hermosa de frente, pero hueca y podrida por la espalda. Frau Holle, quien vive dentro de la montaña Venusberg, se dice que tiene la misma apariencia. A veces, Frau Holle aparece como una mujer con una cara mitad negra y mitad blanca. Su apariencia está íntimamente ligada al cruel y compasivo funcionamiento del Destino.



En el folclore, Frau Holle está íntimamente relacionada con el hilado y por lo tanto, el destino. Antes, el Destino estaba íntimamente asociado con el hilado y en realidad se equiparaba a él. De Noruega a Italia y de Rusia a Irlanda, la imagen y sabiduría popular de la Vieja Diosa fueron bien conocidas. Aunque los diferentes nombres culturales específicos difieren y ciertos aspectos parecen definitivamente diferentes, su asociación con el hilado es muy clara. En las doce noches después del invierno, se decía que Frau Holle reinaba Midgard. Durante este tiempo, de acuerdo con varias tradiciones populares, uno debería haber terminado de hilar o Perchta, un nombre local para Frau Holle, se limpiaría el culo con el lino todavía restante. Además, los hilanderos no deben continuar hilando durante las doce noches, porque Frau Holle, que es la Diosa del Hilado, los maldeciría y les enviaría mala suerte mientras recompensaba al trabajador que se detuvo durante las doce noches - en realidad rindiéndole homenaje, diciendo que Ella era la máxima hilandera, reconociendo su poder. Durante las Noches de la Madre, otro nombre para las Doce Noches, el orden natural se invierte y el Desgobierno impera. Tradicionalmente, Wodan - a quien volveremos en el próximo capítulo - guió a la Caza Salvaje durante estas noches, pero los primeros informes nos aseguran que también Frau Holle la lideró.



En realidad, las doce noches son los momentos más potentes para las operaciones de brujería. Se dice que durante los doce días después del pleno invierno, la Caza Salvaje y otros poderes del Otro Mundo vagan libremente por la Tierra Media. En estos doce días, (¿alguna vez has contado los días entre la llegada de los tres sabios al lugar de nacimiento de Jesús y la Navidad?) el orden mundial se invierte, el límite es más fino.

En Phulsborn, un hombre fue por la noche a una montaña donde se encontró con "Frau Hulle" hilando laboriosamente. Una gran pila de lino ya terminada estaba delante de ella, con una pequeña cantidad restante a su derecha. Le pidió al hombre que tomara el lino, pero rehusó diciendo que ya tenía suficiente en casa. Aún así, un poco del lino acabó en su zapato y cuando iba de vuelta notó un dolor en el pié, el lino se había convertido en oro.

Algo similar ocurrió con los niños de Kyffhauser. Ellos también vieron a 'Frau Hulle', hilando laboriosamente y ella les dio lino. Todos los niños tiraron el lino, a excepción de una muchacha. Cuando llegó a su casa, los bolsillos de la niña estaban llenos de oro. En Weingarten, un puente se yergue ante un castillo en ruinas. Por la noche, una anciana hilaba y la gente escuchaba los sonidos de la rueda hiladora. También, en Alemania, la gente adoraba a una talla de mujer de madera, especialmente durante las doce noches, también conocido como el Zwölften. Hilaban el lino y lo sacrificaban a la Mujer de Madera quemándolo en el fuego.

Además, en la colina del castillo cerca de Biesenthal, aparece una dama blanca con una rueda dorada en sus manos. En Neu-Berstein cerca de Gernsbach, una mujer fue a ayudar a las muchachas porque tuvieron que hilar demasiado para el señor del castillo. Frau Holle es la diosa del Hilado, así como del hogar y la laboriosidad y se puede ver claramente cómo estos dos elementos convergen en los cuentos anteriores. Frau Holle te ayuda, te da oro o alguna cosa si estás dispuesto a permanecer con ella.


A veces incluso la madre de Jesús adoptó el aspecto de hilandera de Holle. En la canción medieval Mariënfaden se dice:

"María, bien ella podría hilar, el hilo de esa mujer"

En Mecklenburg, se dice que cuando el lino no es hilado para cuando comienza el Zwölften, vendrá Frau Wod o Frau Gaue. En Preignitz vendrá Frau Gode; en Untermark, 'Frick' aparecerá; en el Harz el nombre original aparece a veces: Frau Frien o Frau Freke. Todos estos nombres son nombres erosionados o títulos del nombre Frick o Freya o una de las versiones femeninas del nombre Wodan. Podríamos darnos cuenta en un cuento popular que rodea el Venusberg, en el que se dice que dentro de esta montaña reside el espíritu de la tormenta, Wode, junto con su esposa Holda.


En última instancia esto conduce de nuevo a la idea tan sobrevalorada dentro de la Wicca moderna de una divinidad femenina y una divinidad masculina como los Dioses de las Brujas. Sin embargo, como veremos, Frau Holle es ctónica, oscura y muy diferente de la mujer completamente melodiosa del paganismo de la nueva era, que apenas se puede considerar como una mujer. Frau Holle es la diosa del hilado, como se muestra claramente a través de los cuentos populares y el folklore antes mencionado. Sin embargo, esto significa que ella es la Diosa mitad blanca y mitad negra del Destino. Ella es la que determina el curso de nuestras vidas, la que nos da felicidad o miseria, nos mata o nos da otra vida. Desde su vientre todos fuimos enviados y a ella regresaremos, a Nuestra Señora del Destino.




------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


No hay comentarios:

Publicar un comentario