viernes, 13 de julio de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (II)


El Elemento Perdido

Todos los actos del arte tradicional son geománticos, es decir, basados en la Tierra. La Tierra es el misterioso elemento “perdido” que actúa como fuente de poder primario y fuerza en las operaciones y transformaciones del Antiguo Arte. Esto se debe a que la Tierra misma es la Gran Reina, la Dama, la presencia y manifestación de una suprema realidad divina, y un ser de poder y Sabiduría intemporales.

Las fuerzas emergen desde el interior de la Tierra, las fuerzas fluyen a través de ella. Es parte de nosotros y nosotros somos parte de ella, inseparables. La Tierra es el verdadero poder que el hombre posee, ya que posee su propia mano izquierda o corazón latente. Pero la Tierra es el estanque de su poder, la Tierra y sus espacios interiores son la manifestación física de lo que se ha llamado la mente “subconsciente” o el “inconsciente colectivo”. La Tierra y su oscuro interior es el gran pozo de la memoria, el poder y las fuerzas que son una parte de todo el mundo. Tu propia mente más profunda es una y la misma con la Tierra, y la Tierra está viva. Está llena de fuerzas vivas. Muchos se han preguntado dónde podrían encontrar sus recuerdos, pensamientos, sueños y la mente más profunda, y la respuesta siempre ha sido “justo debajo de tus pies”.


Cuando camines sobre la Tierra, debes atravesar la “puerta delantera”, la cual es un cambio en la consciencia de tu relación con la Tierra, tienes que dejar de verte a ti mismo en términos de estar separado de la Tierra, y en cambio ver la Tierra como depositaria de tu poder, tus sueños, tus recuerdos, tus pensamientos y tu vida. Es también el espacio que habitan los muertos, que se suma a los constantes murmullos y susurros que corren por el suelo, los espacios oscuros de más allá que serpentean por tu cabeza cuando estás medio dormido medio despierto en el crepúsculo.

Tú y la Tierra sois uno. Para realizar con éxito cualquier rito del arte tradicional, desde el Housle o Comida Roja, hasta las operaciones más elevadas de poder y Sabiduría, como llamar a los ancestros o los durmientes en la oscuridad, o simplemente convocar conscientemente al poder de los Antiguos, debes experimentar la Tierra de esta manera, debes aceptar la verdad de tu condición con ella, y dentro de ella.

Pero la geomancia es el término clave aquí. La geomancia (no la técnica de adivinación, sino un término más amplio que significa “arte basado en la tierra”) es el corazón y el alma de las Antiguas Maneras, ya que todos los poderes emergen de la Tierra.

Las fuerzas de la Tierra emergen en todas las formas imaginables. Las corrientes de fuerza en la Tierra emergen en el Paisaje y en los caminos invisibles que se entrecruzan en el Paisaje. Aprender a interactuar con las alineaciones y los poderosos flujos de poder y manifestación en el suelo, y sus reflejos en los cielos, así como las realidades invisibles dentro de las que se encapsulan, es la clave.


Suena complejo, pero no lo es, es un simple cambio para sentirte inseparable de la Tierra, de la Naturaleza, y dejar ir de forma pasiva, permitiendo que la sensación de paz y “plenitud” te llene. Lo único que se interpone en tu camino para hacer esto es tu propio sentido, profundamente arraigado, de que estás separado, renuncia a él, déjalo ir. Ríndete a una forma mayor de ser.

Ahora debemos hablar de los caminos. Los caminos son las Vías Rectas, los Caminos Fantasmas, las Líneas de la Lechuza. Son los flujos de la fuerza espectral que se manifiestan en formas naturales y, en ocasiones, artificiales, el límite entre estas dos puede ser fino. Aunque los llamemos “Vías Rectas”, debes entender algo muy importante: el poder de la tierra no “se desarrolla” en largos patrones de líneas entrecruzadas. Crece en patrones orgánicos, circulares, ondulados, en todas partes. Se concentra en ciertos lugares.

Las “líneas” entre ellos son en realidad símbolos o conceptos creados por los seres humanos que unen dos o más “afloramientos” de fuerza juntas, y en virtud del hecho de que estas “líneas” conectan, usando la distancia más corta posible, dos o más lugares de poder, las líneas mismas son “indicadores” útiles para que el yo interno y la mente profunda se “alineen” en los lugares de poder. Como las polillas (en sí mismas antiguos símbolos del alma) que se sienten atraídas por las luces y las llamas, una corriente mental se traslada de un lugar de poder a otro, como si fueran antorchas en la noche guiando la mente de un lugar a otro. Algunos lugares de poder conducen directamente al Inframundo, por lo que las almas de los difuntos humanos y animales finalmente se sienten atraídas por ellos, y encuentran acceso hacia abajo a la fuente de las fuentes. El viaje del alma siempre sigue la ruta más corta posible, una línea, entre los lugares de poder y así lo hacen las “líneas” entre los llamados “Caminos Fantasmas”.

Donde estas “líneas” se encuentran o confluyen también son siempre lugares especiales, porque estos puntos de unión tienen “grandes poderes” dispuestos a su alrededor, que pueden ser aprovechados por una persona que se oriente “entre medias”. Lo que empieza a suceder, de forma natural, en estas “líneas”, es que la fuerza del mundo interior empieza a tomar forma allí, influye en todo, desde el crecimiento de ciertos árboles hasta en la decisión por parte de los seres humanos, tanto en la antigüedad como ahora, de construir edificios, caminos, campamentos, iglesias, templos, menhires, túmulos funerarios y otras cosas similares. Estas así llamadas líneas “ley” se pueden encontrar a menudo mirando en mapas topográficos y buscando signos reveladores como estos, todos alineados. 


Los Caminos Fantasmas pueden estar indicados por varias características naturales, o la fuerza en la Tierra misma puede concentrarse y alinearse mediante el uso del agua y la mente consciente de un brujo u operador; este es un Misterio geomántico que debemos analizar ahora. Los espíritus recorren los caminos de agua. Los vivos pueden usar el agua para crear líneas de incidencia espiritual. Por supuesto, hay otros significados para “caminos de agua”, estos pueden referirse a los paisajes acuáticos naturales en el medio ambiente. 

El Housle, así como cualquier otra operación efectiva, utilizará el poder de la Tierra, a veces en la forma de los caminos. Donde estos caminos y su poder son fuertes, los Antiguos son, o pueden ser llamados con facilidad. Nunca olvides esto. El siguiente fenómeno y las características de la Tierra o de las creaciones artificiales deben considerarse y tenerse en cuenta cada vez que realices un trabajo del arte tradicional. 

I. Los Caminos Cruzados

Esto se refiere al cruce de dos caminos físicos en algún lugar solitario. Las encrucijadas eran lugares tradicionales para la realización de la Brujería, así como sagradas desde tiempos inmemoriales para varios espíritus y divinidades que eran patrones del arte y los poderes del Inframundo. Pocas personas se dan cuenta de ello, pero las “encrucijadas” del saber clásico no se referían a una cruz de “cuatro direcciones” donde se cruzan dos caminos, sino a una unión de “tres vías” donde se bifurca un solo camino. 


Cualquier lugar donde se cruzan dos caminos físicos, o donde un camino se bifurca, es un lugar con carga espiritual, pero el tipo de encrucijada que se busca para las tareas del arte son caminos más solitarios, más rurales, donde el tráfico en la noche es inexistente. 

Irónicamente, la realización de ritos en las encrucijadas no es el principal problema. El lugar donde se cruzan los caminos es a menudo, pero no siempre, un lugar de poder similar a las colinas, árboles o piedras o los otros lugares que trataremos. El conocimiento de dónde se cruzan los caminos (ya que tienen una extraña forma de cruce en o cerca de los Caminos Fantasmas) es necesario para saber dónde se pueden encontrar los Caminos Fantasmas dentro de una región determinada, en los que puedes planear embarcarte en el arte. Mira los mapas o presta atención a las encrucijadas rurales, particularmente a los caminos antiguos o apartados. 

II. Los Árboles 

Los árboles, especialmente los árboles más grandes y viejos con grandes sistemas de raíces, son interfaces de poder entre este mundo y el mundo que se encuentra debajo. Las “líneas” naturales o alineaciones de árboles a menudo indican un Camino Hollado o Camino Fantasma, pero un árbol en pie solitario de gran poder o espíritu es a menudo un signo de la presencia de una vía, o un “afloramiento”. Los hongos como las setas que forman círculos de forma natural, especialmente a menudo y en la misma región, tienen una fuerza similar. Pueden indicar la presencia de conjunciones de caminos invisibles, o simplemente la disposición de un Camino Fantasma. También se deben tener en cuenta las arboledas, así como los bosques. Los bosques enteros solían ser sagrados, los “Árboles Campana” todavía puede que existan. 


III. Las Piedras Antiguas 

Como los árboles, los menhires, sean piedras solitarias (Piedras del Dios o piedras de señalización) o disposiciones circulares de piedras, a menudo tienen la función de mostrar un camino, y todas las piedras solitarias, especialmente las Piedras del Dios, son puntos de interfaz con la realidad interna de la Tierra, el Inframundo o el Otro Mundo. Los arreglos circulares o de otro tipo de piedras, generalmente muestran otras complejidades. Todos deben tenerse en cuenta localmente, al igual que los árboles o encrucijadas, o cualquiera de las otras características mencionadas aquí. 


IV. Las Colinas 

Las elevaciones en la Tierra, especialmente las colinas o cadenas de colinas, son indicativas de puntos de interacción entre la realidad multifacética de la Tierra y otras fuerzas. Las colinas solitarias son principalmente representativas de los túmulos funerarios y de los pasadizos al interior de la tierra. Son sus propios puntos especiales de interacción. Los túmulos funerarios reales, construidos hace mucho tiempo (o incluso recientemente) son lo mismo, cualquier lugar en el que los huesos o restos humanos, o los restos de criaturas muertas, hayan sido enterrados, se vuelven “más tenues”, se convierten en un punto de interacción entre dos realidades. 


V. Las Campanas y las Tumbas 

Las iglesias, especialmente las antiguas y las tumbas, son poderosas ubicaciones geománticas por muchas razones. En el Viejo Mundo, las iglesias a menudo se colocaban en sitios sagrados paganos; los cementerios de todo el mundo son puntos de interacción entre los vivos y los muertos y estas dos realidades, por una variedad de razones. La razón principal para que los cementerios sean tan potentes es que contienen los restos de los muertos, siendo lugares donde parte de la esencia de los muertos se ha fusionado con el suelo. Se convierten en puntos de “interacción”. 


VI. Las Aguas

Los estanques naturales, lagos, ríos, pozos y arroyos pueden actuar como puntos de interacción con el Otro Mundo, y pueden darse en paralelo o sobre los Caminos Fantasmas. Los estanques, pozos y lagos en su mayoría actúan como entradas a la realidad más profunda debajo de la Tierra; los ríos y arroyos también lo hacen, pero principalmente en sus fuentes. Algunas de las entradas más antiguas y poderosas al Inframundo son antiguos lagos y pozos. 


VII. La Luz Fantasma o Luz Amable

Esta es la clave de la geomancia, la luz amable. Este es el fuego de vigilancia o fuego principal que construye el operador para potenciar e iluminar los Caminos Fantasmas. Cuando se deben potenciar o aprovechar los Caminos Fantasmas por sus flujos de fuerza, es el fuego de vigilancia lo que hace que los espíritus de la Tierra respondan. El fuego y su luz son inútiles sin la mente del místico o persona de astucia que permanece en pie, vertical respecto al suelo, creando la llama y haciendo las invocaciones. Son la mente y el cuerpo erguido del ser humano los que producen la verdadera “fuerza vertical” que invoca al poder. 

¡El fuego debe crearse en armonía con los Caminos Fantasmas de la región! Todo tiene que “alinearse”, esto quiere decir que la ubicación del fuego no la eliges al azar, sino que está determinada por las fuerzas naturalmente expresadas del campo circundante. La Tierra misma muestra los puntos de interacción, debemos simpatizar con ella, y podemos aprovechar su poder. 


Normalmente debes hacer un boceto de un mapa del campo circundante y sus características, y tratar de ver lo que las diversas características físicas están tratando de decir, ¿qué patrones ves? Imagina las líneas de los Caminos Fantasmas que corren de aquí para allá entre dichos varios sitios, ¿se cruzan las líneas en lugares donde no hay nada? Este puede que sea el lugar donde debe estar el fuego de vigilancia. Si se va a hacer el Housle, es allí donde se encenderá la llama o el fuego del mismo. Si se debe hacer un Compás, es allí donde debería hacerse. La fuerza está ahí, los Antiguos responderán. Tienes que hacer tu mejor esfuerzo para simpatizar con los lugares naturales y poderosos de la Tierra, si es posible. 

Mira las características del paisaje, mira las encrucijadas, mira las antiguas ubicaciones de iglesias y tumbas. ¿Hay un gran grupo de árboles alineados con una colina o una serie de colinas, y hay un lugar donde dos caminos se crucen más allá de todo ello, pero aún en una línea relativamente recta? Márcalo. Mira alrededor. Puedes empezar a ver símbolos extraños y alineamientos que se forman en cualquier Tierra. 


No puedes dejar de lado el elemento de la Tierra en ninguna operación. Comenté sobre la elaboración de los Caminos Fantasmas usando agua. Es posible crear sitios haciendo esto, pero lleva su tiempo hacerlo. 

Para empezar, debes trabajar en sábado, al anochecer o al amanecer, o en el momento más oscuro de la noche. Debes tomar agua de un río o manantial, o de alguna otra fuente natural y llenarla con fuerza usando las invocaciones del agua dadas más adelante. 

En el momento de tu trabajo, haz “caminos de goteo” o vierte el agua a lo largo del suelo entre los fenómenos naturales (árboles, colinas, etc.) que deseas “alinear” geománticamente. Si creas más de un “camino de goteo” o “camino de agua”, entonces deberías hacerlo para vincular los diversos sitios que dan inicio a los caminos y que están contenidos en ellos, debiendo los caminos de agua cruzarse, de modo que donde se crucen, puedas crear fuegos de vigilancia y Compases. 

Deberías usar el agua, una gran luna es un activo importante, aunque no es estrictamente necesario. Siempre sería mejor hacer este rito en la fase creciente o llena de la luna. También ayuda (un poco) trabajar este rito cerca del momento de una antigua festividad, en la que tradicionalmente los invisibles recorrían los Caminos Fantasmas, pero debes llevar algún tipo de protección para hacerlo, lo normal es vestir una camisa, abrigo o manto del revés mientras trabajas. La mejor protección, sin embargo, es estar en términos amistosos con los poderes en tu Tierra local, y con los poderes del Inframundo, algo que requiere tiempo, dedicación y “trabajo interior” con regularidad para lograrlo. Generalmente, el mejor curso de acción será derramar sangre de tu propia mano izquierda y hacer pactos de servicio a los poderes de tu Tierra, y al gran Rey y Reina del interior de la Tierra. 


Cuando hayas hecho los caminos de agua, dirígete a la ubicación donde planeabas tener tu fuego de vigilancia, por lo general, cerca de un gran árbol o piedra o en una colina; y si hiciste o encontraste una serie de caminos, entonces intenta hacerlo donde se encuentren, y de forma general cerca de un punto de interacción, y enciende el fuego de vigilancia. Esta es la oración que se recita sobre él para darle fuerza (y a los nuevos caminos). 

Primero, di la invocación de los fuegos, dada más adelante en esta sección. Luego di: 

“Condúceme, luz amable 
Mantente Recta en el camino: 
La Dama va como una liebre blanco pálido 
La Dama va como una cierva blanco pálido; 
¡La sabiduría camina por la Senda! 
Sé tú la llama que Le da luz en Su camino. 

Un Cazador Blanco hace sonar un cuerno, 
Con Carracas toda la noche; 
Él se mueve entre las colinas 
Robin de Rojo todo el día. 
¡El fuego llena la Senda! 
Sé tú la llama que Le da luz en Su camino ". 

Después de que la llama arda, se debe hacer un rito propiciatorio (1) para los guardianes de la Tierra o los poderes internos de esa área en la forma de una comida sagrada. El sutil arte de tratar con éxito con los poderes, custodios y guardianes de la Tierra, se trata extensamente en el ensayo titulado “Protección y Mengua: El Rito de Llegada”. A algunas personas les gusta quemar huesos dentro del fuego, el “fuego de huesos” no es algo inaudito y se piensa que es una ofrenda al Poder Superior. 


Este rito no necesita realizarse cada vez que haces un trabajo. Si los Caminos Fantasmas con los que te has conectado son naturales, es decir, no creados por los goteos de agua, rara vez es necesario repetirlos. Si creaste las alineaciones, deberías repetir este rito estacionalmente. Pero de lo contrario, puedes trabajar en el área, realizando cualquier operación del arte tradicional con una mayor fuerza. En cualquier caso, independientemente de lo que hagas, la Tierra es el elemento perdido en la mayoría de las operaciones, y el elemento más necesario en cualquier trabajo. No te olvides de esto. 


(1) Un rito propiciatorio es un ritual que tiene la virtud de hacer que una deidad o espíritu sea propicio o favorable para el que lo realiza (Nota del Traductor).
------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario