domingo, 22 de julio de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (VIII)


El Santuario de Cuatro Lados y el Pozo de Ofrendas 

Este rito a Vindonus, el Rey Ciervo Blanco, está inspirado en ritos antiguos hechos en el Norte de Inglaterra. Este trabajo idealmente crearía un lugar de trabajo o santuario permanente, pero se puede hacer para crear uno que no lo sea, aunque si puedes, deberías hacerlo. Este trabajo está fuertemente ligado a la creación de un lugar sagrado del tipo “santuario de cuatro lados”. 
Traza un círculo de buen tamaño en la tierra desnuda, dejando una “abertura” en el borde Este del mismo, y cuando lo termines, marca un rectángulo dentro. El rectángulo debe tener sus dos lados largos orientados al Este y al Oeste. No uses implementos de metal para hacerlo. 
Clava una estaca blanca en medio del “lado Oeste” del rectángulo. Clava una estaca blanca en el suelo en el borde Este del círculo, en medio del espacio de entrada que dejaste. Clávalas lo más profundo que puedas, hasta que la parte superior quede casi a ras del suelo. Estas estacas deben ser de madera, y deben ser de roble, fresno o avellano. 
Coge piedras blancas y empieza a colocarlas a lo largo del borde del círculo, formando si puedes, un círculo perfecto revestido con piedras, con una entrada hacia el este. 
Dentro del borde Sur del círculo, y fuera del lado “corto” del rectángulo, cava un pozo de ofrendas de bastante profundidad. Lo primero que deberías dejar caer en este pozo es un palo sobre el que hayas tallado la imagen de un ciervo, tan tosca o finamente como puedas. Tenlo preparado, para colocarlo en el pozo cuando esté cavado. Personalmente hago esta talla después de haber hecho un Festín Rojo a Vindonus, el Señor Blanco en la Tierra, un día antes del comienzo de la construcción de este santuario. 
Dentro del rectángulo, a lo largo del lado occidental del mismo, escribe la palabra DEO en el suelo y dibuja una serpiente delante de ella. Cada vez que uses este santuario, debes volver a dibujar el rectángulo y la palabra “DEO” y la serpiente, o cualquier otra cosa que sea fácilmente barrida por el viento y el tiempo. 
Crea un sitio en el centro del rectángulo para una fogata o para una vela. 
Para consagrar este “santuario” construido para su primer uso o para cualquier otro uso, empieza caminando desde el Este, a través de la entrada y hacia el centro del rectángulo, y siempre mirando hacia el Oeste. Al usar este “santuario” como área ritual, deberías siempre mirar hacia el Oeste. Debería haber un cuenco de barro o madera allí en el centro del rectángulo esperándote.
Toca el agua ligeramente y di: 

“Aquí está el agua, bendecida por Vindonus,
un fértil río de vida, un medio para los fantasmas,
un agua que es un puente de paso para todo espíritu,
un agua que nutre a todos los seres vivos;
un agua que domina sobre todos,
gran poder, gran visión,
siendo desde las alturas hasta las profundidades,
el camino para los hechizos del que guarda las fronteras
y al mismo tiempo las cruza”.

Luego úngete con ella y llévala alrededor del círculo en sentido antihorario, vertiéndola sobre las piedras y haciendo los cuatro caminos hacia las direcciones cardinales. 

Regresa al centro y enciende el fuego, diciendo:

“Aquí está el fuego,
bendecido por las Madres,
dado por la doncella,
lámpara y luz para lo visible e invisible,
veloz espíritu y lengua de serpiente,
calor de vida del Sol y de la Tierra,
una estrella caída del cielo,
viviendo en el cuerpo, la calidez de Su bendita bondad,
una luz en cada hogar y en las profundidades de la Tierra.” 

Si tienes un cráneo o cuernos de ciervo, puedes ponerlos al Oeste del círculo, dentro del círculo pero fuera del rectángulo. Di “Pongo esto en nombre de Vindonus, el Ciervo Blanco, con mi mano izquierda lo coloco”. Si tienes un cráneo o cráneos de perro, puede colocarse al Norte, diciendo “Coloco esto (estos) en  nombre de Vindonus, líder de la caza, con mi mano izquierda lo coloco (los coloco)”. Estos son realmente los únicos otros objetos que debes usar alrededor de este círculo. 

Cuando todo esté hecho, di: 

“Gran Vindonus, mira este lugar Sagrado,
rodeado de agua, rodeado de piedras,
una llanura consagrada, un campo, un prado,
como los sagrados campos de montículos y templos,
todo lo interno en contacto con todo lo externo,
aquí hay un asentamiento sagrado de fuego,
un lugar de paso entre el espíritu y el hombre,
el círculo indestructible del Destino”.

Luego inclínate una vez hacia el Oeste. Después de eso, puedes trabajar. 
Este santuario puede usarse para cualquier trabajo, pero si es para un Festín Rojo debería usarse siempre la variante “asesina”. Deberían verterse los restos de todos los Festines Rojos que se hagan aquí en el pozo excavado en el Sur. Si haces peticiones con pergamino, debería quemarse y las cenizas echarse al pozo, después o durante la quema. 
Cualquier ofrenda traída a Vindonus aquí debería depositarse en ese pozo, y que NUNCA vuelva a ser tocada. Es útil tomar palos o piezas planas de madera, y tallar las solicitudes a Vindonus sobre ellos, con tu propio nombre, así como tu agradecimiento y promesa de hacer más Festines Rojos y ofrendas a él a cambio de que tus favores sean respondidos, siendo utilizados en los ritos de petición, arrojándolos también en el pozo, quemados o no. 
Una vez que hayas “establecido” el santuario, si deseas que sea un área permanente, puedes volver a él sin tener que hacer todos los demás movimientos rituales, solo entrar en él, asegurándote de que las palabras y las líneas en la tierra sigan siendo visibles (algunas personas simplemente hacen de tripas corazón y tallan la palabra DEO y la serpiente sobre una piedra y la ponen al Oeste del rectángulo, recubriendo también el rectángulo con piedras) y luego se ungen con un poco de agua y encienden un fuego, o descansan por un momento con la mano en la frente, como una invocación de fuego, continuando después con oraciones, invocaciones o lo que sea. Es muy flexible. Puedes combinarlo con los otros ritos y explicaciones dadas en este libro de rituales. 



------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario