viernes, 3 de agosto de 2018

Libro Ritual: El Arte del Pueblo Escondido (X)


El Rito de Llegada: la Custodia y la Antigua Persuasión 

Llegas a la colina, el campo o el bosque, y por eso esto se llama el Rito de Llegada, el Rito de Custodia. Viajas a tu lugar de trabajo... dejando atrás lo que te es familiar. Este rito es para comunicarse con el Genius Loci, el espíritu de un lugar. 

Cada uno de nosotros es en última instancia un Misterio, un poder inmortal enraizado e inseparable de Ella, la Fuente Oscura. Cada individuo deriva de Ella su sentido y la base del verdadero “yo”, incluso la voluntad de ser... y los lugares no son diferentes. Aquí está el Misterio dentro del cuerpo del Manto Verde: más allá de la Madre Tierra está la misteriosa Reina del Destino. Este es el “Misterio de lo verde”. 

Cada lugar es también un reflejo de Ella, una parte del tejido del Manto Verde. Cada lugar también está empapado de Su consciencia y vida. 

Por ello, la verdad del animismo ha funcionado desde un principio lejano, primero pronunciada por los labios del primer sabio, aquellos chamanes primigenios y videntes... todas las cosas están “vivas”, todos los lugares y las cosas tienen un “espíritu”. Esto lo podemos ver y experimentar. El secreto está en la realidad de la participación esencial de tu ser con la Naturaleza y con cada colina y vado. No puedes separar la consciencia humana, la mente y el ser de la cadena de fuerzas que dan lugar a aquello que es. 

Después de siglos de contacto con hombres, animales y la flora local, el espíritu del lugar crea un carácter, su propio ser se involucra con los seres humanos, se ve influenciado por las mentes, los sueños y eventos que lo saturan, al igual que las personalidades, sentimientos y pensamientos se ven afectados en un nivel profundo por el clima espiritual y los poderes que llenan los lugares donde ellos habitan. Este “poder del lugar” a menudo aparece en la mitología como una mujer (la Dama Blanca), o la Diosa protectora del clan o de la aldea que cohabita la Tierra en la que aparece, estas son manifestaciones del Misterio en la misma Tierra, del guardián de ese lugar. A veces, hay más de uno. Otras, el guardián es la presencia de una gran extensión de la Tierra. 


Algunas veces este guardián puede parecer masculino, pero esto es una cuestión de la propia intuición de la persona que ve. Un espíritu al que conocí y que a sí mismo se llamaba el “espíritu de esta tierra”, parecía abarcar casi todo un municipio y las Tierras que nuestro río drenó. Era poderoso, paciente e inquisitivo. En verdad, nunca he “hablado” con un espíritu más curioso con respecto a quién era yo y qué estaba haciendo. Vi cómo un roble muy viejo caía por completo y destruía dos postes de telefonía, una hora después de que le pidiera algún signo visible de su presencia, para convencerme de que no estaba soñando mi contacto con él, así que ten cuidado en tus tratos 

A los espíritus de la Tierra se les llama el Pueblo Oculto, los Extraños o Huldafolk1. Los poderes en la Tierra fueron los primeros dioses que los hombres adoraron, cuando los pueblos antiguos estaban más cerca de las potencias de la Naturaleza, y tenían respeto reverencial y verdadero por ellos. Vivían por sus bendiciones de maíz, salud y juego. El corazón y alma del antiguo arte trata de la relación sacramental del hombre con la Naturaleza, que es una realidad divina en sí misma. Los poderes blancos todavía existen en la Tierra, y existen sobre nosotros. Pueden ser peligrosos para los hombres, a veces aparentemente sin motivo; otras pueden causar daños al provocar accidentes en un lugar, o pesadillas, o ahuyentar a los intrusos con sentimientos de temor inexplicables. A los Extraños verdaderamente malvados o maliciosos se les llama a veces “Hombres Rojos”, son los gigantes del antiguo saber, los poderes caóticos que luchan contra el orden del mundo. La lección es clara: no todos los lugares quieren a las personas. 

Los Feeorin, o esa gente escondida que habita debajo de la Tierra (los poderes post mortem y prenatales de hombres y animales), pueden emerger en lugares naturales, y a menudo lo hacen, pero no se les debe confundir con espíritus puros de la Tierra. A veces, la superposición entre ellos es enorme, lo suficiente como para hacerlos parecer uno y lo mismo. En muchos sentidos, los Feeorin son una parte tan importante de la realidad interna de la Tierra que se los ve como espíritus de la Tierra. A veces, los Feeorin protegen incluso un lugar. Pero la actividad manifiesta de los Feeorin en lugares naturales, casi siempre está ligada a ciclos temporales; los espíritus de un lugar son los poderes no humanos que se manifiestan siempre allí. Al final, no hay reglas claras para las fuerzas espirituales en el cuerpo de la Naturaleza, los límites entre los poderes de la Tierra y los Feeorin son siempre vagos. 

El siguiente ritual está diseñado para ayudar a establecer contacto con los guardianes de los Lugares. Si están allí con una gran consciencia y no se les molesta, generalmente son omniscientes y casi todopoderosos en lo que respecta a sus áreas, y tienden a ser muy protectores. 

Si alguna vez has estado solo en el bosque en alguna parte, y sin ningún motivo experimentaste un sentimiento de temor que te hizo abandonar o querer marcharte, es posible que un guardián o los poderes locales te hayan “echado” del lugar. En nuestra práctica, no realizaremos rituales de ningún tipo en una zona sin ir primero a un gran Árbol (preferiblemente roble o espino: el árbol actúa como una interfaz entre el mundo de la Tierra de arriba y la dimensión invisible de abajo y de dentro de la Tierra) en dicha área, con un cuenco de madera con leche, ofreciendo la leche así como haciendo un fuego de vigilancia (descrito en este libro ritual). Diciendo al guardián(es): 

“A los Ocultos (o poderes ocultos) de esta Tierra, 
Que vigilan desde Abajo: 
A los Custodios de este lugar, 
Hacemos esta ofrenda, os honramos y damos buena fe, 
A vosotros hacemos un llamamiento para la unión 
En la adoración a las Antiguas Maneras 
Que hay en nuestra sangre. 
Sabéis de nosotros por nuestros juramentos 
Y por aquello que amamos, 
Buscamos aquí la Sabiduría” 

El Festín Rojo se puede utilizar, usando solo la leche, para este fin. Durante un rato, esperaremos y observaremos cualquier señal de aceptación o rechazo del guardián. Observaremos atentamente a los animales, ya que los animales locales, especialmente las aves, están a menudo vinculados con los guardianes y actúan como un producto de su poder. 

Escucharemos los vientos, cualquier ruido repentino o extraña visión. Ningún signo es una buena señal, en caso de que no veas nada. Pero tus posibilidades de no ver “nada” en una zona natural no son buenas, todos los lugares están llenos de movimiento y vida. Más que nada, debes sentir la presencia en el lugar. Si “sientes” el lugar, este te hablará mucho, pero no debes tener expectativas de una manera u otra en cuanto a lo que experimentarás. Ve abierto y libre. A veces, a la gente le gusta hacer un Compás y recorrer su círculo tomando el camino a la izquierda en un lugar para reunirse con los poderes que hay en el mismo, esa es una forma más compleja, pero igual de poderosa, si no más. 

Ten en cuenta que los guardianes no siempre son solo el espíritu del lugar natural: los poderes de las personas difuntas pueden convertirse en guardianes si lo eligen o se ven obligados a fusionarse con un lugar, como lo hacen los animales, que en el pasado a veces eran matados ritualmente o enterrados con dicho propósito. Esto es especialmente cierto para casas y pueblos. Otros espíritus y poderes pueden convertirse en guardianes por muchas razones. Te sugiero que estudies “Underworld Initiation” de Stewart para obtener una mejor comprensión sobre el concepto de Custodia. 

Una Nota sobre los Guardianes 

¿Por qué están “guardando” un lugar? “Custodiar” no significa que un espíritu o poder esté parado allí como un centinela. “Custodiar” indica un estado del ser en el que una entidad, ya sea viva o muerta, ya sea humano, animal o deidad, se “fusiona” con la realidad interna de ese lugar, convirtiéndose en intermediaria del mundo interior, asegurando que la transferencia apropiada del poder se mantiene en un sitio (la transferencia de poder de la vida a la muerte, de una forma a otra, de un mundo a otro) y que nada lo interrumpe de manera errónea o radical. 


También se aseguran de que la forma del lugar solo cambia de manera natural o de acuerdo con el respeto, y que el medio ambiente y aquellos que dependen del mismo permanecen también intactos. 

Finalmente, existe un deber de custodia que asegura que la desfiguración del lugar y el comportamiento irreverente no tengan lugar en su interior. Los guardianes o Custodios, como se les llama, pueden provocar “accidentes”, pueden causar incendios o saturar los lugares con sentimientos de temor; estas son sus herramientas de defensa habituales. Además, aquellos que interrumpen con malicia el poder unificado de una zona, pueden encontrarse atrapados en una secuencia de eventos que conduzca a su propia desgracia: una secuencia de poderes creada por ellos mismos que los impulse a fusionarse con las fuerzas perturbadas antes y después de su propia muerte corporal. Podrían verse transformados en un poder o espíritu, destinados a proteger un lugar hasta que el poder fluya armoniosamente de nuevo. 

La vida es una gran participación de causa y efecto, un tejido de muchos tipos de intercambio de poder, de innumerables cambios y eventos interrelacionados. Nunca olvides que la existencia antes, dentro y más allá de lo que llamamos “vida” es exactamente la misma, aunque expresada en diferentes niveles de consciencia. Las consecuencias, en el sentido más amplio, son algo que el sabio siempre debe considerar. Hubo momentos en el pasado remoto, en los que ciertas personas o familias fueron designadas como guardianes de lugares especiales o lugares sagrados. En la actualidad, aún podemos unirnos a esta tradición adoptando lugares y asegurándonos de que permanezcan sin contaminación y limpios, y tratándolos con reverencia. 

Con el tiempo y con la aceptación de los guardianes de dichos lugares, los mismos pueden convertirse en sitios poderosos para las prácticas de la antigua fe. Pero ten cuidado: esto no es una tarea a la que lanzarse a la ligera. Cuando te dedicas a un lugar, se supone que no es solo por un par de meses o incluso años. Intenta convertirlo en un compromiso de por vida, o incluso en un compromiso para después de la vida, porque los poderes con los que te involucres pueden requerirlo. En dicho momento, empezarás a entender la seriedad de la custodia. 

El Rito de Llegada 

Hacer solo una pequeña y molesta ofrenda y comprometerse a respetar el sitio de trabajo no es suficiente. Se requiere que los miembros del grupo de trabajo (particularmente el líder o las personas dotadas para experimentar conscientemente la realidad extrasensorial) dediquen tiempo a conocer a los guardianes o Custodios de su zona. Una vez, en la que tuve que vivir en una ciudad, empecé este proceso desde mi patio delantero, haciendo finalmente un fuerte contacto en un parque de la ciudad, por lo que vivir en una ciudad no es excusa para no intentarlo. El espíritu Custodio aquí tiene una ciudad sobre su “espalda”, pero eso no significa que no esté allí. Recuerda, las ciudades también son lugares naturales. 

¿Cómo hacer para “conocerlos”? Déjame advertirte: en muchos casos, no estamos en el suelo de nuestros ancestros. Sé respetuoso. Si te encuentras en los EE. UU., y eres de descendencia estadounidense no nativa, probablemente te encuentres en el suelo que tus ancestros tomaron por la fuerza o por otros métodos menos honorables. 

Los espíritus locales pueden rechazarte directamente, o si eres educado, pueden aceptarte. Puede llevar semanas o meses establecer una buena relación con ellos. Una cosa es cierta: tu efectividad en los rituales y ritos se reducirá si los guardianes locales o los espíritus de la Tierra se resisten. Así que ponte de su lado, si es posible. Si planeas trabajar cerca de antiguos lugares sagrados de nativos americanos, sé especialmente cuidadoso. Te sugeriría que no lo hicieras. 

El Rito de Llegada puede hacerse como quieras, siempre y cuando tengas los siguientes “ingredientes”: 

1.) Una libación de leche o cerveza, para verter en el suelo o en el lugar. 

2.) Un fuego de vigilancia. Esto puede ser un pequeño fuego, o incluso una vela. Pero, cuando lo enciendas, debes encenderlo con voluntad e intención... debes tener la intención de encenderlo, como una señal de que “estoy aquí, listo para hablar, que esta llama me ilumine, me haga visible, os guíe hacia mí, y nos mantenga calientes”. Encender un fuego con voluntad y templanza “alimenta a los Custodios y levanta a los Feeorin”. Este fuego-señal, cuando se enciende con intención, es la clave para comunicarse con los poderes de una Tierra. Cuando enciendas cualquier fuego ritual, tienes que hacerlo con la expectativa de poder, tienes que encenderlo reverentemente, sabiendo que al hacerlo ESTÁS creando un espacio y un faro al que los poderes pueden ser atraídos y lo serán. Debes sentir que estás creando y entrando en un lugar místico. Sin este conocimiento y aceptación, no puedes consagrar ningún fuego ni otra cosa. 

3.) Un vínculo emocional con el lugar y el guardián. Tienes que desear la comunión, desear aprender sobre el lugar, para obtener una visión del Otro Mundo en el mismo. Necesitas el deseo de ser aceptado en dicho lugar. Los poderes allí actúan como mediadores, y tienes que desear conocer la naturaleza interna del lugar, experimentarla y demostrarla, que es lo que el “ritual” en un lugar natural (particularmente en un lugar sagrado) realmente es. 

4.) Desnudez Simbólica. Debes aprender a estar simbólicamente “desnudo”, es decir, a tener la confianza, sencillez, apertura y disposición para ser receptivo y aprender, que un niño pequeño posee. Tu autoconfiado y educado yo adulto no puede hacerlo. Conviértete de nuevo en el niño “desnudo”, confrontando el Misterio del ancho mundo y escucha realmente. 

5.) Las Palabras de Poder. Estas palabras son “Aquí estoy, seres Ocultos que crecéis, atestiguad mi arte. Venid al fuego de vigilancia. Rezo para que me enseñéis”. Concluye tus invocaciones a los guardianes con esas palabras, preséntate por tu nombre y por el nombre de tu madre. Una vez más, puedes usar el camino hacia la izquierda para hacer el contacto; esta era la forma más antigua, y sigue siendo igual de apropiada. 

Nunca olvides que la clave de las experiencias auténticas y genuinas cuando uno se comunica con estos poderes, es tener una buena pasividad con respecto a lo que “verás”, no abrigar expectativas y mantener la claridad y la apertura a lo que haya. 

* * * 

En cuanto al Rito de Llegada, eso es todo. Aparte de eso, asegúrate únicamente de hacer este rito solo y de noche. Ve a ellos. Por lo general, no vendrán a ti, es decir, hasta que te conozcan. 

Y, un consejo más: todos los espíritus/guardianes de la Tierra en todo el mundo tienen una cosa en común, y ocurre que nosotros también la compartimos con ellos: tenemos la misma madre y la misma Reina. La verdadera Reina de abajo y adentro, la Velada - Ella es la Reina de los poderes de la Tierra, así como de los seres humanos. Si la amas, la sigues, la respetas, ellos lo sabrán y probablemente te respondan mejor. Además, los guardianes/espíritus de la Tierra responderán a Su nombre y al nombre de la Anciana del Destino, y reaccionarán ante tu uso de él. Ellos saben cuál es el poder real, ellos existen en él. Es difícil separar a los dos, al uno del otro. 

Ella es esencialmente “el ser supremo” para ellos, como lo es para todas las cosas. Uno puede ver fácilmente cuán estrechamente relacionados deben estar los “espíritus de la Tierra” y el concepto de “Madre Tierra”. Muchos poderes de la Tierra son manifestaciones directas de Ella, especialmente los que aparecen como mujeres oscuras y majestuosas, o mujeres vestidas de blanco o a caballo. 


1 Huldufólk (pueblo oculto en islandés y feroés, de huldu- “perteneciente al secreto” y fólk “gente o pueblo”) son wights (la manifestación de las energías de un lugar dado, de forma individualizada) en el folclore islandés y feroés (Nota del Traductor). 


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:






6 comentarios:

  1. Excelente, muchas gracias mi hermano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, como siempre un placer leerte o simplemente saber de ti. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Estoy deseando leer más del blog sigue así !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vik_proyect, me alegra haber leído tu amable comentario.

      Eliminar
  3. Gracias por tu dedicación y trabajo, y por hacer llegar a los interesados en el Oficio tus recomendaciones. En un camino tan difícil y raramente frecuentado no sobran ni la ayuda ni las indicaciones adecuadas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anton, por gente como tú es que comparto mi trabajo de traducción, hay tan poco en nuestro idioma traducido y de calidad, que entiendo perfectamente que estos textos te sean de utilidad. Un abrazo.

      Eliminar